fbpx
04
Sáb, Feb

Nueva presidente Dina Boluarte pide dejar la confrontación y trabajar por estabilidad del país

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Después del sistémico ataque que enfrentó Pedro Castillo Terrones, por parte del Congreso y de varios medios de comunicación de la prensa concentrada, se dispuso la sucesión presidencial asumiendo el cargo la vicepresidenta de la República Dina Boluarte, quien llamó a dejar atrás el capítulo de la confrontación que nada bien le hace al país, y pidió trabajar unidos por el desarrollo del país, la estabilidad y el crecimiento económico.

“Dejemos atrás los capítulos de confrontación, los infaustos hechos que quisieron quebrar la democracia y las aventuras que no generaron estabilidad. Es ahora o nunca. El Perú no puede parar. Unidos, como los Vencedores de Ayacucho, lograremos darle estabilidad, crecimiento y tranquilidad a una nación digna, grande y heroica”, afirmó tal y conforme lo pedía su antecesor. 

El desarrollo del país, destacó la dignataria, se logrará junto a las gloriosas Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, las fuerzas democráticas, las organizaciones de base, la sociedad civil organizada y el peruano de a pie, unidos y con permanente diálogo .

“Por nuestros hijos, por los que vienen y los que vendrán, gobernemos juntos para construir un país también para los 'nadies', quienes, al igual que todos, anhelan el desarrollo y la igualdad de oportunidades”, aseveró.

En otro momento de su discurso, la presidenta remarcó el glorioso y heroico legado de los valerosos peruanos que, en la Pampa de la Quinua, Ayacucho, vencieron a las fuerzas realistas sellando de manera definitiva la independencia de toda Latinoamérica.

La nación, según remarcó la mandataria, es firme, fuerte y segura gracias a las Fuerzas Armadas que dan la garantía de respeto a la Constitución, el Estado de derecho y el equilibrio de poderes, que se recuperó tras “una fallida aventura que debe quedar en la memoria del país para que la historia no se repita”; sin embargo, más allá de la aventura que asumió Pedro Castillo, la situación de confrontación fue creada por otros factores. 

Al pie del monumento del coronel Francisco Bolognesi, saludó a los integrantes del glorioso Ejército del Perú, institución centinela de la seguridad y la defensa de la soberanía nacional, y siempre dispuesta para acudir al llamado de la patria y en salvaguarda de los peruanos en las emergencias naturales. “A sus mujeres y hombres, mi reconocimiento por tan grande sacrificio que le hace honor al legado de Bolognesi, un hombre desprendido, sacrificado y solidario como lo son ustedes”, aseveró.

A su llegada a la sede del Cuartel General del Ejército, recibió los honores militares y pasó revista a las tropas, en un hecho histórico, al ser la primera presidenta de la República.

Diario El Regional de Piura

Pristina 255