Chapa a tu choro

Edhin Campos Barranzuela
Typography

edhin campos Por: Dr. Edhín Campos Barranzuela

Mucha indignación, pero en honor a la verdad también bastante beneplácito, viene causando en la comunidad nacional, la reciente campaña ciudadana denominada “ chapa a tu choro y déjalo paralítico “, que se viene fomentando en la redes sociales y que además diferentes distritos y provincias del país, la vienen tomando como una buena acción cívica.

Chapa a tu choro, surge de la venganza privada, la incesante inseguridad ciudadana y frente a la inoperatividad de las instituciones tutelares del Estado y además se caracteriza porque los ciudadanos ejercen venganza contra el delincuente que les ocasiona daño a su patrimonio e integridad física y ejercen un daño igual o mayor al recibido.

En tal sentido la historia del Derecho Penal, como disciplina jurídica ha tenido a través de la historia, cinco transformaciones, a decir de los estudiosos. Se hace alusión a la venganza divina, la venganza privada, la venganza pública, el periodo humanitario y el periodo del derecho penal científico.

Entonces el hecho mismo que cualquier ciudadano o través de las denominadas “ rondas urbanas “, quieran hacer justicia con su propia mano y además atentar contra la propia integridad física del delincuente, lesiona todos los principios y derechos de la tutela jurisdiccional efectiva, el legítimo derecho a la defensa, así como también la garantía constitucional del contenido esencial del debido proceso, pues en pleno siglo XXI nadie pude hacer justicia con sus propias manos y menos que el Estado avale este tipo de inconductas sociales.

El Derecho Penal es un medio de control social y el propio Estado a través del ius punendi debe mantener el orden en la sociedad y controlar a los ciudadanos por diversos medios, pues la finalidad de este control es asegurar la convivencia de las personas que conforman la sociedad.

Si bien nuestro Código Penal y Código Procesal Penal constituyen poderosos instrumentos para luchar contra la delincuencia, la inseguridad ciudadana y el crimen organizado, estos también presenta instituciones procesales y sustantivas, para poder detener a las personas que cometen ilícitos penales como los casos de flagrancia, así como el control de identidad, que permite a los Serenos, al ciudadano de a pie y a la propia Policía Nacional detener a las personas hasta por cuatro horas y luego ser puestos a disposición de las autoridades respectivas, en caso se encuentren requisitoriados o hayan cometido delito, mediante la flagrancia delictiva.

Al respecto el Presidente del Consejo Nacional de la Magistratura Dr. Pablo Talavera Elguera, ha expresado su preocupación ante los hechos relacionados a la toma de justicia por diversos pobladores de diferentes partes del país y ha manifestado que para frenar dicha situación, urge fortalecer las instituciones democráticas en el país.

En efecto también el Ministerio Público, ha expresado su más profundo rechazo a estas prácticas de tomar justicia por sus propias manos y exhorta a la población a no ser partícipe de las mismas, a fin de garantizar el Estado de Derecho en nuestro país.

De la misma forma ha indicado que tomar la justicia por sus propias manos, al margen de la ley, también constituye delito, por ello precisa que existen Fiscalías de turno permanente en todo el territorio nacional a fin de que los ciudadanos puedan acudir a denunciar estos ilícitos hechos y lo propio también lo ha expresado el titular del Poder Judicial y del Ministerio del Interior.

Es que a decir verdad, la ciudadanía se encuentra cansada de la inoperatividad de las instituciones que tienen que luchar contra la delincuencia, la inseguridad ciudadana y el crimen organizado, pues mucho se escucha que la Policía Nacional captura al delincuente y el Ministerio Público o el Poder Judicial los deja libres o que la propia Policía Nacional no tiene un verdadero equipo de inteligencia para poder capturar a los “ peces gordos “ de la delincuencia, en fin cada institución se echa la pelota y eso está muy mal, porque juega a favor de la delincuencia.

Por tal razón, frente a esta masiva campaña “chapa a tu choro y déjalo paralítico “, urge que a partir de ella, se realice una verdadera reforma de la administración de justicia penal y se constituya una eficaz política criminal del Estado Peruano, en donde no solo exista incremento de penas, sino además las garantías y respecto a los derechos fundamentales de las víctimas, de los delincuente y también la protección de la propia sociedad…se corre traslado.

Dr. Edhín Campos Barranzuela/Past - Presidente de la Corte Superior de Justicia de Ancash, Actual Jefe de la ODECMA –ANCASH, Doctor en Derecho y Educación, Magíster en Ciencias Penales, Licenciado en Ciencias de la Educación, Licenciado en Comunicación Social y Docente Universitario.