Obras que funcionaron y que han mejorado la calidad de vida de la población de la región Piura

Andrés Vera Córdova
Typography

ERP. Las obras que se construyen para acondicionar un territorio a las necesidades de una población, son como fotogramas que se suman a lo existente. En el corto plazo se notan poco, pero conforme avanza el tiempo la valoración es diferente. Mirando en retrospectiva, muchos proyectos se han ejecutado, quizá unos más perceptibles que otros y otros que merecen una valoración positiva.

Con la finalidad de evaluar su importancia y su funcionalidad, realizaré un rápido análisis de la gestión regional anterior, tomaré en cuenta los impactos del "Niño Costero" y los usos de estas obras en el desastre y post desastre. 

En primer lugar diré, que el ex presidente regional Javier Atkins representó una esperanza para miles de piuranos. Pasado el tiempo, adoptó decisiones políticas poco convenientes y culminó desairado por quienes lo apoyaron primero y nucleado por una pequeña comparsa de tiralevitas que le impidieron mirar más allá de las propias potencialidades del cargo y sobre todo, de la necesidad de construir una propuesta democrática de más largo plazo.

Posterior al fenecimiento de la responsabilidad que le correspondió a Atkins, se fue sin pena ni gloria. Incluso, en esa ceguera de quien no mensura adecuadamente los impactos de sus acciones previas, participó en las elecciones parlamentarias y los resultados fueron tan magros, que dicen por si solos, que la población puede equivocarse una vez, pero cuando toma conciencia sabe decir no.

Sin duda que la gestión de Atkins pudo ser diferente y mantenerse con la misma emoción del inicio. Pero, el hermano se convirtió en una rémora que no pudo evitar y al contrario trató de apoyar. Más todo hace indicar que el mal mencionado se extendió a su sucesor Reynaldo Hilbck Guzmán. Un funcionario de menor nivel y designado como asesor lo reemplaza en sus decisiones y se entromete en temas para los cuales no tiene mayor pericia y menos mayor formación y/o competencias en gestión pública. Los gritos lastimeros pidiendo que rompan el “dique” son la mejor expresión de su impericia y desconocimiento en temas técnicos.

Ha pasado el tiempo desde que culminó el mandato de Atkins y aunque en lo general no realizó una buena labor, existen 4 obras que merecen destacarse. Una de ellas es la construcción de la avenida Vice, la segunda está referida al Puente San Miguel, la tercera es la carretera al kilómetro 21 y la cuarta el Hospital Las Mercedes de Paita. Debemos mencionar, que dichas obras han sido pasibles de cuestionamientos por sobrevaloración y dilaciones en los plazos. 

Conforme hemos mencionado en oportunidades anteriores, la avenida Vice es la única en su género en la ciudad de Piura. Resolvió el problema de la inundación local con mucha eficiencia. La ingeniería es diferente a la que regularmente se utiliza en otras construcciones urbanas y la respuesta frente a las lluvias habidas, demostró su funcionalidad. Bastaría esta experiencia para extenderla hacia otras calles con problemas similares.

Avenida Vice panoramica

Avenida Vice: Se ejecutó bajo la modalidad de "Obras por impuestos"

Sin embargo, debe mencionarse que la obra con este tipo tecnología es una única en su género y la demanda es alta por la existencia de cuenas ciegas en la ciudad de Piura. Incluso la misma avenida Vice, tiene escasa capacidad de almacenamiento y que podría llevar a la expansión de los tanques o piscinas subterráneas hacia las calles adyacentes, para darle mas capacidad de absorción. Si alguien analizara las necesidades de la ciudad, evidentemente tiene en este ejemplo, modelos a aplicar.

La inundación del Centro Comercial Real Plaza, de Ignacio Merino, la avenida Andrés Avelino Cáceres y el Chilcal, entre otras cuencas ciegas identificadas podrían ser pensadas y ejecutadas de esta manera y sin duda se logrará que las actividades humanas y sobre todo las económicas de Piura, no se afecten como consecuencia de las lluvias atípicas. Lamentablemente la Reconstrucción con Cambios, no ha implicado mejoras tecnológicas para la rehabilitación y reconstrucción de lo afectado.

Las lluvias del 27 de marzo del 2017, fueron atroces y destructoras. El Puente Cáceres construido después del año 1983 fue superado por el caudal del río Piura y el puente Miguel Sánchez Cerro, era protegido para evitar daños y peligros. El Puente Bolognesi no se afectó en absoluto y permitió que personas y vehículos se trasladen de Piura hacia Castilla y viceversa.

Entre las construcciones que merecen destacarse, se encuentra el Puente San Miguel de Piura o ex Puente Viejo. Atkins mal asesora y con la finalidad de querer granjearse méritos políticos, lo inauguró antes de estar terminado y fue duramente criticado, En la creciente del río Piura, la gente iba y venía con toda facilidad; sin embargo, el desborde e inundación de ambos márgenes perjudicó el tránsito normal. Contra todas estas particularidades, se puede decir, que el puente se construyó de acuerdo a los estándares de calidad.

Puente San Miguel Piura

Puente Viejo: Su nueva construcción costó demasiado, pero funcionó

Este puente más allá de su funcionalidad costó demasiado al erario regional. Las investigaciones han dicho poco sobre el particular y quedará siempre como una duda respecto a su costo real. La altura fue suficiente y la capacidad de carga facilitó la interacción entre las dos ciudades que se encuentran conurbadas.

El sistema vial siempre será determinante en el desarrollo de un territorio. Por donde pasa una nueva carretera, las condiciones de su población mejorarán e incluso languidecerán cuando se cambia o modifica la ruta. Amotape por ejemplo, era un lugar de paso hasta el siglo XIX, hoy no es más que un pueblo abandonado.

La carretera conocida como del kilómetro 21, se hizo en la gestión anterior y aminoró el tiemplo de desplazamiento hacia las poblaciones de Tambogrande, Las Lomas, Suyo, Puente Internacional y el Ecuador. Las deficiencias en su proceso constructivo no han opacado la utilidad de esta carretera que integra de una manera más fluida a muchas poblaciones que se ubican en la parte oeste de la región Piura.

Obra kilometro21 perjudicada

 Kilómetro 21: Las deficiencias en el proceso constructivo, no han impedido su gran utilidad

Lo mismo podría decirse del Hospital Las Mercedes de Paita. Sabemos que el déficit en materia de salud es alto para Piura. Su construcción, con montos dudosos de ninguna manera le resta la utilidad que ahora tiene. Aún esperan los hospitales de Sullana y sobre todo el de mayor resolución que estaría ubicado en Piura. Son las tareas pendientes que no pudieron realizar ni el anterior presidente regional y tampoco el actual gobernador regional de Piura.

Hospital Las Mercedes Paita

Hospital de Paita: Ha mejorado la atención de la población del puerto

Pero como no queremos el envanecimiento de nadie, también podríamos mirar otros proyectos ejecutados en la gestión regional anterior, como los 16 millones de soles para el mantenimiento de la carretera hacia Ayabaca y  que se invirtieron y mal. Esa ya es otra historia.  

Una pregunta final de reflexión. ¿Es posible ejecutar obras a un coste justo, cuya utilidad sea necesaria para los piuranos?. No se trata solo de ejecutar cueste lo que cueste, sino ejecutar al coste real y bien. Es la tarea que no puede garantizar hasta el momento el Estado, porque no tiene mecanismos para garantizarlo y tampoco idoneidad para exigirlo.

Los ejemplos analizados, son indicativos para que las futuras autoridades regionales y municipales entiendan que una gestión de 4 años puede ser beneficiosa para la población, aunque en el corto plazo los merecimientos no sean los esperados. Lo importante es construir esos fotogramas que van sumando en un territorio que tiene aproximadamente 2 millones de habitantes.