fbpx
09
Vie, Dic

Conozcamos el testimonio de Luis Antonio, quien superó impedimento físico para convertirse en un profesional

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Superar las dificultades, es una característica de todo ser humano; hacerlo cuando se tiene una discapacidad, es meritorio y son pocos los que demuestran que la constancia y perseverancia, además de otros valores, son suficientes para reconvertir una realidad aparentemente insuperable, por otra de logros y realizaciones. Es el caso de Luis Antonio Espinoza Pacherres. Conozcamos su historia. 

“Siempre parece imposible, hasta que se hace”, es la frase que llega a la mente de muchas personas al ver historias tan motivadoras como la de Luis Antonio, un joven de 27 años con parálisis cerebral, egresado de la Universidad Nacional de Piura, quien ha logrado cumplir su sueño de ser contador al igual que sus amados padres.

Su madre, Martha Elena Pacherres Velasco y su fallecido padre José Luis Espinoza Pérez, le inculcaron el amor por la carrera, lo guiaron y motivaron para que Luis Antonio supiera que podía lograr todos sus objetivos.

“Me siento feliz de haber logrado mi sueño de ser un profesional en Contabilidad, no ha sido fácil pero la clave es proponérselo”, expresa Luis Antonio.

Luis Antonio Espinoza mostrando orgullos su título profesional e imagen de su padreLuis Antonio Espinoza mostrando orgullos su título profesional e imagen de su padre

Luis Antonio nació con parálisis cerebral leve, condición que le impide un desplazamiento normal y compromete algunos músculos de su cuerpo afectando además la vista y el oído, pero con terapia y perseverancia, ha logrado desarrollarse y ahora puede realizar las funciones de cualquier joven de su edad.

“Este estado físico nunca ha sido un impedimento para lograr sus sueños (…) todo lo ha conseguido gracias a su constante voluntad y perseverancia en lograr todo lo que se propone. Para él su frase favorita es: ¡Sí se puede, sólo propóntelo!”, cuenta su madre.

Luis Antonio no sólo ha superado con éxito la carrera universitaria, sino que ya se desempeña laboralmente en la Universidad Nacional de Piura en la Oficina Central de Ejecución Presupuestaria desde el año 2019, dónde se ha ganado el aprecio de sus jefes y compañeros de trabajo.

Deportista de Judo 

Luis Antonio no deja de sorprendernos con sus logros, ya que, además de haber realizado su carrera universitaria con éxito, es parte del equipo de judo de la Universidad Nacional de Piura, y ha logrado obtener el cinturón marrón en dicha disciplina.

“Él ya consiguió el cinturón marrón y tiene en mente viajar a la ciudad de Lima para el examen y obtener el cinturón negro”, indica su madre.

Luis Antonio Espinoza practica el JudoLuis Antonio Espinoza practica el Judo

A pesar del camino difícil que le ha tocado vivir a este joven, nunca se rindió, sino que se ha propuesto ser uno de los mejores en su ambiente profesional, es por ello, que actualmente también estudia una maestría en la Escuela de Post grado de la Universidad Nacional de Piura.

“A jóvenes como yo les digo que aprovechen el apoyo de sus padres, que se tengan confianza, que se fijen sus metas, y que den todo de sí mismo para alcanzarlas. Con mucha voluntad, paciencia y perseverancia se puede lograr. Y no se queden con solo su título, que continúen con su maestría y su doctorado. No voy a descansar hasta ser un doctor, como me lo decía mi padre, para esa meta apunto y tengo la confianza de que lo voy a lograr”, nos dice Luis Antonio.

Luis Antonio se despide agradeciendo a sus padres por su apoyo incondicional y envía hasta el cielo un tierno mensaje a su padre.

“A mi madre le digo que tiene un hijo muy orgulloso de ella. Gracias mami por todo tu amor, por el esfuerzo, el apoyo y por la confianza que depositaste en mí, gracias porque siempre, has estado a mi lado. Te quiero mucho eres especial en mi vida”.

“Gracias infinitas, papi, sé que, desde allá, donde estés me guías, iluminas mis pasos y cuidas de mí, este logro es por ti y lo comparto contigo, gracias por ser mi papá, mi guía, mi maestro, mi mejor amigo y por creer en mí. Quiero que sepas que ocupas un lugar especial en mi mente y en mi corazón” son las palabras de un ser humano, que tuvo que superar los obstáculos propios, para mostrar orgullo su título de contador público. 

Es un ejemplo para muchos jóvenes que se encuentran en estas o diferentes condiciones; demuestra que existen valores humanos, que motivan para salir adelante y lograr mejores condiciones profesionales y académicas. Luis Antonio, puede sentirse jubiloso y orgulloso con su logro. Felicidades. 

Diario El Regional de Piura

Pristina 255