Un periodista como presidente del Congreso de la República

Editorial
Typography

ERP. Luis Iberico Núñez, se hizo conocido como reportero de un programa noticioso de la televisión peruana e ingresó a la política con el Frente Independiente Moralizador que lideraba Fernando Olivera; ahora milita en Alianza para el Progreso, y se ha convertido en Presidente del Congreso gracias a una correlación de fuerzas de la oposición.

Fue uno de los artífices de la caída de Alberto Fujimori en el 2000 y por esas contradicciones de la política, los votos de este grupo fueron determinantes para su elección como Presidente. Los fujimoristas, entendieron que no era necesario aspirar a cargo alguno, pero si dar respaldo a una propuesta directiva más independiente y autónoma del Poder Ejecutivo.

En esta oportunidad, el Partido Nacionalista, antes de la elección de la Mesa Directiva, primero negó la posibilidad de la candidatura de Marisol Espinoza, después decidió no presentar ninguna alternativa y finalmente se inclinaron por la postulación de Vicente Zeballos, congresista de Solidaridad Nacional y que buscó hacerle sombra a Iberico y a la oposición que lo respaldaba.

Lo cierto, que Ollanta Humala ha sido incapaz de realizar una dirección correcta de su agrupación política y al contrario, contribuyó con sus acciones al deterioro y decrecimiento en importancia. Se evidencia en este proceso eleccionario, en su incapacidad para presentar un candidato a la Presidencia del Congreso, y culminaron apoyando una propuesta que igualmente perdió.

Marisol Espinoza Cruz, quien mantiene parquedad en asuntos políticos, antes de la elección congresal consideró que existen errores "que pasan la factura" al nacionalismo, refiriéndose a las decisiones estratégicas de su organización y evidentemente, perder la conducción del Congreso, es un tremendo error, producto de la impericia del actual presidente y de su bisoña esposa, convertida de facto en lideresa del Partido Nacionalista.

Luis Carlos Antonio Iberico Núñez, si bien es cierto no constituye una luminaria de la política peruana; sin embargo, su elección responde a un momento importante para contribuir a la transferencia de gobierno en el 2016. En su primer discurso ha mostrado ponderación y realizó propuestas para mejorar las relaciones entre el Congreso y las diversas fuerzas políticas.

Durante el último año, la presidente del Congreso devaluó el cargo, convirtiéndose en una dependiente de Palacio de Gobierno; se espera que Luis Iberico no sea un instrumento de la oposición y se convierta en un real conductor, de acuerdo a las necesidades nacionales.