¿Tienes sexo sin protección?

Reportajes
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por: Marco Paulini espinoza

articulo-paulini-001ERP. En un mundo donde el adolescente está expuesto al sexo casual a libre demanda y donde solo hace falta un clik para pactar un encuentro sexual clandestino, o ver lo que está haciendo una pareja desde el otro lado del planeta en la intimidad de cuatro paredes, se EXPONE una práctica sexual que para la época se cataloga como practica insalubre: el BAREBAK.

¿Qué es el Bareback?

Para quienes nunca lo oyeron, bareback proviene del término usado para hacer referencia a montar caballo sin silla, es decir "a pelo", el mismo que ha sido adoptado por la población gay para referirse al sexo anal entre hombres, sin preservativo. Tiene su apogeo en la industria del porno gay antes de los ochentas, pues en 1981 se reportaría el primer caso de GRID (Gay related immune deficiency o Inmunodeficiencia Relacionada con Gays) el que luego pasaría a ser llamado Síndrome de Inmuno Deficiencia adquirida (SIDA) y que desataría a su paso una serie de prácticas orientadas a la prevención de infección del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH/Sida).

¿Por qué hablar del bareback?

En la actualidad parece que esta práctica está resurgiendo, adoptada por adolescentes homosexuales, pese a toda la información que se tiene del contagio de las infecciones de transmisión sexual (ITS) y el VIH/Sida.

Este artículo nace como respuesta a una cadena de denuncias en las redes sociales, de jóvenes sullaneros que prefieren mantenerse en el anonimato por el temor de ser estigmatizados por su orientación sexual: gays.

Investigaciones científicas han demostrado que la infección por VIH/Sida en su mayoría se detecta entre los 16 y 24 años. Si se considera que el VIH tiene un periodo de latencia en el ser humano que va entre los 5 y 10 años, esto nos daría un rango estadístico de infección, develando que la persona fue infectada entre los 13 y 15 años (adolescentes); y automáticamente surge de forma casi obligada la pregunta: ¿Qué está pasando?

El paso del tiempo ha demostrado que el uso del preservativo ayuda a evitar la mayoría de las ITS y el VIH/Sida; pero también es cierto que no todos están dispuestos a usarlo, dejando ver que estas prácticas son llevadas a cabo en el completo anonimato y clandestinidad por el temor a reproches sociales, aduciendo que "el sexo es más placentero sin el uso del condón".

Si analizamos las características propias del adolescente, encontramos que su sexualidad no abarca solo lo psico – fisiológico, sino que además tiene asidero en lo socio – cultural; por lo tanto, la sociedad en que se desarrolla el adolescente determinará los valores, costumbres y controles sexuales, los mismos que fijarán en gran medida la actitud y comportamiento sexual del adolescente. Por desgracia el adolescente actual está siendo bombardeado por los diferentes medios sociales con mensajes e imágenes que colindan con lo sub real en el plano sexual, dando pie a prácticas sexuales insalubres que lo hace vulnerable; porque detengámonos a pensar, que todos los aspectos de desarrollo y maduración en el adolescente son fruto de su experiencia, y la experiencia se hace visible en las actividades diarias del adolescente: TV, cine, radio, INTERNET, lecturas, conversaciones con sus pares, etc.

Si habláramos de sexualidad de la persona, dejando de lado el moralismo y a esto le sumamos que las necesidades sexuales del adolescente son un hecho y no un mal sueño para los adultos; y que la orientación sexual del adolescente no siempre irá encaminada hacia la heterosexualidad, se tendría una visión más panorámica del porqué de estas prácticas insalubres.

Jóvenes gays, que desde el punto álgido de esta problemática quieren ser escuchados, desde el anonimato exponen lo siguiente:

  • Practicar bareback te acerca más a la persona, desde una perspectiva donde todos son marginados por ser gays, hay un marco de confianza donde se demuestra que confías plenamente en esa persona al penetrar y o dejar ser penetrado sin preservativo.
  • Los hombres gays adolescentes o muy jóvenes no han experimentado el hecho de perder seres queridos a manos del sida, a diferencia de los mayores que si han experimentado esa pérdida y por lo tanto tienen más conciencia de la magnitud de la infección.
  • El adolescente gay actual, dejó de ser traumatizado con el tema del VIH/Sida, a diferencia de lo que lo fue el de los ochentas, pues ahora existe el concepto de que el VIH/Sida es una enfermedad que puede ser controlada.
  • El adolescente gay actual tiene libre acceso a información en internet, donde cualquier página pornográfica muestra sexo explícito gay bareback, sin ningún tipo de filtro, porque nadie toma en cuenta a los gays; con prácticas sexuales de riesgo, siendo que el mismo adolescente termina creyendo que lo visto es lo ideal y termina poniéndolo en práctica.
  • En su mayoría la persona gay se encuentra cara a cara con la baja autoestima, producto de ser sometido a diario por el estigma social de ser gay, lo mismo que le produce un concepto muy devaluado de su propio yo, experimentando una desvaloración en la protección de su salud.
  • Muchos hombres que aún no se han asumido así mismos, viven en negación de su orientación sexual, adoptando ante la sociedad que son "bien machos" pero teniendo sexo casual o escondido con otros hombres, asumiendo que por ser "machos" no se infectarán.
  • Hombres que tienen inclinación al alcohol y o drogas son más propensos al sexo desprotegido.
  • Adolescentes totalmente desinformados y por ende indiferentes a la infección.
  • Hombres que por el estigma social y la homofobia de los que son víctimas creen que tarde o temprano se infectarán asumiendo que ser VIH positivo es parte de ser gay por castigo divino.

Y así encontramos una serie de afirmaciones imposibles de describir en su totalidad, pero que nos llevan al punto de pensar, que como sociedad se debería tomar conciencia de la magnitud de este asunto, puesto que el bareback deja de ser un problema de grupo para convertirse en un problema de salud social.

Aquí nos encontramos con la primera barrera, practicar bareback es una decisión que no puede ser criticada muy fácilmente y menos a las personas que alegan que lo hacen solo con su pareja afectiva por total entrega y confianza a la misma. Esta es una problemática orientada a crear y fortalecer conciencia social; con mensaje, que si bien es cierto que cada quien es dueño de su cuerpo y libre de tomar decisiones, también es cierto que "ARRIESGAR LA VIDA POR PLACER NO ES NECESARIO".

Desde un punto de vista estratégico, las entidades encargadas de la salud deben comenzar a hablar de esta preferencia, diseñando estrategias preventivo – promocionales orientadas a la información y sensibilización de los riesgos que conlleva practicar bareback.

Este artículo cumple con la obligación de exponer este asunto para que la población forme sus propios criterios, de manera sólida y basado en el derecho a la información.

------------------------------------------

(Marco Paulini espinoza es obstetra. Síguelo en Twitter como @marcopaulini. Editado por Nelson Peñaherrera Castillo.)

Fotos Archivo FACTORTIERRA.NET

Pristina 255