fbpx
03
Dom, Jul

Manifestación contra Pedro Castillo derivó en violencia, disturbios y caos

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Fueron miles de peruanos y peruanas que salieron a las calles de Lima, para protestar contra la inamovilidad social dispuesta por el Ejecutivo y al mismo tiempo, solicitar la renuncia del presidente Pedro Castillo, responsable de la medida extrema que motivó una reacción primero pacífica y en ciertos lugares, con actos vandálicos, violentos y caos, que la Policía Nacional no pudo controlar. 

Conforme dimos a conocer en horas de la madrugada de este 5 de abril, argumentando que era necesario declarar en emergencia Lima y el Callao, y para devolver la paz de esta población, se declaraba inamovilidad, un asunto muy perjudicial por la hora que se dijo, y sobre todo por afectar la actividad económica. Para justificar la medida, el Ejecutivo, indicó que existía información de inteligencia que hablaba de la intención de saqueos, lo que se habría evitado. 

Por su parte, el Ministerio del Interior (Mininter) exhortó a la ciudadanía a manifestarse de forma pacífica sin perturbar el orden público y en estricto respeto a la propiedad pública y privada. El comunicado emitido, no fue escuchado por grupos que de manera violenta, no solo afectaron la propiedad pública y privada, sino confrontaron con la Policía Nacional del Perú, resultado varios heridos. 

La movilización llegó hasta el mismo Congreso de la República, durante la marcha se escucharon slogan pidiendo que Pedro Castillo, actual mandatario renuncie al cargo, el mismo que constitucionalmente terminaría el 28 de julio del 2026. Como se tiene conocimiento, existe una fuerte oposición en su cotra desde su triunfo mismo, las intenciones formales de vacarlo han sido dos, pero la agenda política tiene en la palestra el tema en todo momento. 

Los cientos de manifestantes que protestaban contra la gestión presidencial de Pedro Castillo en el Centro de Lima, atacaron con piedras las sedes del Ministerio Público y la Corte Superior de Lima, en está última intentaron abrir las puertas y llegar hasta el sótano y causar destrozos.

Ante esta situación los agentes policiales intentaron detener las acciones de este grupo de sujetos, pero se produjo un enfrentamiento.

Hasta altas horas de la noche, se evidenció mayor violencia de grupos que en aras de participar en la movilización prefirieron enfrentarse usando para ello piedras y otros artefactos que perjudicaron a los propios participantes, a la Policía Nacional del Perú, y sobre todo a periodistas quienes fueron víctimas de la agresión. Poco a poco, se fueron desalojando a los participantes de esta movilización, que pone en riesgo la legitimidad del presidente campesino, cuyos errores lo están llevando a perder respaldo y apoyo ciudadano. 

Hasta el momento no se tiene un balance de las pérdidas habidas, de los heridos y de los detenidos. Todo hace indicar que con la finalidad de evitar mayores confrontaciones, la Policía evitó ser más severa, incluso se observó que eran agredidos de manera directa, por algunos de los participantes en esta marcha, una de las más agresivas presentadas desde que Pedro Castillo asumió el poder. 

Diario El Regional de Piura

Pristina 255