Un nuevo gabinete con relativa confianza, muchas dudas y expectativas

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Tomando las palabras de Fernando Tuesta Soldevilla, el flamante presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva Arévalo, tiene ciertas condiciones para el cargo. Tuvo una gestión quebrada por la intromisión en la gestión de Ollanta Humala y ahora retorna a este cargo por la amistad y confianza que tiene con el presidente Martín Vizcarra Cornejo. Después del juramento tendrá la oportunidad de demostrar sus capacidades.

Evidentemente, su experiencia está asociada a gobiernos regionales y esto le permitirá entender mejor el proceso de descentralización. Un estudio de la OCDE para la incorporación del país hacia esta organización es lapidario y desviste las precariedades del Estado peruano respecto a su nivel organizacional. Justamente, la etapa de reconstrucción ha permitido observar estas debilidades.

Salvador Heresi Cesar Villanueva

Designación de Salvador Heresi, sería primer equívoco de gestión de Martín Vizcarra

De hablar entrecortado y con un discurso poco eufónico, primero dijo que no aceptaría el cargo y ahora expresa que quiere hacer un Perú viable y descentralizado. Es decir, argumentos para explicar su mutación no faltan. Si en la oportunidad anterior le faltó tiempo y espacio para aplicar innovaciones, en esta oportunidad el momento es propicio para ver si realmente sus capacidades regionales pueden ser trasladadas al nivel nacional.

Se conocen algunos nombres de políticos que desempeñarán el cargo. Sin duda, existen aciertos y otras equivocaciones que tendrán mucho peso en la búsqueda de legitimidad social que es lo que se requiere. La presencia de Salvador Heresi en el Ministerio de Justicia no abona en absoluto en la perspectiva de tener un Ministerio que salga del fondo al que fue llevado por su predecesor Javier Mendoza Ramírez.

Heresi, si bien es cierto es abogado de profesión, no tiene mucha experticia en el tema. Hubiera sido diferente, alguien que tenga mejores reconocimientos técnicos que políticos. Sin embargo, es de entender el objetivo de la designación. Vizcarra Cornejo, quiere no alejarse de sus orígenes y mantener como fuerza política a Peruanos por el Kambio.

Si bien es cierto que la designación de Heresi sería el primer equívoco del nuevo presidente, sin duda que el acierto se encontraría en David Tuesta, quien tiene la dimensión adecuada para entender los problemas nacionales. Después de trabajar en la Corporación Andina de Fomento, regresa al país para trabajar en un ministerio que es altamente influyente en todas las decisiones nacionales.

Otro de los aspectos más saltantes en sus primeras declaraciones tiene que ver con la importancia que se le dará a la minería. Ha expresado que no puede admitirse que el Perú tenga riqueza en el subsuelo y miseria en el suelo. Para lograrlo han designado a un ministro del Ambiente y otro de Energía y Minas, que coordinen las actividades que corresponden para extraer minerales en diversas partes del país.

Recordemos, que proyectos importantes como Tía María se encuentran sin decisión alguna, debido a la oposición de la población. Se deduce que no existe cambio alguno para tener una decisión diferente, es decir la oposición seguirá y la imposición desde Lima buscará prevalecer generando conflictos entre la población.

Igualmente, los niveles de conflictividad aumentarán en provincias como Huancabamba, donde existe el proyecto conocido como Río Blanco. Por lo pronto, varias comunidades han anunciado una marcha de protesta. Esta posición se debe a los movimientos observados por los concesionarios.

Otro tema que se les hará inviable corresponde a las exoneraciones del Impuesto General a las Ventas en la selva. Para el flamante premier, más es lo que pierden que lo ganan. En esta zona, se tiene medidas promocionales que están vinculados al tema tributario, habría que esperar las propuestas integrales, para saber si abonarán en un mayor desarrollo sin afectar los conflictos entre la selva y Lima.

Este gabinete se inicia con relativa estabilidad que podría llevar a disensos con las fuerzas que le dieron el triunfo a Peruanos por el Kambio; de igual manera entre los ministros designados existen aciertos y otros desaciertos que lo llevarán a crisis posteriores. De todas maneras, aún con estas particularidades, muchos creen que es la oportunidad de tener fe y expectativas para avanzar en un país totalmente quebrado por un centralismo que lo corroe.

Diario El Regional de Piura

Publicidad Mario Quispe Suarez