fbpx

Sullana: alcalde de Bellavista acusado de faltar el respeto a personal policial y Comisario

Bellavista
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El alcalde del distrito de Bellavista de la provincia de Sullana, Hildebrando Crisanto Vilela fue acusado de faltar el respeto a personal de la Policía Nacional del Perú de la tripulación del vehículo policial KE-19807 y al Mayor PNP Alejandro Salazar Lozano Comisario de Bellavista, a quienes los culpó de abandonar su labor de patrullaje y al contrario dedicarse a brindar seguridad en el proceso de construcción de una obra.

Según indica el parte policial, Crisanto Vilela se apersonó a la comisaría local el último 15 de enero a las 10 de la noche para hacer sentir su cuestionamiento del porqué el personal policial se encontraba “estacionado cerca de una obra de construcción a la cual según su versión le estarían prestando seguridad”.

Hildebrando Crisanto Vilela es acusado de faltar respeto a ComisarioHildebrando Crisanto Vilela es acusado de faltar respeto a Comisario

Esta acusación conllevó a la solicitud de explicación de los argumentos por parte del Comisario de Bellavista a lo que el alcalde Crisanto habría reaccionado de manera prepotente indicando que lo “iba a conocer y que había denunciado Coroneles y que si no le preguntase al Coronel PNP Julca como le había ido”.

La inusual actitud de esta autoridad llevó a una solicitud de ponderación por parte de la autoridad policial para el alcalde, quien se retiró profiriendo la frase amenazante “Me vas a conocer”. 

Sin embargo, la actitud del alcalde habría ido más allá; según indica el Jefe Policial, recibió la información que Crisanto Vilela se apersonó en la avenida Brasil “ (…) a bordo de un vehículo de Serenazgo, conjuntamente con aproximadamente 10 Serenos, dirigiéndose al citado efectivo en forma prepotente, ordenándole que se retirara del lugar y se dedicara a patrullar que para eso le pagaban, amenazando con hacerlo cambiar a otro lugar, ante lo manifestado por el referido efectivo policial, el suscrito ordenó que formulara un acta de lo suscitado con la finalidad de comunicar al Comando PNP”.

En sus argumentos de defensa, se indica que la unidad vehicular cuestionada, se encontraba asignada a realizar patrullaje a los sectores de Huangalá, Somate, Parkinsonia y Caseríos Bella Esperanza y el Cucho; sin embargo, por orden del comandante de guardia, se procedió a enviarlos a dispersar la presencia de personas que estaban realizando actos vandálicos; para luego realizar “(…) un estacionamiento táctico con la finalidad de prevenir se susciten nuevamente este tipo de alteraciones del orden público”.

Cerca del lugar de los sucesos, se encuentra la Institución Educativa Blanca Susana Franco de Valdiviezo, donde se desarrolla una obra pública licitada por el Estado Peruano y donde generalmente existen dificultades que la Policía se ha encargado de restablecer el orden.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255