Negociaciones, acomodos, inclinaciones y caretas frente a la segunda vuelta electoral

Editorial
Typography

ERP. La segunda vuelta electoral se realizará entre los candidatos de Keiko Fujimori de Fuerza Popular y Pedro Pablo Kuczynski de Peruanos por el Kambio. El cómputo oficial se encuentra cercano al 100% y las primeras inclinaciones se perciben para el respaldo del ballotage y de esa manera definir si apoyan a uno y otro, definiendo el presidente de la República para el periodo que se inicia el 28 de julio del 2016 hasta el 2021.

En esta dinámica preliminar, se cree que los integrantes del Partido Aprista Peruano se irían a apoyar a Fujimori. De esa manera, tratarían de ganar con los arreglos post electorales, lo que perdieron en las urnas. Esa apreciación se deduce de las declaraciones dadas en diferentes medios de sus principales líderes, entre ellos Javier Velásquez Quesquén.

Si bien es cierto que existe poca coincidencia ideológica entre los votantes del Frente Amplio de Verónika Mendoza con el líder de Peruanos por el Kambio, Carlos Bruce Montes de Oca no descartó que soliciten el respaldo y el apoyo para enfrentar la segunda vuelta electoral. Evidentemente, existe mucho menos resistencia a favor de Pedro Pablo Kuczynski, que llevaría a un voto favorable de los seguidores o militantes del Frente Amplio.

“Por ahora, lo que hay que hacer es echar ungüento a las heridas para que baje la hinchazón, y probablemente en una semana empezaremos a conversar con los demás grupos. Habrá discrepancias que se mantendrán, pero hay que encontrar puntos de coincidencia”, señaló Carlos Bruce Montes de Oca, uno de los principales voceros de Peruanos por el Kambio.

Apra hacia el camino de lograr en la mesa lo que perdieron en las urnas

Sin duda quienes quieren obtener mucha más ventaja que la obtenida en las urnas, sería del Partido Aprista Përuano. Conforme a los resultados oficiales, Keiko Fujimori necesita derrotar a Pedro Pablo Kuczynski con votos que se pueden inducir y los apristas saben que ese 5% que es su remanente puede inclinarse favorablemente a Keiko Fujimori. Justamente, fue Mauricio Mulder, potencial presidente de esta organización el que se mostró condescendiente tras el triunfo de Keiko Fujimori.

“Es democrático felicitar al fujimorismo. Han recibido duro y parejo y han mantenido una votación bastante alta. No nos queda otra que expresarle nuestra buena voluntad y mano tendida para las posibilidades que pudieran tener”, refirió el último domingo Mauricio Mulder y estas declaraciones fueron tomadas como sintomáticas.

Los fujimoristas saben que si no negocian, el triunfo de Keiko Fujimori puede quedar frustrado. Las declaraciones de la locuaz Luz Salgado, ha puesto en debate esta necesidad al expresar que buscarán alianzas para la segunda vuelta electoral.

“Lógicamente, nuestra estrategia tiene que cambiar. Estamos ante un nuevo escenario en el que tenemos que buscar fórmulas para poder hacer llegar nuestro mensaje de la mejor forma”, indicó Luz Salgado a radio Exitosa, tras precisar que no harán distinción con ningún partido.

Evidentemente, si se trata de coincidencias, quienes no tienen un mínimo de cercanía son Fuerza Popular y el Frente Amplio. Para Marcos Arana, Keiko Fujimori no es una opción, lo que podría llevar a deducir que se estarían inclinando a favor de Pedro Pablo Kuczynski

“En realidad, uno de los temas que nos preocupa mucho es que esta es una lucha, en términos económicos y políticos, entre la derecha que representa el fujimorismo y la derecha que representa PPK”, sostuvo Marcos Arana, líder del Frente Amplio, quien no ve como opción al fujimorismo en este último tramo de la contienda, por sus antecedentes antidemocráticos y de corrupción.

Así las cosas, las dos agrupaciones con más alta votación, jugarán sus cartas para lograr adhesiones que les podrían deparar el triunfo el 5 de junio.

Por un lado, se encuentra el Frente Amplio el cual decidirá esta semana su quehacer en la segunda vuelta electoral, Acción Popular que daría los votos suficientes para el triunfo de Pedro Pablo Kuczynski, Gregorio Santos y su 4% de votación lograda; el Apra que tiene más cercanía con Keiko Fujimori. Sin duda, las sorpresas pueden ser mayúsculas.