Perú: Nación peruana espera la gloria tras 36 años de estar ausentes de un mundial de Fútbol

Reportajes
Typography

ERP. Esta es la mejor oportunidad que tiene Perú para ir al Mundial de Fútbol Rusia 2018. Después de 36 años de bregar cada 4 años y estar ausente en un certamen de esta naturaleza, todos los peruanos esperan con convicción, con fe, con esperanza, con alegría, pero igualmente con tensión y nerviosismo al resultado que convertirá a los seleccionados en héroes o villanos.

Seleccion Peruana 2017 2

El encuentro tiene como ventaja el jugar en Lima y con un estadio repleto de hinchas que vitorearan durante los 90 minutos. Tiene como ventaja la emoción y aliento de millones de peruanos que mantienen enhiesta la convicción de un triunfo y obviamente, lo único válido en esta oportunidad es un triunfo que catapulte a este grupo humano dirigido por Ricardo Gareca.

El partido de ida con Nueva Zelanda permitió conocer las potencialidades del rival. Ya no se enfrentan a un equipo desconocido. Permitió de igual manera, sin considerar malo el resultado previo, los errores y yerros cometidos para no saber desbloquear el sistema defensivo del rival. Es decir con lo visto, se puede plantear una estrategia donde los más virtuosos del balompié nacional exhiban sus cualidades.

De igual manera, saben y conocen que el seleccionado de Nueva Zelanda a pesar de tener características de juego diferentes a los peruanos, tienen individualidades que podrían inclinar la balanza a su favor. Su entrenador y los seleccionados de este país, saben que sus oportunidades son las mismas de los peruanos y aprovecharán su condición de visitante para complicar el partido.

Saben de igual manera, que si logran un empate con anotación, los llevaría al Mundial de Rusia 2018. Tienen delanteros fuertes y veloces para marcar la diferencia y en esta parte el seleccionado peruano sabe que debe cuidarse su defensa. De igual manera, la tensión por lograr un resultado favorable se puede convertir en el peor enemigo, conforme vayan pasando los minutos.

Pero de igual manera, el equipo peruano tiene los jugadores para imponer la diferencia. Gallese, Rodríguez, Farfán, Carrillo, Ruidíaz, Flores, Tapia, Advíncula, Cueva, entre otros tienen la alta responsabilidad de demostrar que este partido será complicado, pero no invencible y que otras jornadas de igual dificultad los esperará en caso de superar a Nueva Zelanda. Es decir, ganar ahora es lo mínimo, para realizar una buena performance en Rusia el 2018.

Entendemos que existe tensión para este partido y que igualmente se compensa con la convicción hacia el equipo nacional. Las frases en su totalidad han sido positivas y siempre provistas de positivismo. Se ha exagerado las loas hacia los jugadores y Gareca y no es una excepción, el pueblo hincha puede pasar de la emoción a la decepción con mucha facilidad y frente a ello, es preferible mantener la cautela.

En un partido de fútbol o se gana y esperamos que se gane; pero igualmente se puede perder y esperamos que no sea así. Pero son las reglas del fútbol máxime en una competición de esta connotación.

Sabemos que en cada rincón del país, millones de corazones esperan que la representación nacional, extraiga lo mejor de sí, que se engrandezca ante la posibilidad, que exhiba su mejor juego, que lo haga bonito como siempre, que sus jugadores demuestren que están preparados para la gloria y que gane con convicción. Será la explosión de júbilo de hombres y mujeres que siguen emocionados los pormenores de las eliminatorias.

Esperemos tranquilos y serenos el resultado, confiemos en el compromiso de los jugadores peruanos y en la pertinencia de Ricardo Gareca. Sabemos que darán todo de sí pensando en esos millones que los siguen. “Nada es fácil” ha expresado el entrenador y los peruanos lo saben; nada es fácil para pasar a la gloria, pero esto depende de la inspiración de los jugadores y del aliento de los nacionales.

Paolo Guerrero, el gran capitán, ha tenido un percance y no estará físicamente en el campo de juego; pero conocemos que su entrega trasunta cada rincón en el camino de la esperanza. El mejor reconocimiento que se le puede hacer en un momento tan difícil para su carrera y para su futuro, es dedicarle con emoción la clasificación.

Hagamos votos por esa inspiración y concentración que requieren los seleccionados y preparémonos para recibir jubilosos un resultados que puede catapultarnos, pero serenos frente a la imposibilidad de no lograrlo. El fútbol es fútbol y es la competición de 11 contra 11, que representan a todo un país.