Reynaldo Hilbck defiende a su gerente de Asesoría Jurídica y lo mantendrá en el cargo

Piura
Typography

ERP. Hablar de Carlo Bertini Hurtado y de Luis Núñez es sagrado para el actual gobernador regional Reynaldo Hilbck Guzmán, quien defendió a su asesor jurídico y negó toda posibilidad de botarlo del Gobierno Regional tras la pérdida de un arbitraje con la empresa Camargo Correa y que le acarreará ingente suma de dinero a la Entidad Regional.

Ante el pedido expreso de los consejeros regionales, Hilbck, afirmó que no retirará la confianza al procurador ad hoc Luis Núñez, pese que el Consejo Regional pidió su salida debido a los arbitrajes perdidos por el Proyecto Alto Piura contra la empresa Camargo Correa. No es la primera vez que lo protege frente a este tipo de acciones, es una actitud recurrente considerando que Núñez no solo es el actual Gerente de Asesoría Jurídica, sino su ex abogado de las actividades privadas.

Luis Nunes01

Consejeros regionales lo culpan por pérdida de arbitraje con Camargo

Argumenta su posición en el sentido que pedirán explicaciones al Tribunal Arbitral de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), que falló a favor de la firma brasileña por 64 millones de soles. Este es el tercer arbitraje perdido del Proyecto Alto Piura. Pese a todas las explicaciones dadas, se sabe que el arbitraje y su resultado es totalmente irreversible para los intereses de los piuranos.

“Hemos defendido con todo lo que se ha podido. No estamos de acuerdo con el laudo y vamos a seguir defendiendo al Gobierno Regional, vamos a ir hasta las últimas consecuencias”, sostuvo Hilbck. Las últimas consecuencias para los que conocen de laudos arbitrales se refiere a ir a una nulidad de forma al Poder Judicial; aunque las posibilidades de éxito son mínimas o casi imposibles.

De manera tácita, el gobernador defendió el desempeño de Núñez, aduciendo que no es el procurador quien emite el arbitraje. Agregó que dicho abogado también defenderá los arbitrajes planteados por Obrainsa-Astaldi, actual contratista del proyecto; situación que hace avizorar un futuro incierto para la legalidad del Gobierno Regional de Piura, envuelto en este tipo de decisiones y cuyas distorsiones se acrecentarán conforme avancen los meses y se agote el mandato de Hilbck Guzmán.

En tanto, recientemente el indicado funcionario precisó entre otros aspectos que "Al Gobierno Regional se le amparó en el Laudo la Pretensión de declarar que la elaboración de la liquidación de obra y que está pendiente, se deberá de tener en cuenta los efectos de las resoluciones administrativas aprobadas por la entidad respecto a las ampliaciones de plazo denegada No. 2, 3, 4, 11 y 14, que han quedado firmes; así como su desistimiento de pretensiones arbitrales respecto a las ampliaciones de plazo No. 15, 16 y 17, y el reconocimiento de mayores gastos, que se asume que estaría entre 25 a 30 millones, a ser deducidos en su oportunidad de darse el caso del monto dispuesto en el laudo".

Para los consejeros regionales hubo irresponsabilidad, para el funcionario protegido por Hilbck Guzmán apetitos de otra naturaleza. Lo cierto que se seguirá perdiendo recursos con la empresa brasilera, contratada en la época de César Trelles Lara.