Diabetes, una enfermedad peligrosa que podemos controlar

Salud
Typography

ERP. La diabetes, es una enfermedad que se presenta cuando el nivel de glucosa en la sangre, también conocido como azúcar en la sangre, es demasiado alto. La glucosa en la sangre es la principal fuente de energía y proviene de los alimentos. La insulina, una hormona que produce el páncreas, ayuda a que la glucosa de los alimentos ingrese en las células para usarse como energía.

Algunas veces, el cuerpo no produce la suficiente insulina o ésta no cumple su función adecuadamente y la glucosa se queda en la sangre, lo que origina la hiperglicemia (niveles altos de azúcar en sangre) característica principal de la diabetes.

Como señala el endocrinólogo, James Rejas Parodi de la clínica Auna Miraflores, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas de salud, incluso con valores en rango de prediabetes.

Aunque la diabetes no tiene cura, la persona diabética puede tomar medidas para controlar su enfermedad y mantenerse con valores de glucosa adecuados. La diabetes en la actualidad, es una enfermedad que cuenta con varias alternativas en su tratamiento que según su médico endocrinólogo puede ayudarle a tener una calidad de vida plena. Es importante recordar que a la diabetes no hay que tenerle miedo, sino respeto, si somos conscientes de la enfermedad que tenemos y cumplimos con las indicaciones del especialista, ganaremos gran parte de la batalla contra la diabetes.

Tipos de diabetes

Se pueden padecer distintos tipos de diabetes, la tipo 1 es cuando el cuerpo no produce insulina porque el sistema inmunitario ataca y destruye las células del páncreas que la producen. Por lo general, se diagnostica la diabetes tipo 1 en niños y adultos jóvenes. Las personas con diabetes tipo 1 dependen de la insulina para sobrevivir, siendo en ellos la aplicación diaria parte fundamental de su tratamiento.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Esta puede aparecer a cualquier edad, incluso durante la infancia. Sin embargo, este tipo de diabetes se presenta con mayor frecuencia en las personas de mediana edad y en los ancianos. Este es el tipo más común. Asimismo, existe la diabetes gestacional, que afecta a algunas mujeres durante el embarazo. La mayoría de las veces, este tipo de diabetes desaparece después de que nazca el bebé. Sin embargo, cuando una mujer ha tenido diabetes gestacional, tiene más probabilidad de sufrir de diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

Como menciona el endocrinólogo de la clínica Auna Miraflores, las personas que tienen más probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en la actualidad, son aquellas que tienen problema de obesidad (factor de riesgo principal para la aparición de la enfermedad), existiendo también otros factores de riesgo, como la edad mayor de 45 años, antecedentes familiares de diabetes, presión alta, triglicéridos elevados, el sedentarismo (falta de actividad física), etc. 

Se recomienda evitar alimentos con alto contenido en hidratos de carbono, sobre todo si son azúcares de absorción rápida como azúcar, pasteles, cremas pasteleras, mermeladas, tartas, helados, etc. Lo ideal es una dieta mediterránea, que se caracteriza por la abundancia de productos frescos de origen vegetal (frutas, verduras, cereales, frutos secos), la escasez de productos ricos en azúcares refinados y carnes rojas, la presencia del aceite de oliva como la principal fuente de grasa, y la ingesta de queso, yogurt, pescado y pollo en cantidades moderadas, lo cual se considera una alimentación ideal para la prevención de las enfermedades cardiovasculares.