Aditivos químicos de envases plásticos pueden producir cáncer, advierten

Lima
Typography

ERP. Aditivos de envases pueden migrar a los alimentos y bebidas e ingresar al organismo. Los aditivos químicos con los cuales se fabrican los envases plásticos donde consumimos alimentos y bebidas pueden alterar el funcionamiento normal de las hormonas y generar serios problemas a la salud, como la acumulación de grasas, males cardiovasculares y hasta cáncer, alertaron médicos especialistas.

Julio César Polo Espinal, doctor especialista en temas de medio ambiente del Colegio Médico del Perú (CMP), explicó que las toxinas que ingresan al organismo humano se desprenden de aditivos como los estabilizantes, plastificantes y espumantes usados en la fabricación de envases de plástico y tecnopor.

Mencionó, por ejemplo, el caso del bisfenol A, un plastificante que permite que el envase plástico sea más dúctil y maniobrable durante el proceso de su fabricación.

“Las botellas no retornables de gaseosa tienen bisfenol A para evitar que se rompan. Pero en el siglo XXI comenzaron a darse cuenta que el efecto del calor producía alteraciones en la composición de estos plásticos, generando daños a la salud”, señaló en declaraciones a la Agencia Andina.

Dijo que existen estudios que señalan a este aditivo como el causante del mal funcionamiento de las hormonas en el cuerpo humano, lo que podría generar por ejemplo una alteración en la producción de esperma.

“También hay otros sistemas que son alterados, como la hormona tiroidea. Hace que se aceleren los lípidos y las grasas, generando una acumulación de grasas en el organismo, lo cual a la larga conlleva a trastornos cardiovasculares”, subrayó Polo.

Tecnopor

La misma advertencia lanzó sobre el uso de tecnopor para consumir alimentos o bebidas calientes.

“Si se calienta el tecnopor se convierte en un material muy inestable, que puede afectar nuestro sistema nervioso y puede causar algún tipo de cáncer”, manifestó.

envases plasticos 1

Dijo que otro riesgo, no solo para salud humana sino también para el ecosistema marino, son las grandes cantidades de plástico arrojadas al mar. Esta situación altera la cadena alimenticia, pues las toxinas que se desprenden de estos productos son tragadas por los peces que, finalmente, son consumidos por los seres humanos.

“El plástico, bajo los efectos del sol, se desintegra en pequeñas moléculas. Esas moléculas serán absorbidas por los peces pequeños y éstos son a su vez acaban siendo tragados por peces más grandes, que nosotros finalmente los consumiremos”, señaló.

Polo saludó la iniciativa del Ministerio del Ambiente (Minam) de reducir el uso innecesario de las bolsas y cañitas de plástico, así como del tecnopor en el Perú.

Mayor control en su fabricación

Por su parte, Walter Zaldivar, director de la Escuela Profesional de Ingeniería Química de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), enfatizó que no es el plástico el que hace daño a la salud sino los aditivos que se usan para la fabricación de envases.

envases plasticos 2

Explicó que los plásticos son polímeros que se sintetizan a partir de derivados químicos del petróleo.

Aclaró, sin embargo, que el problema para la salud no es el plástico como material para almacenar o consumir alimentos, sino la "mala industria" que en muchos casos fabrica envases a bajo costo y sin respetar las normas internacionales de seguridad sanitaria.

En tal sentido, mencionó que en Estados Unidos y países de Europa hay experiencias en las cuales se fabrican envases de plástico con aditivos que no se desprenden ni migran a los alimentos, pese a someterlos a temperaturas superiores a los 100 grados.

“Lo que pasa es que el industrial quiere hacer la mayor cantidad de plata con la menos inversión posible. Esa es la mentalidad del industrial peruano, no entiende que hay márgenes de ganancia”, subrayó.

En cuanto al polietileno, con el cual se fabrican las bolsas de plástico, Zaldivar dijo que el riesgo de contaminación es mínimo en los productos que se guardan en ellas.

Calificó de maliciosa la información que busca responsabilizar a las bolsas de plástico como el causante de la muerte de la fauna marina, en lugar de culpar a las personas que arrojan estos productos al mar.

Zaldivar recalcó la necesidad de impulsar en el Perú y el mundo una cultura de reciclaje que permita reducir las grandes cantidades de desechos que terminan dañando el ecosistema del planeta.(Con información de la Agencia Andina)