Río Piura se encuentra a nivel y con amenaza de desbordarse en Piura y Castilla

Piura
Typography

ERP. El río Piura se encuentra a nivel del cauce y con la amenaza de desbordarse; sin embargo, el caudal oficial se encuentra estable desde la 1 de la mañana y todo hace suponer, que no se repetirá lo acontecido el último 27 de marzo. Se ha verificado los puntos bajos por donde se desbordó en Piura y Castilla y lo único que se observa es el afloramiento del río por las alcantarillas.   

 

A las 6 de la mañana de este domingo, el caudal es de 2204 m3/seg e inferior a lo informado por el ente oficial, quien informó en su última simulación que la máxima crecida podría llegar aproximadamente a 2500 m3/seg. En la cuenca según los reportes ha llovido poco y eso implicaría que no podría recargar el río y los aforos no podría variar.

Debido a la inexactitud de la información y poco confiabilidad del ente oficial, se recomienda que la población de Piura y Castilla se mantenga alerta en caso de situaciones extremas; lamentablemente, el ente oficial ha demostrado que no tiene ni los equipos ni los profesionales que podrían evaluar adecuadamente caudales y velocidad de la corriente. 

Rio Piura 01abril2017

El consejero regional Hermer Alzamora Román, quien se mantiene atento a la situación del río, se ha convertido en una fuente más confiable. Según lo expresado a las 6 de la mañana de este 01 de abril, indicó que "El nível del rio estaba ya a la misma altura del dique en los Cocos del Chipe. El caudal no ha variado, pero nivel del rio ha subido. Se confirma sedimentación". 

Asimismo, en la parte de la Universidad Nacional de Piura, la posibilidad del desborde es una posibilidad, aunque en la parte más baja y donde fluyó el agua recientemente, se han puesto sacos de arena los cuales se encuentran a nivel para llegar a estos diques provisionales y que podrían dejar nuevamente llena de agua a la Facultad de Ingeniería Industrital. 

Cuadro Aforos

El río viene afectando las poblaciones bajas de la cuenca, los cuales en gran parte han sido ubicados en albergues, para protegerse del caudal y de la velocidad de su desplazamiento. En realidad, la situación es dramática y la creciente del río viene dejando una secuela de destrucción, pobreza y dolor.