Elección de congresistas y la representación regional de Piura

Blog
Typography

ERP. El ahora denominado Gobernador Regional Reynaldo Hilbck ha deslizado una frase “es vital elegir este año buenos congresistas” en una ingenuidad impensada e idealista que no se condice con la práctica social. Los indicadores de calidad o de bondad son tan relativos o desconocidos que es imposible que la población los asuma (si existen) y los decida al momento de ir a las urnas y escoger preferencialmente a sus candidatos.

Piura, tiene 7 representantes y durante la historia democrática nombres que dicen algo y otros que no dicen nada, salvo que en algún momento llegaron al Congreso de la República a mantener un silencio sepulcral. Es lo que se les vaticina a quienes por su escasa formación y si mucha ambición integran listas parlamentarias para el proceso del 2016.

¿Cuál es el patrón para considerar si un congresista es bueno o malo?. La sociedad es diversa y tiene intereses y valores que difieren en función al acceso de información, geografía, instituciones educativas y otros. Justamente el nivel de formación existen muchas diferencias que lleva a adoptar una concepción con la información que tiene la sociedad y la misma es diferente a la de otro grupo social.

Existen condicionantes básicos a tener en cuenta para un congresista; un primer aspecto está vinculado al conocimiento del Perú y del mundo como pre-requisito; el saber mucho sobre legislación considerando que en ese campo se desenvolverán; un poco de economía no les caería mal y por supuesto, mucha información sobre su territorio; adicional a ello se requieren valores personales. Pero igual da, informados y con conocimiento, ejemplo de ética y moral, muchas veces no tiene nada que ver en el voto emocional.

Representantes piuranos en la historia

Quizá entre lo más destacado podemos mencionar a don Hildebrando Casto Pozo, quien falleciera pidiendo agua para Piura; igualmente, el fallecido José Carlos Carrasco Távara. Sus iniciativas tuvieron una alta localización en Piura y entre ellas lo referido al canon petrolero. De Oscar Niño Celi, se recuerda su verbo ilustrado y altisonante; de don Eriberto Arroyo Mío su vinculación social y de Jhony Peralta Cruz su interés por los asuntos regionales que lo mantuvo vigente durante sus 5 años de gestión.

José Acha Valdiviezo, llegó igual al Congreso y lo recuerdan solo sus parientes, Alfredo Chunga Ramírez fue diputado por Piura y durante su período jamás pidió la palabra en el Congreso; Sixto Aguilar Arica llegó al Congreso y sus aportes fueron poquísimos; Robespierre Bayona Amaya de quien se esperó mucho más, simplemente se opacó y nunca más ha logrado presencia política; entre los más recientes Iván Calderón Castillo obtuvo una lluvia de votos y su papel fue intrascendente; Pablo Cruz Arrunátegui simplemente llegó a decorar al Congreso y lo mismo podríamos decir de Doris Guerrero. Muchas veces altas votaciones al ser elegidos y poca importancia en el Congreso debido a sus pocas competencias para destacarse.

También fue diputado por Piura don César Trelles Lara, quien pese a tener una magra actuación en su calidad de representante de Piura, se mantuvo vigente por 3 períodos. Poca información para destacarse, pero amplia movilidad en Piura para mantenerse en la imaginaria popular. Lo que quiere decir, que para ser elegidos y reelegidos, la clave se encuentra en nunca abandonar a los electores que los sustentarán.  

Congresistas actuales

Entre los actuales, Marisol Espinoza Cruz, quizá tuvo todas las oportunidades para dar más importancia a Piura y en parte, se podría decir que las inversiones nacionales que se realizan en el departamento, tienen su membresía. Espinoza, es una política con limitadas capacidades e información que se evidencian cuando es entrevistada para conocer de ella temas de interés nacional e internacional.

Karla Melissa Schaefer Cuculiza, representa a Piura y ha sido durante los últimos años, una entusiasta representante de esta región. Su condición de oposición la ha limitado en sus acciones, pero se ha dado tiempo para preocuparse por algunos problemas de esta localidad, los cuales en gran parte los llevó al escenario del Congreso. Freddy Fernando Sarmiento Betancourt, pese a algunas visitas a esta región, su trabajo es poco perceptible.

Juan José Díaz Dios, ya no irá a la reelección. Fue más ubicuo en la región Piura y entiendo que buscó en todo momento estar parejo a las expectativas regionales; un error político lo ha sacado de toda pretensión; sin embargo, si somos equilibrados en el juicio podríamos afirmar que fue quien mejor cumplió con su labor congresal, al margen que siempre nos recordaba que su padre fue policía.

Leonidas Huayama Neira, representa a Piura y llegó vía Gana Perú. Es un modesto representante, con interés por recoger los problemas de Piura y darles una connotación nacional. De verbo entrecortado y su locuacidad de monosílabos le ha impedido tener una mayor movilidad y presencia en el Congreso. Lo mismo se puede decir de su colega Santiago Gastañaduí Ramírez, quien con su escasa capacidad de comunicación, solo fue una pieza importante para defender a Nadine Heredia de las acusaciones en su contra y de las suyas propias.

Juan "Nacho" Castagnino es congresista actual. No se le escucha ni se le ve por ningún lado. Su nivel de trabajo social terminó al ser elegido y se dedicó a asuntos diferentes a los intereses regionales. Es muy probable que haya sido así, considerando que es el que menos ubicuidad tiene en la representación regional. Se podría decir que fue un congresista poco representativo sí, pero nada más. Sus intereses no son los intereses de los piuranos y eso si podría ser verdad.

Perspectivas de elección

¿Qué es lo que se viene?. Muchos de los actuales quieren ir a la reelección y es casi seguro que los dos nacionalistas vayan en la lista de su agrupación; sus posibilidades son mínimas y es probable que sean rechazados por la propia población. La situación es diferente para Karla Schaefer Cuculiza, quien podría verse beneficiada con la reelección por el nivel de respaldo que tiene Fuerza Popular.

Alianza Popular que lidera Alan García Pérez ha dado a conocer sus candidatos al Congreso. Adela Córdova Alcarazo figura en el número 1 y quien la conoce, sabe que tiene poco de formación y quizá algo de trabajo social que haya convencido para su postulación. Su elección dependerá del nivel de crecimiento de su organización, de lo contrario le pasará lo mismo que a Jhony Peralta Cruz.

Alianza para el Progreso, llevó a sus filas a la variopinta Marisol Espinoza Cruz y esta será quien lidere la lista en Piura; por el nivel de conocimiento que la población tiene de ella, podría ser elegida. Nada nuevo podría significar para Piura la presencia de Espinoza, y menos aún si su organización no gana en las próximas elecciones generales.

Por ejemplo Peruanos por el Kambio, tiene de candidato a un ex presidente regional de pésima gestión y muchas denuncias en Piura; sin embargo, de mantenerse la tendencia actual en el resultado final podría ser elegido, considerando que quienes le siguen en la nómina son casi anodinos y los pocos votos que obtengan les será imposible para obtener una curul.

Falta conocer la lista de Julio Guzmán Cáceres, candidato que se encuentra en la palestra para crecer mucho más de lo que tiene por el momento. De repetirse la misma historia de las otras organizaciones, es probable que no haya mucho que escoger y lograr el ideal que expresa el cándido gobernador regional de Piura.

De acuerdo a la estadística, la representación estará compuesta por las organizaciones que obtengan más votos. Por el momento, Fuerza Popular indica que tiene más probabilidad de lograr reiterar su porcentaje de la elección anterior; falta conocer lo que sucederá con las otras organizaciones. Si los porcentajes no difieren mucho, se puede esperar que se disperse los votos y también la representación de Piura. 

Lamentablemente organizaciones como el Partido Humanista u Orden, por mencionar solo dos, verán esfumarse su partido al compás de las elecciones y es improbable que logren algún nivel de sitial en el Congreso de la República. 

Para el especialista en temas electorales Mauro Vegas Carmen para ser congresista se requiere experiencia en gestión y administración pública estatal; conocimiento y dominio de la estructura estatal, dominio de la cosa pública y honradez; entre otros valores.

Al margen de lo anotado en el párrafo anterior, la sociedad elige a quien tiene que elegir y en esa decisión juegan muchos factores emocionales. La propaganda es básica para ser depositario de un voto y en ese sentido, llegado el momento comenzarán a idealizar a los postulantes y darle merecimientos que no tienen. Es la práctica común y en esa lógica, no se elegirán los “buenos”, sino quienes manejen mejor los recursos comunicativos para hacerse conocidos y lograr por ese medio salir elegidos.

Fotografía: Ex congresista José Carlos Carrasco Távara