Lo que las campañas electorales piuranas jamás incluirán

Nelson Peñaherrera
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP/Nelson Peñaherrera Castillo. El miércoles 27 de diciembre el Jurado Nacional de Elecciones solicitó al Ejecutivo que convoque a elecciones municipales y regionales para 2018, lo que oficialmente da el disparo de arranque a las campañas electorales. El hecho coincide justo con el informe sobre 'insights' para 2017 que FACTORTIERRA.NET también publicó ese día. ¿Qué conexión hay entre ambos?

Que la interacción que la audiencia ha tenido con los contenidos publicados a lo largo del año, o que ya estaban existentes en la oferta previa, podrían dar una pista a quienes elaboran los programas de gobierno local o regional sobre qué incorporar y que no; pero, adivina qué: jamás lo harán.

Yo sospecho que las campañas se dedicarán al facilismo de los programas asistenciales y las obras de cemento de cualquier envergadura, porque, como sabes, éso da votos o por lo menos tiene a la gente calmada; pero la realidad de las cosas es que la mejor manera de que las comunidades evolucionen y puedan independizarse a todo nivel es crear el escenario para que la economía local se active de forma responsable. De ese modo, generas cadenas de valor donde todo el mundo pueda incluírse, y eventualmente puedes incrementar tu rrecaudación local además de la tributaria nacional.

El gran problema es que la palabra independencia, especialmente para los esquemas partidarios caudillistas, es una lisura. En realidad esos esquemas odian que la gente sea independiente porque escapará a su 'control'; pero gobernar no es controlar sino facilitar y administrar. He ahí la diferencia.

¿Y qué es lo que las campañas electorales piuranas no incluirán ni por asomo? Bueno, allí es donde los 'insights' de FACTORTIERRA.NET nos pueden dar una pista.

Comencemos por decir que Piura ya no es una aldea, y me refiero al departamento. Es, en realidad, un territorio ubicado al extremo oeste de Sudamérica que puede proyectarse interna y externamente, incluso en los niveles subdepartamentales. Afortunadamente tenemos varios ecosistemas con sus propios potenciales, y eso se llama diversidad. No solo biodiversidad, sino antropodiversidad. ¿Te parece si usamos el término geodiversidad mas bien?
el prefijo geo- alude a lo que es particular, que no vas a encontrar en otra parte del planeta, o que difícilmente vas a encontrar en otra parte del planeta; y si lo hallas, no será igual. En ese aspecto, el departamento de Piura tiene múltiples fortalezas y oportunidades que aún no explota.

Pero, ¿qué dicen los 'insights' de FACTORTIERRA.NET?

Básicamente hay cuatro aspectos o 'insights' que nos globalizan: lo que tenemos para exportar, lo que tenemos para visitar, lo que revela nuestra identidad cultural, y nuestros conocimientos sobre adaptabilidad al medio.

La buena noticia es que todos, absolutamente todos, son cuantificables en tanto que ya los hemos calificado. Ahí tendrían que apuntar los programas electorales. ¿Ideas?

1. Generar el entorno adecuado para facilitar la exportación de mercancías

Miremos el ejemplo del banano del Chira y cómo ha crecido a nivel internacional, dificultades más, dificultades menos. Pero, también hay cierto interés en el queso de cabra, que básicamente sale del bosque seco; el café y la panela granulada, que sale de la sierra.

Los dos últimos productos ya saben cómo diseñar y ejecutar su plan de negocios con resultados mixtos (la panela se comporta muchísimo mejor que el café), y en todo caso los criadores de caprinos deberían verse en ese espejo para destetarse de la promoción gubernamental y comenzar a comercializar por su cuenta. Éso no dependerá de ningún gobierno, sino de que ellos mismos descubran que pueden volar con sus propias alitas.

Los agricultores y ganaderos ya tienenn las tierras y hasta se encuentran asociados. ¿Qué deben hacer los gobiernos? Asegurarles la conectividad a todo nivel. No subvencionarles. Con que tengan buena infraestructura vial y telecomunicaciones super rápidas y fluídas (¿alguien dijo cable de fibra óptica?) ya es un buen inicio.

Pero también que los sitios web de las municipalidades o hasta Wikipedia (que, la verdad, dan pena) sean como vitrinas indirectas de todo lo bueno que ofrece nuestra tierra, y comenzar a investigar -otra lisura para todo piurano que se respeta- sobre qué otros productos podrían impactar en mercado internacional.

Además, el otro reto será incentivar su consumo interno (traducción: promover la soberanía alimentaria). La mejor publicidad de cualquier exportación es que el propio sitio de origen lo consuma. Insisto, no se trata de que el gobierno local o regional compre el 'descarte' sino generar los espacios (como las ecoferias) para que productores y consumidores se miren a la cara, se convenzan y se retroalimenten.

Listo. Ahí está el modelo completo. Ah, y claro, educar -otra mala palabra para ciertos caudillos o pre caudillos. sobre lo que cada tierra provee.

2. Poner en valor nuevas alternativas para el turismo responsable

Siguiendo con la idea de la geodiversidad, hay que buscar en cada una de nuestras comunidades qué sitios pueden convertirse en ofertas para un turismo que no deprede, que no altere el paisaje y a la gente, y que permita armar una cadena de valor larga y ancha.

Los resultados de FACTORTIERRA.NET siguen encontrando que los sitios arqueológicos o históricos tienen potencial. el problema es que mientras no haya investigación -otra vez la lisura-, no podrán ponerse en valor; si no se ponen en valor, no entran en oferta; si no entran en oferta, sonamos.

Otro aspecto a destacar es que la gente quiere más espacios naturales y al aire libre donde puedan estirar las piernas o hasta practicar deporte, o en todo caso utilizar los ya existentes pero desde los que puedan ver paisajes, lo que respalda la propuesta del atleta Ronald Benites, de Chulucanas.

Ahí está TAMBIÉN como ejemplo la bicicleteada de Radio Nuevo Norte de Sullana a Macará celebrando la paz entre Perú y ecuador, y que llamó gratamente la atención de un DJ en ¡Los Ángeles, California! Si Nuevo Norte quiere ponerse las pilas, tiene ahí una frannquicia para crear. Claro, siempre que Pepín Carrasco vea lo que nuestros resultados muestran; si no, seguirá raspando publicidad a nivel local vía el viejo modelo de la radio concesionada.

Un detalle adicional es no solo enfocarse en el público distrital, provincial o departamental; el verdadero reto es atraer al público internacional, y acoplarse a sus exigencias; en otras palabras, saber qué buscan, cómo se sentirían satisfactoriamente servidos e implementarlo localmente. La tesis de César Correa, de Sullana, que publicamos en agosto de este año basada en nuestro trabajo en Malingas (2009-2011) determinó que los gobiernos locales deben adaptar infraestructura y fortalecer las capacidades de sus comunidades para que integren cadenas de valor independientes -de nuevo la otra mala palabra- al gobierno a través de un modelo asociativo, especialmente en los destinos potenciales para turismo rural. El problema es que si desconfiamos del vecino, no lo lograremos; entonces, cómo cambiamos esa actitud. Toma nota.

Y éso explica por qué michi tienes un sitio web, o una fanpage en Facebook: para globalizarte. Si la usas para comunicarte con tus patas de la otra cuadra, estás tirando plata.

Y éso me recuerda la investigación -otra vez la otra mala palabra- sobre sitios arqueológicos en Sapillica (2016). Ya los tenemos ubicados, algunos publicados; falta investigarlos. Si nadie quiere invertir en éso, nadie llegará. Si nadie llega, nadie ganará. Si nadie gana... ¿de qué te lamentas? sigue siendo nadie.

3. Más espacio para el arte y la cultura

Amarrado con el tema turístico y la exportación de mercancías, hay que recordar que mucha gente que viene de fuera tiene estudios grandes o pequeños, pero estudios al fin y al cabo, en algo llamado AApreciación del Arte, si es que no han estudiado Música, y no la música popular, sino la música desde un abordajhe académico; entonces, es lógico pensar que esas personas se sentirán más atraídas a quedarse en un lugar en particular o comprarle sus mercancías cuando también promovemos espacios abiertos o cerrados donde puedan hallar esa otra oferta de productos y servicios que se llaman 'artísticos' o 'culturales' ,y que seguimos tachando equivocadamente como aburridos o inútiles.

Claro que nuestros y nuestras artistas no son precisamente el mejor ejemplo de unidad y asociatividad, pero los gobiernos locales y regional deberán hacer el milagro de que en un mismo plato... bueno, el milagro de San Martín de Porres, ya que quienes se benefician son ellos y ellas y sus potenciales clientes.

Ojo con el mercado de las artes plásticas, pues hay una tímida demanda en la Internet que comienza a interesarse por lo que nuestros pintores, escultores y diseñadores gráficos están haciendo. Algunos incluso ya se están paseando por Europa mostrando su arte; otros están probando (como el caso de El Dandy, en Sullana) cómo podrían irse introduciendo al tema de la convergencia multimedia y el comercio electrónico.

Lo mismo que en los casos anteriores, el sector gubernamental debe trabajar en el fortalecimiento de capacidades y facilitar la promoción, pero teniendo la habilidad de hacer el destete en el menor tiempo posible para que luego los casos de éxito sirvan como mentores a los que están naciendo, y así, y así. Ésa es una interesante forma de darle sostenibilidad al modelo, basado en la otra mala palabra: independencia.

Así se podría atraer visitantes, y el resto será seguir ampliando las cadenas de valor. ¿Ya te vas dando cuenta que estoy repitiendo los mismos términos a lo largo de esta columna?

4. Invertir en ciencia y tecnología

La exportación, el turismo y el arte y la cultura nos van a reactivar en el corto y el mediano plazo; pero también tenemos que pensar en qué hacemos con el largo plazo, mejor dicho cómo podemos desarrollar bases para irnos innovando e innovando e innovando. Aquí es donde la mala palabra investigación alcanza su plenitud. En la medida en que descubramos científica y técnicamente lo que es propio (de nuevo el concepto geo-), vamos a tener esa capacidad de reinventarnos, de hacernos sostenibles en espacio y tiempo como comunidad piurana que pueda marcar una diferencia en el contexto global, digo, si es que nos da la reverenda gana hacerlo.

Para conseguirlo habrá que inyectar dinero, tecnología y profesionales que realmente hagan docencia, y no los imbéciles que jalan estudiantes para que reciban su 'coimisión' por sustitutorio o curso de verano (especialmente en universidades privadas, a quienes ya tengo identificados) tanto en centros de educación superior como incluso a nivel secundario.

Ahí tenemos los ejemplos de éxito en informática y mecatrónica. Digo, no es casualidad que ocupemos primeros lugares en concursos internacionales en ambas disciplinas, ¿o sí? Y eso ha estado pasando en los últimos siete años. ¿qué han hecho nuestros gobiernos locales y regional al respecto? Ya pues; otra pérdida de talento y dinero no invertido.

Ahora bien, es cierto que las arcas públicas locales y regionales no están gorditas para poder financiar, invertir en investigación -la mala palabra-, innovación y desarrollo; pero tampoco pueden desanimarse. Hace años que estoy diciendo a quien quiera escucharme que esas instancias pueden y deben crear oficinas de cooperación técnica internacional que permitan enlazar a las grandes fuentes de financiamiento internacional con los centros de estudio o estudiantes que realmente estén marcando una diferencia académica. Sospecho que no se implementa porque esas fuentes de financiamiento son muy estrictas con protocolos anticorrupciónm, pero si todo lo vamos a ver cutra, jamás avanzaremos.

Es cierto que algunos gobiernos locales están colaborando en la priorización de beneficiarios para Beca 18 (bueno, es un decir, porque no necesariamente se benefician quienes deben beneficiarse) o colaborar con las convocatorias para el Colegio de Alto Rendimiento o los Centros de Formación Técnica Binacional, pero creo que si se implementaran las oficinas de cooperación técnica internacional para la inovación académica sí se podría causar un impacto positivo. Claro que los resultados los veremos a largo plazo, lo que no necesariamente da votos porque no se ve, pero ahí también está la mano de los asesores (¿?) de comunicación pública que puedan banderear el asunto.

Sé que mencioné la informática y la mecatrónica, pero no son las únicas disciplinas (o en todo caso tomémoslas como disciplinas transversales). La educación, la salud, el comercio exterior, la agricultura, la ganadería, las industrias alimentarias, el mismo turismo, e incluso el arte y la cultura, son campos en los que Piura tiene muchísimo talento que necesita darle un impulso inicial para que luego descolle y destaque en el contexto mundial mediante la innovación. Sí podemos; otra cosa es que nos dé pereza darnos cuenta.

A manera de conclusión

La clave para el desarrollo integral de Piura en el contexto global es dejar de ver a la independencia (autonomía) y la investigación (ciencia) como malas palabras en los programas de gobierno. Mas bien deberíamos apostar a ellas. Claro que se necesitará una amplitud de mente por parte de quien candidatee impulsando tales valores, sin contar una inteligencia por encima del promedio, pero los piuranos y las piuranas realmente nos merecemos una calidad entre superior a extraordinaria en cuanto a nuestras alternativas electorales. Bueno, yo la verdad seguiré escéptico al respecto y quizás vote viciado, pero me pongo a pensar en el resto de mis paisanos y paisanas, y coincido con ellos y ellas que más de lo mismo ya no corre. No nos lo merecemos.

La implementación del concepto geo- (lo propio, lo típico, lo endémico, lo peculiar) es otro punto que debemos tomar como fortaleza y oportunidad a explorar y explotar en los programas de gobierno. La clave es dejar de pensar en forma alienada sin caer en el chauvinismo, y redescubrir esa piuranidad del pasado, el presente y el futuro que realmente nos crearán una marca de alto contenido y valor en el contexto mundial. Creo que también tenemos que perderle miedo a la globalización, porque si le tenemos miedo al planeta en general, ¿qué hacemos aquí? Migremos a Marte o Titán. A lo mejor ahí seremos felices nadando en océanos de amoniaco. El tema es aquí y ahora.

¡Asu! Y todo este análisis en base a un simple resultado de 'insights' en un portal de Internet. ¿O será mi espíritu filósofo? Bueno, igual te invito a visitar http://www.factortierra.net/2017/ donde podrás enntrar a los informes tanto en español (Destacados 2017) como en inglés (2017 Highlights), porque manejar otro idioma también es necesario, pero ya lo abordaremos en otro momento.

Como digo, ésta es información que nunca verás en un programa de gobierno. ¿Por qué? Porque se volverá a apostar al mismo estúpido modelo populista, donde la dominación del votante, y el fomento de su ignorancia no serán la garantía de un mejor gobierno, sino de bolsillos que revienten de plata y poder. Pobres ilusos e ilusas. Por éso no creo en ninguno. ¡Feliz 2018!

(Opina al autor. Síguelo en Twitter como @NelsonSullana)

Publicidad Mario Quispe Suarez