02
Sáb, Mar

Dina Boluarte realiza balance de gestión y soslaya asesinatos e ineficiencias de sectores

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Dina Boluarte Zegarra, presidenta sucesoria, realizó un balance de su gestión, soslayando el señalamiento de violación de los derechos humanos, asesinatos a mansalva para mantener el orden y envuelta, no solo en estos problemas que la comunidad internacional le ha señalado con meridiana claridad, sino igualmente, por la ineficiencia frente a problemas como las lluvias y últimamente el dengue. 

Como bien expresa César Hildebrandt en su editorial de la última edición, son 6 meses de nada positivo o de resultados favorables de gobierno; pero si lo es con un empoderamiento de facto, donde el Ejecutivo obedece y es proteguido por las fuerzas políticas que atacaron, persiguieron e incluso acusaron de ser el resultado de un fraude a Pedro Castillo Terrones. "Esta democracia, ya no es democracia (...)" le cantan en las calles y plazas hacia donde concurre. 

“Es muy improtante, hermanos y hermanas, mantenernos en calma y en ese diálogo constante. La violencia no produce nada, la violencia produce muerte y pobreza, y eso no quiere el Perú”, sostuvo la jefa de Estado durante la presentación del tercer informe de avance de gestión, correspondiente a los primeros seis meses de su Gobierno. Poco dijo, respecto a las responsabilidades por los asesinatos. 

Manteniendo un discurso lleno de eufemismos y contradicciones, la mandataria invocó a otros líderes políticos a que “sean portadores de la paz y no de la violencia”; sin embargo, el poder real que la sustenta, es decir Fuerza Popular, Avanza País y Renovación Popular, además de otros partidos, en la víspera buscaban lograr un acuerdo para modificar la Constitución con solo emitir una Ley y también para establecer la bicameralidad. 

Sostuvo que la sociedad peruana en su conjunto necesita trabajar en calma. “Necesitamos avanzar como país en democracia, en estabilidad, en tranquilidad”, agregó la jefa de Estado. La mandataria además ratificó su compromiso de atender las demandas históricas. Indicó que seguirán trabajando de la mano con todos los sectores de la sociedad y que no hay necesidad de seguir en enfrentamientos.

"Queremos cambiar la historia, queremos generar calidad de vida, y esta calidad de vida enmarca mejor salud, mejor educación, mejor alimentación, recreación inclusive", sostuvo la jefa de Estado en una retórica que se desdice por si sola y que solo demuestra que ella se ha inclinado obedientemente a respetar los dictados que salen desde un poder real que le manifiesta lo que tiene que hacer. 

Asimismo, indicó que seguirán luchando frontalmente contra la corrupción y que nadie de su Gobierno está mirando al Perú como "una bolsa para enriquecerse", sino más bien se pone al centro a la persona para resolver sus problemas.

“Diciendo esto, yo quiero abrazar a mis hermanas y hermanos de todo el Perú, decirles que esta mujer provinciana, andina, chalhuanquina, junto con nuestros ministros, nuestros gobernadores y alcaldes, trabajaremos para tu bienestar”, concluyó la presidenta Dina Boluarte.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1