El jefe zonal de Paita de la EPS Grau, Julio Prudencio Rishing, analiza realidad del servicios de agua potable en provincia

Entrevistas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Después de casi ocho meses de culminar el período lluvioso, la EPS Grau S. A. continúa recuperándose de los impactos del “Niño costero”. Una evaluación de todp lo realizado detalla el jefe zonal de Paita, Julio Prudencio Rishing, la empresa dejó de recaudar 700 mil soles al mes porque la actividad pesquera se vio seriamente afectada por este fenómeno. Sin embargo, asegura que a través de estrategias de fortalecimiento en la gestión operacional y comercial se logró reducir el Agua No Facturada (ANF) en un 30%.

¿Cuál es el balance de la zonal Paita en este 2017?

La economía y población de Paita dependen de la actividad pesquera, sin embargo a inicios del año 2017 fuimos golpeados por el “Niño costero” y muchas de las especies marinas se alejaron. En enero, febrero y marzo se tuvo un pico alto de cobranza porque la producción pesquera era muy alta, llegamos a los dos millones 150 mil soles, monto no registrado en toda su historia, pero en abril cayó la cobranza por el impacto al sector pesquero.

Es decir ¿el área comercial fue la más afectada?

Por supuesto, la facturación bajó porque estas empresas recortaron su producción, liquidaron personal y las familias al no tener ingresos ocasionaron que la recaudación en las tarifas domésticas también disminuyera.

¿Cuál es el principal cliente de la EPS Grau en Paita?

La actividad pesquera representa el 70% de la facturación de esta zonal y ello significa un millón 200 mil soles, pero por el impacto del “Niño costero” bajó en casi 700 mil soles que representa un déficit para la empresa. Por ello es que se ha tomado como emergencia reforzar la cobranza en usuarios domésticos, reforzar el tema comercial como son restaurantes y hoteles, además de incluir a Colán porque es un balneario que la mayor parte del año recibe gente y en esta época aumenta por lo que se refuerza el recupero de clientes, se identifica a quienes han reaperturado el servicio y se detecta dónde está el clandestinaje.

Esto es por el lado de la parte comercial ¿cuál es la evaluación del componente operacional?

Se han tenido algunas mejoras. A nosotros nos abastece la planta El Arenal, ahora contamos con una línea nueva de 36 pulgadas, la cual abastece solo a la población. Años atrás las líneas de 10 y 16 pulgadas servían para la población y zona industrial. Ahora con esta línea desde El Arenal hasta Paita se ha sectorizado en tres puntos. La de 36 es exclusiva para la población, la de 16 para los industriales y la de 10 para Colán y algunos centros poblados.

¿Esta nueva línea impacta en recuperar el Agua No Facturada (ANF)?

Sí. Esta sectorización nos ha permitido mejorar la Recuperación de Agua No Facturada (RANF). Años atrás el ANF en Paita llegaba casi al 60% y ahora ha bajado a un 30%, pero aún falta mejorar en zonas como Viviate, Amotape, La Huaca, Tamarindo, El Arenal y Vichayal, el ANF es alta porque falta presencia comercial y ese es el reto para el 2018.

¿Qué estrategia se implementará para cumplirla?

Vamos a reubicar personal que se tiene en el área operacional. Se han automatizado cámaras en Paita y en sus localidades que ha permitido recuperar personal operador permanente para reubicarlos en la parte comercial. Es decir, serán 15 inspectores y gestores comerciales que se suman para mejorar la cobranza.

¿Por qué ocurre el tema de Agua No Facturada (ANF)?

Hay que analizar los motivos que la generan. Antes se tenían dos líneas (16 y 10 pulgadas) de 45 años de antigüedad y presentaban constantes fugas y fallas, y el agua perdida es también dinero perdido. En estas dos líneas se detectaron 30 roturas, se atendió el problema con la Gerencia de Operaciones y Mantenimiento, pero hay que destacar que son 23 kilómetros solo en la línea de 16 pulgadas, sin embargo con esta reparación la empresa ahorró un promedio de 300 mil soles. 

Un tema importante es la de ampliar la cobertura de los servicios

Exacto. Otra acción operacional es redistribuir de manera óptima el agua para alargar las horas de abastecimiento. Antes a Paita se le entregaba agua en dos horas, ahora se retiene el agua para darle seis horas y todos los días, a todos los sectores. Se ha propuesto la meta de 8 horas, pero se deben hacer algunas acciones como instalar válvulas de control para que el agua no se vaya a las zonas bajas y sobre todo sectorizar el caso urbano para dosificar la entrega del agua y aumentar las horas de entrega.

¿Cuánta infraestructura de la empresa se vio afectada por el “Niño Costero”?

Cuando llueve en Paita se forman tres quebradas que llegan al mar y pasan por algunas infraestructuras de la EPS Grau, pero como sucede en todas las zonales, hay personas irresponsables que no tiene educación sanitaria y para eliminar la cantidad de agua, destapan los buzones, y toda el agua de lluvia que llega con lodo, piedras y demás residuos, corre por los buzones y por gravedad cae a nuestras cámaras de bombeo que datan de 30 años, y esa cantidad de cuerpos dañan las bombas. Por este tema se dañaron dos cámaras por presencia excesiva de lodo.

¿Cuáles son las proyecciones que se tienen para el 2018?

En la parte operacional está mejorar la reducción de Agua No Facturada (ANF), seguir reduciendo los costos de operación, en coordinación con la gerencia general optimizar el recurso humano; es decir, que los repuestos judiciales sean reubicados en la parte comercial para mejorar la recaudación.

La ampliación de cobertura ¿es un punto a priorizar?

Sí. Ampliar los horarios de abastecimiento, acompañado con la sectorización. Se trata de proyecciones viables, y de rápido impacto, además de continuar con el monitoreo de la zona industrial. Para ello se cambiará el parque de medidores que ya cumplieron su vida útil El Organismo Técnico de la Administración de Servicios de Saneamiento (OTASS) nos apoyará con el cambio de 45 medidores que es casi todo el parque industrial con lo cual se tendrá una mejor lectura del consumo, de facturación y cobranza.

¿Cuál es el mensaje a la población desde la zonal Paita?

El mensaje a la población es que tome conciencia a nivel de educación sanitaria para que no perjudique nuestro sistema de alcantarillado que es el más sensible. Que sea consciente de pagar lo que consumen, pues hay mucho cliente irregular que no se acerca a regularizar su situación a pesar que se hacen campañas de casa en casa.