EsSalud: abuso de tecnologías genera adicción, aislamiento y trastornos mentales en niños y adolescentes

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Con la llegada de las vacaciones los niños de la casa optan por pasar el mayor tiempo de sus vidas inmersos en el mundo de las tecnologías. Frente a ello, EsSalud advierte que el uso y abuso de estas herramientas como  celulares, videojuegos y TV pueden convertirse en un problema de adicción, aislamiento e inclusive, enfermedades mentales.

Para el psiquiatra de EsSalud, el Dr. Carlos Vera, los casos de menores de edad que pasan largas horas conectados a la televisión, celulares y/o videojuegos se han acentuado con fuerza en los últimos tiempos, lo que viene afectado al desarrollo personal, social y educativo de niños y adolescentes.

Dependencia Tecnologia01

Manifestó que la causa principal para el uso desmesurado de estas tecnologías es la falta supervisión y control de los padres de familia, quienes son los responsables de establecer límites y conversar con sus hijos para enseñarles el uso racional y responsable de estas herramientas.

"Es importante que nuestros hijos comprendan que las tecnologías estarán ahí para facilitarnos la información y comunicación con los demás, pero eso no significa que estas sean indispensables o una prioridad en nuestras vidas", dijo el especialista.

Recalcó que estos hábitos excesivos, de ser un simple pasatiempo, podrían convertirse en patrones de comportamientos recurrentes y frecuentes que originan la ruptura de vínculos sociales y familiares, el remplazo total o parcial de los quehaceres cotidianos hasta el punto de dejar de comer y dormir.

"Si nuestros hijos están con el celular a toda hora, están concentrados en los videojuegos y/o TV por más de 5 horas, tienen ansiedad, mal humor, no leen o no cumplen con sus responsabilidades en casa, estamos ante un panorama que amerita dialogar con ellos, o visitar un psicólogo", enfatizó.

Dependencia Tecnologia

El especialista recomendó que el uso de los aparatos tecnológicos debe responder a una necesidad. Acotó que si se utilizan como herramientas de juego o entretenimiento no debe pasar de las 2 a 3 horas diarias.

"De esta manera también se evita el sedentarismo y se aprovecha el tiempo libre para reforzar las relaciones sociales y familiares", finalizó.