fbpx
27
Lun, Sep

Segunda vuelta electoral en Perú y la campaña de demolición en contra de Pedro Castillo Terrones

Informes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Desde el punto de vista matemático, la probabilidad de ser elegido presidente de la República entre dos candidatos es la misma para ambos. De acuerdo a las encuestas de intención de voto que se conocen hasta el momento, Pedro Castillo Terrones del partido Perú Libre, podría ganar la próxima contienda y reemplazar a Francisco Sagasti para el siguiente periodo que dura 5 años.

Lo cierto, que el tema no solamente es matemático, sino que se entrecruzan otras variables sobre todo sociales, que incidirán si el electoral votan por Pedro Castillo Terrones, candidato sorpresa de la primera vuelta electoral o si lo hacen por Keiko Fujimori Higuchi, hija del exmandatario Alberto Fujimori e investigada por hechos de corrupción que es su principal demérito

Conforme se podrá observar en la mayor cantidad de medios de comunicación nacional, no existe una libertad de expresión que garantice oportunidad para ambos, sino una campaña de demolición solo vista cuando se pretendió que se elija a Mario Vargas Llosa como presidente. Dicha campaña tuvo un efecto contrario y por esas paradojas del destino, el ganador fue el padre de quien ahora pretende la primera magistratura del Estado.

La candidatura de Pedro Castillo Terrones, un cajamarquino que representa a un Perú alejado de la metrópoli Lima, tiene connotaciones positivas para el Econ. Juan Manuel Aguilar “Se debe tener en cuenta que es una opción que representa el cambio; además, su elección implicaría un cambio sustantivo en la política tradicional, pues viviendo en el interior del país, supo ir hacia una dimensión nacional; en su condición de docente, es una oportunidad para dar énfasis a la educación; otra ventaja es que representa el antisistema económico y político y por último, es más fácil que deje el poder o que se lo quiten en 5 años comparado con la otra opción que implica el autoritarismo ya conocido. Castillo Terrones, es visto como uno de los millones de peruanos que buscan mejores oportunidades para el desarrollo personal y social”.

Pero fidelizar los votos por parte de Pedro Castillo Terrones, se ha convertido en una tarea titánica, sobre todo por la posición marcadamente contraria de los grupos de poder, políticos, canales de televisión y medios de prensa escritos, quienes sin ningún miramiento difunden contenidos con la finalidad de afectar su candidatura. La competición de Castillo, no solamente es contra una candidata, sino contra todos los grupos de poder del país.

En el caso de Keiko Fujimori, representa a un pasado marcado por golpe de Estado, violación de los derechos humanos y corrupción; ella fue primera dama en reemplazo de su madre a quien violentaron en el Servicio de Inteligencia Nacional y consecuencia de muchos delitos, su padre se vio obligado a fugar del país, refugiarse en el Japón y posteriormente extraditado desde Chile. Actualmente cumple 25 años de prisión, conjuntamente con Vladimiro Montesinos, su asesor.

No solo ello, su organización política en los últimos años, en lugar de dedicarse a legislar en beneficio del país, defendió con el respaldo de Keiko Fujimori a personajes como el juez César Hinostroza, el fiscal Pedro Chávarry, los exmiembros del Consejo Nacional de la Magistratura, entre otros, quienes vienen siendo investigados penalmente por varios delitos en el ejercicio de su función.

Quizá el lastre mayor que tiene en si esta candidata, es su vinculación con la corrupción. Lo cierto que el fiscal Domingo Pérez, ha investigado todas sus acciones y ha concluido con una acusación fiscal que la compromete en lavado de activos. Keiko Fujimori, se encuentra a medio paso de ser presidenta del Perú o ir a la cárcel por unos 30 años de acuerdo a la acusación fiscal. Solo en Perú se presentan este tipo de casos.

Para ganar, la candidata considerada de la corrupción, ha realizado un cambio en su conducta y habla de unidad nacional, acusa a su contender de comunista sin serlo, tiene a su disposición a los grupos empresariales que manejan el poder económico en el país y a su servicio a los medios de comunicación más importantes del país, quienes no disimulan su apoyo y colaboración a favor de Keiko Fujimori.

Para el antropólogo y analista político Manuel Hidalgo León “La candidatura de Fuerza Popular se desmerece como organización, hoy en el ojo de la justicia por ser una presunta organización para delinquir y por las características contrarias a principios básicos de vida que su lideresa práctica. La Sra. Fujimori ha demostrado falta de responsabilidad como cuando se le escuchó decir que no le importaba si se afectan mil o diez mil habitantes por la no ejecución de un proyecto y de poco o nulo compromiso con el pueblo peruano al haber dicho que su bancada fujimorista seria oposición responsable al gobierno de PPK y al poco tiempo promover su renuncia, fue tanta su posición obstruccionista que incluso obligó el cierre del Congreso, generando inestabilidad política, económica y social; otro demérito es no saber reconocer los errores que como primera dama en el gobierno de su padre Alberto Fujimori se cometieron fundamentalmente por crímenes de lesa humanidad. Debemos ser una ciudadanía responsable y evaluar a quién confiamos nuestro poder político” acotó.

El pueblo elector peruano, tendrá la difícil responsabilidad de elegir, entre lo nuevo, pero con muchas dudas que significa Pedro Castillo Terrones o por la candidata Keiko Fujimori con todos sus cuestionamientos y evidencias de delitos cometidos. De triunfar Castillo Terrones, será una demostración real que el pueblo peruano se encuentra ávido de cambios en sus condiciones sociales y económicas; de ser lo contrario, sería mantener el status quo, cuyo sistema es seriamente cuestionado. 

Diario El Regional de Piura

Pristina 255