fbpx

Sullana: dos muertos deja feroz balacera en asentamiento humano 9 de Octubre

Sullana
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Nuevamente la violencia y la inseguridad se apoderaron de algunas calles de la ciudad de Sullana. Una feroz balacera ocurrida esta madrugada en el asentamiento humano 9 de Octubre, cuadra 15 de la calle San Juan, dejó como saldo dos personas muertas. Los occisos fueron identificados como Antoni Alexander Romero Oviedo (20) y Carlos Enrique Vásquez Urdániga (24), 

De acuerdo a la información proporcionada por personal policial y Serenazgo, ellos tomaban licor en un bar ubicado en la cuadra 15 de la calle San Juan, pero al salir, fueron perseguidos y acribillados quedando tendidos en el pavimento. Con la presencia del Fiscal de turno se ordenó el levantamiento de los cuerpos y su internamiento en la morgue de Sullana

Después de la balacera los cuerpos de las personas quedaron en la vía pública, uno de cúbito dorsal vestía bermuda de color rojo y polo azul oscuro y el otro quedó cerca al primero de cúbito ventral, en tanto los autores después de cometer los asesinatos se dieron a la fuga. La calle San Juan es perpendicular a la vía a Tambogrande y la balacera se produjo cerca al grifo Kike. 

Para la identificación y reconstrucción de los hechos, se viene solicitando información a testigos presenciales y videocámaras que podrían funcionar en este asentamiento humano del sector este de la ciudad de Sullana. 

Personal policial y representante del Ministerio Público se desplazaron desde tempranas horas al lugar del crimen, protegiendo la zona del crimen para que los peritos especializados recojan los elementos del caso. Hasta el momento, no se tiene la identificación de los cadáveres; quienes habrían estado bebiendo en uno de los bares que funciona en este sector. 

balacera deja dos muertosUno de los cuerpos que quedó tendido en vía pública

familiares muertosCuriosos y familiares se congregaron en lugar

Diversos curiosos y presuntos familiares, se han posicionado en el lugar, expresando manifestaciones de dolor.  Según las averiguaciones realizadas por Diario El Regional de Piura el primero trabajaba vendiendo carne en el mercadillo, mientras que el segundo era repartidor de gas y salieron del bar Dos Corazones. Se enfrentaron a unos sujetos que terminaron disparándoles en la espalda. 

Toda esta situación de violencia y muerte que cada cierto tiempo se reitera en este asentamiento humano, sería consecuencia del descontrol en el funcionamiento de bares y cantinas. Conocido este hecho, nuevamente la población solicitó que se cierre estos establecimientos para reducir la violencia e inseguridad ciudadana; sin embargo, se sabe que la Municipalidad no tiene la autoridad para adoptar medidas severas. 

Diario El Regional de Piura

Pristina 255