Sullana: ¿Quién le debe a quién?

Editorial
Typography

mickey-paredes-rosalesERP. Hace medio año, el alcalde Jorge Camino Calle, cesó a Mikey Paredes Rosales en el cargo de Gerente Municipal. No se explicó razones, pero las evidencias lo señalaban como alguien sin la pericia ni el conocimiento suficiente para realizar una buena labor municipal. De manera sorprendente, este señor se ha convertido en "Coordinador de obras" de la Municipalidad Provincial de Sullana.

¿Coordinador de obras?. Se dice de las obras que forman parte del convenio con el Ministerio de Vivienda. De inmediato los sullaneros, muy partícipes en las redes sociales, cuestionaron esta nominación y las decisiones que adopta el alcalde Camino. Sin embargo, suponiendo que se necesita un Coordinador, es lógico deducir que debe buscarse un profesional vinculado al saneamiento o a los asuntos sanitarios. Nada de ello.

Mikey Paredes Rosales, al menos con ese nombre (Mikey o Mickey) y apellidos, no registra tener grado o título universitario alguno y por lo tanto, no sería la persona más adecuada para realizar una labor favorable en obras de saneamiento. Máxime que en su periodo de Gerente Municipal estuvo la responsabilidad de la suscripción de un contrato con una empresa que estaba suspendida por el OSCE.

La Municipalidad tiene sus propias instancias y ellas orgánicamente deben funcionar de acuerdo a sus funciones y competencias. Para esta función existen las gerencias y en obra los supervisores e inspectores. El gran coordinador debe ser el profesional encargado de la Gerencia de Obras y Desarrollo Urbano y no alguien sin las capacidades suficientes.

Sullana, por ahora es un ejemplo de caos y desorden. De obras no planificadas y ejecutadas por empresas sin experticia. De tener un alcalde que vive ajeno a los problemas reales y que echa la culpa a la población de lo que sucede en la localidad. Decisiones como la adoptada, demuestra que el problema es de él y no de aquellos que con justa razón tocan puertas en los medios de comunicación para ser escuchados.

El asunto de la contaminación es grave. Los comerciantes del Mercadillo, principal centro proveedor de alimentos de la ciudad, son sujetos de grandes pérdidas por el afloramiento de los desagües. Una respuesta idónea sería exigirse al máximo y lidiar con las empresas ejecutoras, con inspector o supervisor, para que las obras avancen a mejor ritmo. Lo que se espera no sucede.

La lentitud va junto a la desidia y Jorge Camino pierde la brújula, se empantana en su mundo pequeño y busca aliados inoperantes para resolver problemas que exigen mucho más.

La pregunta frente a la nominación o designación de Mikey Paredes Rosales, como "Coordinador de obras" sería ¿Quién le debe a quién?.