Av. Marcelino Champagnat: Alcalde y regidores de Sullana no saben definir lo más importante

Andrés Vera Córdova
Typography

ERP. (Andrés Vera Córdova). Por concepto los recursos de una municipalidad como para cualquier persona, son escasos. La racionalidad indica que se debe buscar su mejor uso, en función a los problemas más urgentes, es lo que se llama eficiencia y eficacia y no gastar por gastar como viene sucediendo en la municipalidad provincial de Sullana, donde a algún “iluminado” se le ha ocurrido llenar de enrejados toda la avenida Marcelino Champagnat.

La pregunta sencilla sería “¿Rejas para qué o para quien”. La otra interrogante, va en relación a la primera ¿No existen otras urgencias en la ciudad de Sullana, que prefieren enrejar las áreas verdes de la avenida?.

La avenida Marcelino Champagnat, fue construida en la época de don José Burgos Ramos y sin duda, es una obra integradora de la ciudad, convertida hoy por hoy en una zona de alto comercio intensivo, donde se han ubicado varios negocios y es probable, conforme vaya avanzando el desarrollo de la capital provincial seguirá densificándose los usos de los inmuebles en toda su integridad.

El diseño original consideró amplias veredas a los costados y un área verde en el centro que divide los dos carriles para el tránsito vehicular. En el centro, igualmente se hizo el tendido de la energía eléctrica, donde se ubicaron los postes para el alumbrado público.

Igualmente, por iniciativa del ex alcalde José Burgos, se realizó la inversión de plantones y gramado, en toda su dimensión, es decir desde el Hospital de Sullana, hasta la intersección con la vía Panamericana. Estos arbustos han crecido y conservado sin necesidad de rejas de metal, el gramado igualmente se ha mantenido verde debido al cuidado municipal.

Avenida Marcelino Champagnat01

No había necesidad de enrejado, pero la Municipalidad gasta indebidamente- Fotografía ERP

Frente a esta realidad, ¿Era necesario irrogar un sol de presupuesto para llenar de rejas de metal toda la parte central de la avenida?. Sin duda, es un gran desperdicio de gente que no sabe distinguir cual es lo más importante o cual es lo más urgente.

Las rejas o impedimentos para las áreas verdes se hacen con la lógica que impidan el ingreso y salida de personas o de animales. Este supuesto no se da, nadie camina por el centro de la avenida, y tampoco ningún animal forma parte del entorno. Entonces, qué razones habría para hacer esta obra sin ton ni son?.

La única respuesta desprovista de malicia es que en la Municipalidad de Sullana, no saben definir lo que es más urgente y que por ignorancia realizan obras que no tienen mayor importancia en el contexto del desarrollo de la ciudad.

En cierta oportunidad visité el Cuzco y su Plaza de Armas luce colorida y sin enrejado; alguién pretendió ingresar a tomarse fotografías, pero unos letreros que decían prohibido pisar era suficiente para detener estos ímpetus. ¿Quizá una cultura de ornato y ciudad es mucho para los sullaneros?. Creo que no, que se les subestima y se abuca del poder que se tiene. 

En tanto la avenida Marcelino Champagnat es tapiada de rejas, en otros puntos de la ciudad las calles lucen totalmente destruidas, no existen vías alternas que descarguen el uso de la avenida José de Lama, la avenida Buenos Aires se encuentra destruida y se han realizado pocas obras para evacuar aguas pluviales; igualmente, el Puente San Miguel, de gran utilidad en épocas de emergencia tiene todo el pavimento destruido.

Sullana está creciendo, sus indicadores de crecimiento económico son altos, pero existe un gran déficit de líderes que conozcan la realidad provincial, que destinen los pocos recursos que se tienen para resolver problemas, que se anticipen al futuro, que doten a la ciudad de servicios realmente necesarios y perentorios; unas rejas de metal solo es un malgasto que no sirve para nada.

¿Qué sería urgente?. Construyan una vía alterna, en buenas condiciones para que descargue el sobreuso de la avenida José de Lama; den prioridad a vías principales en diversos asentamientos humanos; doten a la ciudad de los servicios para ser el centro comercial de la subregión y atractivo turístico para propios y también extranjeros.

Convoquen a profesionales de Sullana, para que los ayuden a pensar. No es difícil y es más rentable para la ciudad, que poner enrejado a las áreas libres de una avenida que no lo necesita.

Como bien lo expresa la ciudadana Jobita Rosales Montero "Es necesario educar sancionando primero para cuidar después, es la alternativa para evitar enrejado, además que con ese dinero se pudo realizar obras más importantes".