Paises del Sudeste asiático son principales competidores de joyería peruana

Nacionales
Typography

Joyería de PerúCatacaos principal centro productor de joyas en norte del país

ERP. La mayor competencia internacional, especialmente de los países del sudeste asiático que tratan de abarcar todos los posibles mercados, la falta de técnicos especializados y el difícil contexto interno, son las principales amenazas de la joyería peruana, que entre enero y septiembre cerró con exportaciones por US$ 56.4 millones, lo que representó una caída de -8.3%.

Así lo señaló el presidente del Comité de Joyería de la Asociación de Exportadores (ADEX), Julio Pérez, quien señaló que otro factor es la aparición de productos sustitutos. "Definitivamente la baja de las ventas afecta seriamente a los exportadores. La situación económica de las empresas no es de las mejores, sin embargo para revertir esta situación debemos tener claro quiénes son nuestros competidores y qué es lo que se debe ofrecer al mercado mundial", dijo.

Cifras del Sistema de Inteligencia Comercial ADEX Data Trade refirieron que los principales mercados de exportación fueron EE.UU. (US$ 26.5 millones) con un crecimiento de 32.1% y un 62% de participación. "Su economía se ha fortalecido en los últimos dos años y existe una mayor confianza en los compradores, adicionalmente tenemos un TLC con ese país, que es también un factor importante", comentó Pérez.

Le sigue Bolivia y Ecuador que presentaron contracciones de -35.3% y -16.6%. De forma conjunta ambos mercados representaron el 15.5% del total. Otros mercados fueron México (-3.7%), Colombia (-23.1%), Chile (-9.3%), España (-23.5%), Reino Unido (-28.7%).

El representante de ADEX confió que el sector se recuperará en el mediano plazo, mencionó que un primer gran paso fue la realización del "II Congreso Internacional de Joyería y Orfebrería" en el que se tocaron temas críticos e importantes para el sector.

"Los expositores internacionales mencionaron claramente la importancia del rol que debe cumplir el Estado y los pasos que se deben seguir: el mayor uso de piedras peruanas talladas en nuestras joyas para agregar más valor al producto final y apuntalar el rol de los CITES de joyería que deben tener un mayor acercamiento a las empresas y dirigir sus recursos a la implementación de tecnología de punta", comentó.

Igual de importante es el trabajo con Mincetur en lo referido a las certificaciones de calidad. Esto hará que la joyería peruana pueda ser ofrecida con garantía al consumidor final. "También seguimos coordinando con Promperú, fijando el calendario de ferias para el 2015 y para lo cual es necesario implementar de una vez el carné ATA", puntualizó.

A su turno, Ysabel Segura, gerente de Manufacturas de ADEX reveló que en el Perú hay más de 3,000 joyeros principalmente en Junín, Cajamarca, Ica, Arequipa, Piura y Cusco. "Somos el quinto productor mundial de oro en el mundo y el tercero de plata", resaltó.

Sostuvo que si se incrementan los envíos al extranjero, se generaría más puestos de trabajo, porque además, es fuente de empleabilidad de mujeres que trabajan directamente en las plantas de producción o ensamblan piezas en sus hogares.

Explicó que el negocio de la joyería de oro en el Perú constituye una actividad descentralizada. "A pesar de que muchas de la producción está localizada en Lima, las empresas formales operan en Ica, Cajamarca y Puno", dijo.

El dato

Los centros de orfebrería más importantes se ubican en San Jerónimo de Tunán (cerca de Huancayo), Catacaos (Piura) y en Cusco, cuyos productos se orientan al turismo.