fbpx
28
Sáb, Ene

INCOR de EsSalud atiende entre 3 a 4 infartos complejos al día

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La enfermedad coronaria es una de las principales patologías cardíacas entre los peruanos y es la causante de los temidos infartos. En el Instituto Nacional Cardiovascular – INCOR de EsSalud se atienden entre 3 a 4 infartos al día en pacientes complejos y se realizan 2500 procedimientos intervencionistas al corazón cada año.

“Lo fundamental es tener un estilo de vida saludable para prevenir un infarto. No fumar, tener un control de la presión arterial, la glucosa en la sangre y el colesterol, además de hacer ejercicios de forma regular”, recomienda el doctor Luis Mejía, cardiólogo intervencionista del INCOR.

Entre los procedimientos que realiza el INCOR está la angioplastia, una técnica que permite recuperar el flujo sanguíneo cuando una arteria está obstruida.

La angioplastia coronaria es un procedimiento hemodinámico de tratamiento que consiste en dilatar una arteria ocluida, a través de un catéter por el brazo o pierna, y que se introduce en un vaso sanguíneo, con la finalidad de recuperar la circulación de la sangre. Para ensanchar la arteria se coloca un dispositivo denominado stent.

Incor Essalud 4

Los pacientes que necesitan este procedimiento son aquellos que tienen la enfermedad coronaria, la cual puede manifestarse por diversos factores de riesgo, algunos de ellos hereditario o genéticos como la hipertensión o diabetes. Otros se generan por los malos hábitos, como una mala alimentación.

“A medida que va avanzando la edad, se generan placas que obstruyen y disminuyen la irrigación del corazón. Esto se traduce en dolor de pecho, cansancio, fatiga, desmayos, arritmias o hasta la muerte súbita” explica el doctor Mejía.

“En el Instituto Nacional Cardiovascular estamos enfocados a resolver la alta complejidad. Entonces hacemos angioplastias de coronaria izquierda, de bifurcación o crónicas”, explica el médico cardiólogo.

Para conocer el diagnóstico del paciente, se realiza antes un cateterismo, un procedimiento también intervencionista, por el cual los médicos conocen y valoran la enfermedad con mayor precisión y así determinan la estrategia de atención.

El Instituto Nacional Cardiovascular cuenta con tres salas en el servicio de Hemodinámica, equipadas con una moderna infraestructura. Además, el INCOR cuenta con profesionales multidisciplinarios y altamente especializados en intervenciones mínimamente invasivas.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255