Estados Unidos: Presidencia entre Hillary Clinton y Donald Trump

Estados Unidos
Typography

ERP. Estados Unidos vive con mucha expectativa sus elecciones internas y el bipartidismo generando especulaciones, primero por la posible candidatura de Hillary Clinton por el Partido Demácrata y por el otro lado la posibilidad que Donald Trump como candidato republicano, quien ha despertado una inusitado respaldo por parte de sectores de la sociedad americana en desmedro de otros.

Aunque las encuestas dicen que Hillary Clinton podría convertirse en la primera mujer en llegar al poder en Estados Unidos, lo cierto que las preocupaciones por la beligerancia de su contendor han exacerbado los ánimos electorales. Además de ello, un triunfo del Partido Demócrata marcaría un tercer mandato consecutivo de este partido.

El sistema electoral de Estados Unidos rige desde su fundación y es original, su aplicación evita que un Estado pequeño se vea afectado; en tal sentido, primero es la definición del candidato del partido, y en ese sentido, aunque aún se mantienen vigentes algunos estados, vienen mostrándose con claridad que Hillary Clinton obtendría la representación, en tanto que Donal Trump ganaría por el Partido Republicano.

Después de este proceso interno, que es ejemplar para las democracias, se procede al voto general de los americanos, los cuales no eligen a candidato alguno, sino a delegados que conformarán el Colegio Electoral, el cual será el responsable de elegir al Presidente de los Estados Unidos y a su vicepresidente, el cual si es elegido directamente por los delegados. Se entiende que quien obtiene en el proceso previo más delegados, es el que camina seguro.

El Colegio Electoral tiene 538 electores, los cuales representan los 50 estados que conforman a Estados Unidos, además del distrito de Columbia. En tal sentido, llevan el voto y la representación de su Estado, el mismo que harán valer votando por el candidato que ganó en su respectiva jurisdicción electoral; en el proceso de elección del Colegio Electoral, el que acumule 270 votos electorales o más es el ganador de la Presidencia de la República.

Aunque en el Partido Demócrata todo camina a favor de Hillary Clinton, esposa del ex presidente Bill Clinton, aún las primarias siguen y compite con Bernie Sanders quien hasta el momento ha manifestado que se mantendrá en la lid y que no se retirará de su decisión de representar a su partido.

En tanto, Donald Trump es virtual candidato del Partido Republicano tras la renuncia de sus contendores y sobre todo de John Kasich el último precandidato que se encontraba compitiendo con el empresario inmobiliario.

En tanto, las encuestas difundidas hasta el momento, ven resultados que favorecen a Hillary Clinton, quien incluso con un mayor crecimiento del magnate Donald Trump no lograría super a la contendora del Partido Demócrata, quien tiene que lidiar por el momento con su contendor de las primarias de su partido y con el propio candidato del Partido Republicano.

Aún ganando Donald Trump en Florida, Carolina del Norte y Ohio, le sería insuficiente para ganar las elecciones a su contendora del Partido Demócrata. De acuerdo a los pronósticos, la única manera que el candidato Trumo logre desplazar a Hillary Clinton, es que aumente su respaldo actual en un 10%, un imposible por el momento.

Las elecciones se realizarán el 8 de noviembre, una fecha que marcará la historia de los Estados Unidos, primero por la posibilidad de elegir a una mujer como Presidente de la República y segundo que el Partido Demócrata gane por tercera vez consecutiva después de la era de Franklin D. Roosevelt y Harry S. Truman.