fbpx
23
Sáb, Oct

El Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez gana el Premio Nobel de la Paz 2015

Otros países
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Se definió finalmente quienes son los ganadores del Premio Nobel de la Paz para el 2015; el mismo que tras la evaluación fue entregado al Cuarteto Nacional de Diálogo de Túnez, en reconocimiento a los aportes democráticos que se hizo tras el levantamiento en el 2010. Se encuentra conformado por la Unión General Tunecina de Trabajo, la Confederación de Industria, Comercio y Artesanía de Túnez, la Liga de Derechos Humanos y la Orden Tunecina de Abogados.

"Su contribución decisiva para la construcción de una democracia plural en Túnez a raíz de la Revolución del Jazmín en 2011" es el motivo por el que el Comité Noruego del Nobel les ha concedido el galardón entre los 273 candidatos este año, según anunció su presidenta, Kaci Kullmann Five, esta mañana en Oslo, al reconocer los aspectos que contribuyeron a decidir por la propuesta. 

Así "el Cuarteto estableció un proceso político alternativo y pacífico en un momento en el que el país estaba al borde de la guerra civil", añadió.

El Comité destaca, sin dar nombres propios, que mientras la Primavera Árabe se contagió rápidamente a otros países, en muchos de ellos la lucha por la democracia y los derechos humanos está detenida o ha sufrido grandes reveses, mientras que Túnez "ha presenciado una transición democrática basada en una vibrante sociedad civil que exige respeto por los derechos humanos básicos", explicó la presidenta.

El Cuarteto, asimismo, desempeñó un papel fundamental en las últimas elecciones democráticas de Túnez, "allanando el camino a un diálogo pacífico entre ciudadanos, partidos políticos y autoridades, y ayudó a encontrar soluciones basadas en el consenso para un amplio rango de retos ante las divisiones políticas y religiosas".

Dicho papel es comparable a los "congresos de la paz", mencionados en las últimas voluntades de Alfred Nobel como uno de los requisitos para recibir el galardón más prestigioso del mundo. Pero además, el Comité justifica el galardón con la esperanza de que éste salvaguarde la democracia en Túnez, cuyo caso considera "único y remarcable", pues "muestra que los movimientos políticos islámicos y seculares pueden trabajar conjuntamente; y que la sociedad civil a través de instituciones y organizaciones puede desempeñar un papel crucial en los procesos democráticos, ya que éstos aún estando amenazados pueden conducir a elecciones libres y al traspaso pacífico de poderes".

Además, aspira a que sirva de "inspiración para todos aquellos que buscan promover la paz y la democracia en Oriente Medio, Norte de África y el resto del mundo", y pretende alentar a los tunecinos para que su fraternidad sirva de ejemplo y la sigan otros países.

Pristina 255