Los 14 años del Diario Virtual El Regional de Piura y su crecimiento

Andrés Vera Córdova
Typography

ERP. El Diario El Regional de Piura, inició sus operaciones el 22 de septiembre del año 2002 y pasado 14 años se mantiene con el mismo objetivo y con la misma dedicación de siempre. Durante este tiempo se han presentado cambios sustantivos y hechos noticiosos que marcan de alguna manera la historia de la región Piura y de manera especial la provincia de Sullana, en los cuales hemos estado presente.

De acuerdo al análisis y estudios de tráfico de los portales de noticias de la región Piura, Diario el Regional (http://elregionalpiura.com.pe) se ubica en el primer lugar, y con una diferencia muy distante le siguen Diario El Tiempo, Walac, Radio Cutivalú, La Hora y Piura Virtual respectivamente. Existen otros portales en Piura y sus provincias, pero con bajo nivel de visitas. 

Tras el abrupto colapso del primer ensayo de descentralización, se dan las normas y se inicia el nuevo proceso tomando como base los departamentos. Es la época del año de creación de este diario que se inspira en su nombre en un proceso anhelado por las provincias, para una mejora de sus condiciones políticas, sociales y económicas.

Hemos seguido los cambios políticos, administrativos y económicos de estos espacios geopolíticos, el entusiasmo de sus gentes en una primera instancia y el desencanto después, la descentralización inicial y la concentración posterior; las elecciones de mandatarios aplaudidos en un inicio y vapuleados después. Igual, cada provincia, cada distrito es una realidad y en ese sentido, informar siempre será una ardua tarea.

Dar a conocer hechos noticiosos desde una determinada zona territorial en un mundo cada día más globalizado, donde lo físico cumple un rol secundario, implica definir con claridad la importancia de la noticia y el interés que podría obtener en la red. Procesos más globalizados, tienen mucha más aceptación; sin embargo, y esa es una primera constatación conforme avanza la globalidad, se mira con mayor interés lo de la localidad.

Otro aspecto tiene que ver con la importancia de la información y la tecnología para acceder a ella. La época de la imprenta subsiste y con gran arraigo, la radio ha capitalizado su importancia y la televisión de cable o señal abierta siguen siendo determinantes entre las opciones de los lectores, radio oyente o televidentes. Sobre esa base, se han construido portales de Internet para extender sus contenidos.

El periodismo por Internet viene dejando de ser nuevo. Periodistas que quieren ser independientes y no tener las cortapisas de un formato tradicional han encontrado la oportunidad para expresarse libremente; e igualmente, existe un marcado interés de otro grupo humano por dejar de ser fuente para convertirse en protagonista de la noticia.

Como hemos expresado en otras oportunidades, el metamedio, periodismo por Internet, periodismo digital, o periodismo en línea, como se le quiera llamar no es una ventana de libertinaje; el tratamiento de la información se sustenta en los mismos principios éticos del periodismo en general.

Aunque las palabras son verdad de perogrullo incumplidas pero vitoreadas siempre, diremos como lo precisa la Ethical Journalism Network, que existen principios que puede constituir base para todo aquel que aspira a lanzarse a la esfera de la información pública demostrando responsabilidad en la forma de informar.

Uno de ellos es la verdad y precisión, que no se trata de la verdad filosófica pero si es requisito ineludible acercarse a los hechos con exactitud y con precisión; igualmente, la independencia de condiciones que lo podría limitar y frente a las fuentes mismas otorgan la solvencia necesaria para llegar con la información adecuada y sin mayores tergiversaciones.

La equidad y la imparcialidad, implica que la noticia siempre tiene miradas o como dijo Gabriel García Márquez, tras un plano principal siempre se encuentra el que no se ve. Por ejemplo, para un periodista desaprensivo una premiación por un presunto éxito puede serlo, pero otro puede mirar más allá y en el contexto y comprobará que existen diversas formas de ser premiado sin merecerlo.

La humanidad es un valor que se reclama de los periodistas y siempre nos encontramos en ese dilema, de lo que es humano y de lo que merece informarse. Recientemente, logramos el video del incendio de un vehículo, donde las gritos desesperados acercaban a la muerte a las personas que iban en su interior; el hecho desgarrador nos da una lección si merece o no que el lector conozca.

La responsabilidad, es promovida como un valor que todo periodista debe asumir; no existe verdad perfecta ni un lado ni en otro, las cosas obedecen a un contexto y en ese evaluar, unos crearán que tal hecho tiene una determinada significancia, pero para otros puede diferir. Las disculpas del caso, nunca pueden renegarse y es una posibilidad frente a los yerros.

Evidentemente, uno y otro principio ético puede ser invocado por quienes ejercen el periodismo y también por quienes no lo son. Por ejemplo, aquel que reclama llamar a la SBS para ahondar sobre un determinado tema, podría recomendar igualmente del porqué se ha anquilosado en un cargo en desmedro de otros; ahondar de los graciosos viajes al extranjero de autoridades para recibir premios no merecidos y cubiertos con dinero que no le es suyo, sería otra vertiente a considerar. 

Es decir, ser ético es una responsabilidad periodística, pero igualmente lo es de todos los ciudadanos. Invocar a unos lo que se incumple en el accionar personal, siempre será una graciosidad producto del envanecimiento o auto engreimiento de circunstanciales personajes públicos y no públicos. 

Hemos cumplido 14 años y tenemos mucho que aprender en la vida y en el ejercicio periodístico. Primero a tomar con humildad lo logrado hasta el momento y segundo, comprometernos a seguir informando con la misma amplitud y con la misma mística de siempre.

Finalmente, nuestro agradecimiento a los miles de lectores, que diariamente nos siguen, nos leen y nos comentan en la Web y en las redes sociales del Diario El Regional de Piura.