fbpx

Elecciones en Brasil con ventaja para Dilma Rousseff

América Latina
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

dilma-rousseff-y-marina-silvaERP. La actual presidenta de Brasil Vilma Rousseff llega como favorita para ganar las elecciones presidenciales que se realizarán el 05 de octubre. Sin embargo, la elección tendrá una final impredecible donde la ecologista y el candidato Aécio Neves se disputan el segundo lugar. Aunque de acuerdo a las encuestas Dilma Rousseff auguran un triunfo en primera vuelta, podría darse el caso que no supera el porcentaje para lograrlo y deberá definirse en una segunda elección entre los dos más votados. 

En la víspera de la votación, aún no estaba claro quién sería el adversario de la presidenta Dilma Rousseff en un posible balotaje más adelante este mes, debido a que la diferencia entre Neves y Silva está dentro del margen de error de los sondeos, creando el escenario para la carrera presidencial más reñida en décadas en Brasil.

Hace pocos meses, muchos analistas políticos predecían que Rousseff ganaría cómodamente la reelección a pesar de la débil economía, el creciente descontento con el alto costo de la vida y los malos servicios públicos, que provocaron enormes protestas callejeras hace un año.

La campaña cambió en agosto, cuando Silva entró a la carrera luego de que el candidato original del Partido Socialista Brasileño (PSB) murió en un accidente aéreo.

Una popular figura opositora al sistema imperante, Silva, subió rápido en los sondeos y en un momento parecía encaminada a poner fin a los 12 años del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) en el poder en la mayor economía de América Latina. Pero en una agresiva campaña mediática, Rousseff atacó su popularidad, poniendo en duda su capacidad de gobernar Brasil sin el apoyo de los partidos tradicionales y retratándola como la representante de una elite financiera que quiere poner fin a los populares programas de ayuda social.

Neves, un senador cercano al sector empresarial y ex gobernador del centrista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), ha avanzado de manera estable en los sondeos a medida que Silva ha perdido respaldo. Tuvo un buen desempeño en el debate transmitido por televisión el jueves, criticando con calma a Rousseff por el manejo de un escándalo multimillonario en la compañía petrolera estatal Petrobras.

Silva, quien se ha visto frágil en la última etapa de la campaña, ignoró los sondeos del sábado.

"El pueblo brasileño ha decidido que esta elección irá a segunda vuelta. Nosotros estamos seguros de que estaremos allí", dijo a periodistas en Sao Paulo.

Si ninguno de los candidatos tiene la victoria absoluta, tal como se anticipa para la primera ronda del domingo, la elección se decidirá en una segunda vuelta el 26 de octubre entre los dos aspirantes que obtengan mayor número de votos.

Dilma Rousseff favorita en balotaje

Quienquiera que obtenga el segundo lugar en las elecciones del domingo tendrá una lucha cuesta arriba a para vencer a Rousseff en una segunda vuelta. Los sondeos del sábado, realizados por las empresas Datafolha, Ibope y MDA, mostraron que Rousseff tiene entre 6 a 10 puntos porcentuales de ventaja sobre Neves en un balotaje. Los sondeos también muestran que Rousseff derrotaría a Silva en una segunda vuelta.

El respaldo para Rousseff en primera ronda se mantuvo estable en un 40 por ciento en los tres sondeos, mientras que Neves ganó entre 3 y 5 puntos porcentuales y Silva perdió entre 2 y 4 puntos porcentuales, cayeron al tercer lugar por primera vez en la carrera.

Si se excluyen los votos nulos y blancos, Ibope mostró que Rousseff recibiría un 46 por ciento de los votos válidamente emitidos en la primera ronda del domingo, 4 puntos porcentuales menos que los necesarios para conseguir la victoria de inmediato, y Neves un 27 por ciento, en tanto, Silva conseguiría un 24 por ciento.

MDA consultó a 2 002 votantes entre jueves y viernes, y proyecta que la elección seguramente se decidirá en una segunda vuelta entre Rousseff y Neves, debido a que sus cifras de rechazo han disminuido marcadamente, mientras que las de Silva han aumentado. La autoridad electoral de Brasil dijo que podría tomar más tiempo que el habitual para decidir la votación del domingo, dado lo reñido de la carrera por el segundo lugar.

"Esta es una elección emocionante y la primera desde 1980 donde vemos que las firmas de encuestas no pueden realizar una predicción sólida", dijo a Reuters José Antonio Dias Toffoli, presidente del tribunal electoral de Brasil. La encuesta de MDA tiene un margen de error de más/menos 2,2 puntos porcentuales.

Ibope consultó a 3 010 votantes entre jueves y sábado y Datafolha encuestó a 18 116 personas entre viernes y sábado. Ambos sondeos tienen un margen de error de más/menos 2 puntos porcentuales.

(Reuters)

Pristina 255