25
Vie, May

Dictan 9 meses de prisión preventiva contra presuntos asesinos de esposa de funcionario del Callao

Lima
Typography

ERP. Un caso penal que llevará al develamiento de la insania contra la mujer, concitó la atención ayer, al dictarse 9 meses de prisión preventiva de los principales sospechosos de haber dado muerte a Esther Huerta Estrada, quien fue esposa del funcionario regional del Callao, Víctor Suelpres. La decisión fue adoptada por el Juzgado de investigación Preparatoria. La medida recae en cinco de los seis implicados. Además la investigación se declaró compleja. 

El levantamiento del secreto de las comunicaciones y los videos de cámaras de vigilancia permitieron a la fiscalía determinar la participación de Jorge Quiroz, Israel Salazar, Cristina Salas, Raúl Soriano, Luis Vilca y Marco Cáceres en el homicidio ocurrido el 14 de enero último. Como sucede siempre, los acusados en todo momento negaron ser autores de este incomprensible crimen. 

Asesinos Huerta

La investigación Fiscal permitió determinar que los presuntos delincuentes, reportan constantes llamadas telefónicas entre el 13 y el 15 de enero, antes y después del crimen. Según la fiscalía, los acusados también conversaron del tema en redes sociales y mencionaron al funcionario del Gobierno Regional del Callao, Víctor Suelpres y al Gobernador Félix Moreno. 

Durante la audiencia se hizo lectura a la declaración de Cristina Salas, quien reveló que el chofer de Suelpres, Jorge Quiroz, habría coordinado el asesinato a cambio de viajes a los cómplices, una vez terminado el trabajo delictivo. 

Pese a la negación de lo realizado por parte de Quiroz y otros de los sindicados por este asesitnato, las cámaras de seguridad de dos peajes revelarían su presunta participación en el reglaje a la familia del funcionario regional. En la audiencia también se leyó la declaración de Suelpres. En la carta el funcionario chalaco refirió que la relación con su fallecida esposa era buena. Esta versión se contradice con la brindada por los hermanos de la víctima. 

Los acusados fueron denunciados por el delito de sicariato y podrían ser sentenciados a cadena perpetua.