02
Sáb, Mar

Querecotillo protagonista de la democracia en casi 200 años

Miguel Arturo Seminario Ojeda
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Una villa y un distrito con historia. Querecotillo es un pueblo y un distrito con historia, asociada a una experiencia de luchas organizadas a lo largo de su existencia urbana desde fines del siglo XVIII. De esto se sabe, porque la historia es una ciencia, que ha revelado que desde el año 1783, se tramita la autonomía eclesiástica, en base a la jurisdicción territorial de la Receptoría Subalterna de Querecotillo, una especie de aduanilla que fiscalizaba las actividades comerciales de los actuales Perú y Ecuador.

Por Miguel Arturo Seminario Ojeda

Director del Museo Electoral y de la Democracia de la DNEF del Jurado Nacional de Elecciones

Por esa investigación nos hemos enterado de la existencia de un cabildo de indígenas, primero, hasta 1814, y de un cabildo constitucional en 1814, que tanto como el de Sullana dejaron de funcionar al poco tiempo, hasta su restitución tras la proclama de la independencia.

En la historia de Querecotillo se registra su decisión por la independencia, asociadas a la declaración que hace la municipalidad de indígenas y mestizos, el 11 de enero de 1821; a la proclamación y a la jura del 14 de ese mes y año. Acto seguido vendría después, y también por la voluntad popular, el pedido de la autonomía distrital: la base de la división eclesiástica, y los considerandos geográficos y económicos del virreinato y la ruta independiente, todo esto ocurría mientras gobernaba el Perú el Libertador Simón Bolívar.

Mapa de QuerecotilloQuerecotillo en mapa de Piura del siglo XIX.

Urbanismo y poder político de la familia Gallo

Como se ha podido verificar, la familia Gallo se instaló en Querecotillo, en la segunda mitad del siglo XVIII, desde entonces, el poder político local de la jurisdicción se asoció a familia Gallo, en una especie de caciquismo político, como se puede comprobar en el registro cívico de Querecotillo, elaborado para votar por representantes al primer Congreso Constituyente de 1822, del que ignoramos, por quien fueron mayoritariamente los votos de los querecotillanos.

Fueron alcaldes en 1822 Querecotillo: Francisco de Paula Gallo a quien reemplazó Manuel Francisco Maldonado, el padre de Gallo había tenido otros cargos políticos y administrativos, desde que Blas Roberto Gallo, el genearca de esta familia se instaló en esa parte del Valle del Chira.

Senor de la Buena Muerte ChocanSeñor de la Buena Muerte de Chocán.

Actuación masiva en la defensa de los intereses distritales

Queda información de la defensa de los querecotillanos, poco después de la proclamación de la independencia, contra el marqués de salinas, propietario de los terrenos sobre los que se edificaba y crecía el pueblo, quien se opuso al crecimiento urbano, ya que le restaba terrenos agrícolas.

José de los Santos Vargas Machuca fue un defensor del pueblo. A este sacerdote se le tuvo por sospechoso para la quietud pública tras un incidente por una licencia matrimonial. El obispo a toda costa quería separar a Vargas Machuca de la división de la punta que tenía a su cargo, pues quería colocar a un favorito como cura propio; pero como ese año, 1820, llegó el ejército patriota, quedaron sin efecto los trámites para curas propios hasta 1826 en que fue elegido Vargas Machuca, como párroco titular de Querecotillo.

Ante el obispo, el cura tenía el gravísimo defecto de ser protector de los desgraciados indígenas a quienes se sangraba como feudatarios, cuando las tierras de orilla y salida que poseían eran de composición por el Rey y pagaban por ellas el respectivo tributo como forasteros.

Sobre la conducta de Vargas Machuca en 1863 dirían: "el señor Machuca como cura de almas supo llenar siempre su misión. habiendo detenido el general San Martín el curso de las nóminas presentadas por el obispo de Trujillo, volvió a su curato como todos los concursantes y entonces tuvo la fortuna de concluir la iglesia que se reconstruyó para reemplazar la que había devorado el fuego, de impulsar el trabajo de casas y de traer pobladores para el aumento de la feligresía, para alcanzar como diputado en 1826 que el consejo de gobierno elevase a Sullana al rango de villa y se aprobase por el congreso constituyente de 1828".

Presidente Jose RufinoPresidente José Rufino Echenique, diobla Ley que en 1853 hizo propietarios de los terrenos urbanos, a los habitantes del pueblo de Querecotillo.

El distrito de Querecotillo, y su capital la villa del mismo nombre

Previamente, mientras gobernaba el Perú el general Simón Bolívar, se genera la existencia oficial del distrito de Querecotillo, un 21 de junio de 1825, es decir, que nos aproximamos al bicentenario de la existencia distrital, con la villa de Querecotillo, como su capital.

El distrito nació con una gran extensión territorial, abarcaba gran parte de los que hoy son los distritos de Marcavelica, Salitral, Querecotillo, y Lancones, habiéndose fraccionado en el siglo XX.

El distrito equivale a la extensión territorial delimitada por accidentes geográficos y líneas convencionales, en la cual ejercen su autoridad las autoridades distritales, provinciales, regionales y nacionales. No es lo mismo hablar del distrito de Querecotillo, y de la villa de Querecotillo, conglomerado urbano que ya merece ser elevado a la categoría de ciudad.

Recordamos entre los primeros gobernadores de Querecotillo a Francisco Maldonado, quien renunció al cargo el 25 de noviembre de 1828. Aceptada la decisión por el prefecto de la libertad, se nombró interinamente a José Casariego "por no encontrarse mejor persona", hasta la instalación de la asamblea nacional. Al asumir el cargo, el recién nombrado encontró oposición entre sus rivales, cuya conducta era opuesta, sin merecer el cargo de municipales, se quejaron ante Pablo Diéguez.

Llegado el caso a la prefectura de Trujillo, por acción del síndico procurador, el prefecto contestó que por ser el lugar del litigio próximo al ecuador olviden esos problemas internos, al mismo tiempo que anulaba el nombramiento ordenando al subprefecto Cortés elegir un gobernador del agrado de los querecotillanos sin que eso signifique que el destituido fuera persona no grata. Diéguez procedió así para tranquilidad de todos.

Otra lucha organizada por la voluntad popular

Tras los efectos de la ley de 1839, que hizo a los sullaneros dueños de los terrenos donde estaban edificadas sus casas, se inició una lucha organizada por los querecotillanos para alcanzar los mismos derechos, y el triunfo del 27 de octubre y 19 de noviembre de 1853, así nos lo hacen ver, cuando se les declara dueños de los terrenos urbanos, quedando a tras los reclamos del marqués de Salinas.

Presidente Manuel PardoPresidente Manuel Pardo, promulgó la Ley de elevación del pueblo de Querecotillo a la categoría de Villa.

Al respecto se anota en la Ley del 19 de noviembre de 1853:

Considerando:

I.- que por ley del congreso constituyente de Huancayo, fecha 19 de noviembre de 1839, todas las reducciones que reunan las mismas condiciones de Sullana quedaron incluidas en los beneficios de dicha ley.

IIl. que estos beneficios son el pleno dominio del terreno en que existe la población y los goces y derechos del pueblo o municipio.

III.- que la condición de la ley es pagar el valor del terreno al que se diga propietario en vista de los títulos originales;

IV.- que el pueblo de Querecotillo, en la provincia de Piura, se halla en el caso de Sullana, como consta de las actas electorales según las cuales elige seis electores que corresponden, según la base a 1,200 habitantes;

V- que los servicios prestados en la guerra de la independencia por dicho pueblo, son iguales y de la misma naturaleza que los prestados por Sullana;

Decreta:

Art. único.- se declara comprendido al pueblo de Querecotillo en la ley del 19 de noviembre de 1839, pagando al que alegare propiedad el valor del terreno según lo ordena la expresada ley.

Comuníquese al poder ejecutivo para que disponga lo necesario a su cumplimento, mandándolo imprimir, publicar y circular.
Dado en lima, a 27 de octubre de 1853.

Antonio Gutiérrez de la fuente, presidente del senado.- Francisco Forcelledo, presidente de la cámara de diputados.- Buenaventura Seoane, secretario. Mariano Loli, diputado secretario.

Lima, noviembre 19 de 1853

Cúmplase, comuníquese y publíquese.

Echenique.- Paz Soldán".

Las elecciones municipales en el siglo XIX

Las elecciones de 1866 después de la guerra con España, una gran cantidad de peruanos se identificó con Mariano Ignacio Prado. A fines de noviembre de 1866, las elecciones en el departamento de Piura lo dieron como ganador para presidente constitucional, así afirmaban sus partidarios a pesar que los resultados finales se programaron para enero de 1867 por las distancias con el interior.

Reflejando la política nacional, la provincia de Paita eligió diputados a Enrique Espinosa y como suplente a Manuel León Seminario. El triunfo de Espinosa se decidió en Sullana y Querecotillo, La Huaca, Colán y Tumbes. El perdedor Leónidas Echeandía quiso boicotear las elecciones. Sullana olvidó a su defensor ante el congreso porque en la legislatura anterior Echeandía la defendió. La junta electoral apoyando al perdedor fue acusada de fraude y el otro diputado perdía apoyo hasta de sus amistades.

La villa de Querecotillo

Ya señalamos que poyándose en la ley que en 1839 benefició a Sullana por el asunto de las tierras que litigaban los hacendados, el pueblo de Querecotillo consiguió en 1853 que a sus habitantes se les haga dueños de los terrenos que ocupaban. En 1875, durante el gobierno de Manuel Pardo, el pueblo de Querecotillo fue elevado a villa con el siguiente decreto:

Manuel Pardo

Presidente Constitucional de la República.

Por cuanto: el Congreso ha dado la ley siguiente:

El Congreso de la República peruana considerando:

Que el pueblo de Querecotillo, de la provincia de Paita, reúne las condiciones para denominarse villa;

Ha dado la ley siguiente:

Art. único.- se eleva a la categoría de villa al pueblo de Querecotillo, de la provincia de Paita.

Comuníquese al poder ejecutivo para que disponga lo necesario a su cumplimiento.

Dado en la sala de sesiones del congreso, en lima a 30 de enero de 1875.

Francisco de Paula Muñoz, presidente del senado.-Ramón Ribeyro, vicepresidente de la Cámara de Diputados.- Pedro Alejandrino del solar, Secretario del Senado.-Emilio A. del Solar, Secretario de la Cámara de Diputados.

Por tanto: mando se imprima, publique y circule y se dé el debido cumplimiento.

Dado en el palacio de gobierno, en Lima, a 5 de febrero de 1875.

Manuel Pardo Aurelio García y García.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1