Actor y director de cine Bruno Ascenzo declaró ser homosexual

Espectáculos
Typography

ERP. La homosexualidad que hace algunos años era un tema obviado por la sociedad, aunque su existencia real, viene develándose y la mayor parte de quienes adoptaron una opción sexual diferente reconociéndose como tal. Es lo que ha pasado con Bruno Ascenzo, quien es actor y director de cine, al reconocerse como gay, según expresa desde el momento mismo de nacer e incluso expresa que se siente muy orgulloso.

Su pronunciamiento que se encuentra en su cuenta personal de Facebook, recibió apoyos por quienes lo conocen y un poco de sorpresa para otros. La decisión también se encuentra vinculada la tercera Macha por la Igualdad, que une a gay y lesbianas quienes en el caso peruano vienen solicitando igualdad legal de las que tienen las parejas heterosexuales.

Los comentarios a favor y en contra se registraron en su cuenta de Facebook, los cuales son bastante conocidos y que ponen en tela de juicio el rol tradicional de la condición de hombre o mujer y la orientación sexual. En realidad en el caso peruano es una discusión que se mantiene latente y que incluso hasta los mismos candidatos presidenciales obvian pronunciarse sobre el particular. 

No es el primer personaje de la farándula que se declara como tal; antes se reconocieron gay el conductor de Televisión Rodrigo Gonzáles, quien incluso en la última edición de cosas ha portado con su novio.

Leer también: Matrimonio o Unión Civil: El ideal que buscan los homosexuales

Este grupo de personas, vienen reclamando el matrimonio o la aprobación del proyecto alternativo que existe en el Congreso de la República referido a la Unión Civil. Se trata de garantizar derechos patrimoniales y reconocer la convivencia.

Carlos Bruce Montes de Oca, quien fue ministro de Vivienda en el gobierno de Alejandro Toledo y después congresista de la República, fue otro personaje en este caso de la política, que salió declarando su condición de homosexual. Bruce antes de tal, tuvo esposa e hijos.

Perú es uno de los pocos países que no tienen una norma aprobada reconociendo el matrimonio o unión civil para homosexuales, en gran parte de estados les permiten casarse y el Estado les garantice todos los derechos sociales que les corresponden.