Verónika Mendoza y Alfredo Barnechea próximos a desplazar a García Pérez en intención de voto

Editorial
Typography

ERP. La encuesta de Ipsos, trae algunas sorpresas interesantes y que se condicen con la realidad. De acuerdo a su último trabajo, la intención de voto del ex presidente Alan García Pérez, solo obtendría un 5% del electorado; y tras él Alfredo Barnechea de Acción Popular y Verónika Mendoza del Frente Amplio, amenazan con enviarlo al sótano de los candidatos, y con él la posibilidad que subsista como partido político.

Respecto a Alan García Pérez, hemos expresado que su mensaje grandilocuente, furioso por momentos y cansino en otros tantos, no tiene la novedad que esta campaña reclama. Sus propuestas son fofas, considerando que tuvo la oportunidad de hacerlo y al contrario se dedicó a liberar acusados de narcotráfico, quizá uno de los equívocos mayores de su gobierno.

Máxime, en un arranque netamente histriónico, ha pedido disculpas respecto a lo que hizo en la liberación de este tipo de presos e incluso se ha comprometido no hacerlo en el futuro en caso de salir elegido; una actitud poco creíble considerando su alto ego que lo caracterizó en su gobierno.

Cerca de García Pérez y solo a un punto de diferencia, se ubican empatados técnicamente, el candidato de Acción Popular Alfredo Barnechea y Verónika Mendoza del Frente Amplio. Debido a sus propios méritos, estos candidatos han demostrado que su voto, recoge un voto más sólido que la volatilidad de otros y este aspecto les puede favorecer en las próximas semanas.

Verónika Mendoza, tuvo una sorprendente intervención en un programa de televisión, donde su respuesta dejó sorprendido a un crispado Aldo Mariátegui. El manejo del runasimi, herencia de su progenitor quien es natural del Cuzco, dejó perplejo a un periodista que la saludó en francés, en referencia a sus ancestros de ese país. Su impronta para la respuesta rápida, fue comentada ampliamente por las redes sociales.

La candidata del Frente Amplio, tiene 36 años de edad y se encuentra en el límite inferior para poder ser candidata presidencial. Fue elegida en votación directa por un conglomerado de grupos de izquierda y tras superar algunas deserciones logró consolidarse como la representante de estos grupos.

Por su parte, el otro candidato que se encuentra en subida es Alfredo Barnechea, de quien valoran su inteligencia para plantear los temas nacionales. Poco a poco viene ampliando su base electoral y es reconocido, como un político que tiene las ideas claras respecto a lo que debe ser el Perú.

Además ampara su candidatura en dos referentes, una la de don Fernando Belaúnde Terry, quien fundó Acción Popular y ejerció el mandato por dos lustros; e igualmente, Valentín Paniagua elegido presidente de la República en una época de emergencia nacional. Ambos son íconos en la precaria democracia peruana.

Verónika Mendoza ascendió en el último mes del 2% al 4% y Barnechea pasó de menos del 1% al 4%, porcentajes que pueden irse modificando conforme avances los días hasta la fecha central la misma que ha sido prevista para el 10 de abril en el caso de la primera vuelta y de haber necesidad el 05 de junio una segunda vuelta electoral, de no lograr ninguno de los candidatos más del 50% de los votos válidos.

Tanto Mendoza como Barnechea, lideran grupos más institucionalizados que las otras opciones. Acción Popular contra todo, se ha negado en desaparecer como organización política y el Frente Amplio, es una organización que mantiene viva la posibilidad de una equidad y justicia social para todos los peruanos.

Las elecciones próximas dirán mucho de los peruanos, por un lado se encuentran el decidir si Fuerza Popular con Keiko Fujimori logra desprenderse de un pasado que lo censura o de lo contrario son capaces de escoger entre las opciones democráticas que están en contienda, quien recibe el encargo de gobernar durante 5 años el Perú.