fbpx

Catalanes realizan consulta para Independencia de España

Otros países
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Mas presidente de GeneralitatAhora, exigen a Rajoy celebrar un referéndum 'definitivo

ERP. Cataluña desea su independencia y aún contra las normas dadas por el Estado Español, llevó adelante su histórico "9-N" donde los catalanes expresaron su decisión autonómica. El presidente de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, ha tildado de "extraordinarios" los resultados de participación y ha descrito la jornada en los locales de participación como "un ambiente de alegría, satisfacción, esperanza". 

El president de la Generalitat, Artur Mas, ha aprovechado la elevada participación registrada durante la consulta soberanista alternativa de este domingo -cifrada en 2.250.000 personas, aproximadamente- para reclamar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que permita que se celebre un referéndum "definitivo" sobre la independencia de Cataluña.

Mas, que ha comparecido ante los medios tres horas después de que se cerraran los más de 1.300 puntos de votación activados para el 9-N, ha valorado como un "éxito total" la votación, cuya participación ha cifrado en "más de dos millones de catalanes" que hará "dar un salto de gigante" a Cataluña.

La movilización de los ciudadanos ha llevado al president a retar a Rajoy para que afronte una nueva votación. En este caso, ha especificado, deberían ser legales como las que se vivieron en septiembre pasado en Escocia o bien hace años en Québec, y que fueron permitidos por el Reino Unido y Canadá, respectivamente.

Arropado por la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, el jefe del Ejecutivo catalán ha dicho -primero en catalán, y posteriormente en castellano, inglés y francés- que "[los catalanes] queremos decidir nuestro futuro político. Queremos decidir pacíficamente, libremente, democráticamente. No lo queremos hacer contra España". Por eso ha instado al Gobierno central a comportarse "como un Estado democrático maduro" y a buscar conjuntamente una "salida al problema" que se traduzca en una votación que "respete" la decisión de los catalanes de "decidir su futuro".

Mas también ha aprovechado para criticar las reacciones del Gobierno central ante los datos de participación en la consulta. Según el president, se trata "una vez más, de miopía política y mucha indiferencia, cuando no intolerancia".

En un mensaje implícito enviado también a ERC, la cual reclama un avance hasta unas elecciones plebiscitarias, el president ha reclamado "unidad" a las fuerzas políticas catalanas de ahora en adelante con el objetivo "hacer bien las cosas" durante los próximos meses.

Mas, de hecho, ha anunciado también que a partir de ahora elaborará una hoja de ruta que concretará tras el Consell Executiu del martes, y un día después de que este lunes se reúnan los órganos de dirección de los partidos catalanes para evaluar la jornada.

El president ha destacado que su objetivo es que, en las próximas dos semanas ponga sobre la mesa cuáles son sus intenciones, previa reunión con el resto de dirigentes políticos.

Pristina 255