fbpx

"Torre de la Esperanza" del INEN es la obra de mayor envergadura en salud oncológica en los últimos año

Lima
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. La “Torre de la Esperanza” que se construirá en la sede del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN), es considerada como una obra de gran envergadura a nivel del sector Salud, representando una inversión de 278 millones de soles y estimándose atender un promedio de 250 mil pacientes por año, lo cual lo convierte en la infraestructura hospitalaria más importante en materia oncológica en el país, en los últimos años.

El Proyecto de Mejoramiento y Ampliación de la Capacidad de Respuesta en el Tratamiento Ambulatorio del Cáncer del INEN, se viene haciendo realidad gracias a las oportunidades que ha generado el Plan Esperanza a nivel nacional, convirtiéndose en una eficaz estrategia para enfrentar exitosamente el control del cáncer en el Perú, al promover acciones de promoción de la salud, detección temprana del cáncer, tratamiento oncológico, cuidados paliativos y soporte complementario con protección social a la población de menores recursos e innovación tecnológica para la oncología personalizada y de precisión, hacia un Perú libre de cáncer avanzado y con atención oncológica integral.

El acto protocolar de colocación de la primera piedra se desarrolló el lunes 18 de julio, contando con la presencia del Presidente de la República Ollanta Humala Tasso, del ministro de Salud Dr Anibal Velásquez Valdivia y la jefa del INEN, Dra. Tatiana Vidaurre Rojas, y con la participación del personal y pacientes con cáncer que se atienden en dicha institución.

En ese marco, el jefe del Estado destacó el inicio de esta obra que contribuirá a mejorar los servicios que se brindan en dicho nosocomio. Dijo que el Plan Esperanza es la mejor defensa de los pobres para financiar el tratamiento oncológico y que a la fecha ha hecho consultas a más de un millón de peruanos y ahora está sosteniendo el tratamiento de más de 200 mil personas. “Por eso necesitamos esta torre. No solo hay que ofrecerles el tratamiento, sino hay que darle calidad al paciente, que sienta que son ciudadanos, que no se sienta desahuciado. Trabajamos por ellos. Acá estamos con ustedes. Son un valor y una inversión para el país, vamos a salir juntos de este mal y estamos juntos para mirar con esperanza un Perú con desarrollo”, sostuvo en su discurso.

Por su parte, el titular de Salud señaló que la reforma iniciada por su Sector ha permitido acercar los servicios de alta especialización de alto costo a las personas de menores recursos, además que el Seguro Integral de Salud tiene un financiamiento mayor y con una proyección a seguir creciendo. “Lo que ha ocurrido es que ahora se reconoce el derecho del usuario, el derecho de los peruanos, y por lo tanto, reconocer el derecho a la salud es un compromiso del Estado de poder incrementar los recursos para brindar los servicios que los usuarios de todo el país necesitan”, manifestó.

A su turno la jefa del INEN Dra. Tatiana Vidaurre resaltó que la Torre de la Esperanza generará cambios trascendentales en el control del cáncer en el Perú, promoviendo oportunidades para la vida y la salud de las personas. “Hemos generado oportunidades muy grandes para el cuidado de nuestros pacientes, su familia y toda la sociedad con el Plan Esperanza, es por eso que agradecemos al Gobierno y a todos los que han apoyado este proyecto. Agradecemos al Ministerio de Salud Ministerio de Salud y a las organizaciones internacionales, a la sociedad civil y a todos los que estamos día a día tanto en Lima Metropolitana como en las regiones, buscando un Perú libre de cáncer avanzado y con atención oncológica integral”, expresó.

Tratamientos altamente especializados
Cabe señalar, que la Torre de la Esperanza funcionará en un edificio de 9 pisos y 3 sótanos, con moderna infraestructura para facilitar la atención y soportará una demanda de más de 2 millones 449 mil 961 atenciones en los próximos 10 años, proyectándose atender alrededor de mil pacientes diarios.

Será un edificio con modernos ambientes y servicios ambulatorios para oncología mínimamente invasiva de precisión y con tecnología moderna que es necesaria en nuestro país, y con un diseño funcional que es único en el mundo.

La ampliación de la capacidad se reflejará en los servicios que se brindarán en esta área especializada a través de: cirugías ambulatorias, procedimientos endoscópicos, aplicación de quimioterapias para adultos y niños, tratamiento paliativo del cáncer y rehabilitación de pacientes oncológicos y de medicina nuclear.

Para este efecto se implementará la atención ambulatoria con el modelo de Hospital de Día, con lo cual el paciente tendrá una atención de respuesta rápida y oportuna en el día y que evita la hospitalización, permitiendo una rotación más dinámica y eficiente uso de estas instalaciones. Para el dimensionamiento de esta propuesta se ha tomado en cuenta las necesidades del paciente con cáncer, su familia y las perspectivas de la población para la prevención y atención oncológica integral con calidad y calidez.

En el referido evento, el presidente de la República y la comitiva oficial también visitaron el Departamento de Radiodiagnóstico donde inauguraron el tomógrafo Revolution, moderno equipo biomédico que se usa para el diagnóstico por imágenes de lesiones neoplásicas con dimensiones microscópicas. Este equipo realiza 512 cortes y usa energía dual, lo cual lo convierte en uno de los más modernos en la región latinoamericana y del mundo.

Luego, visitó las áreas de laboratorios en el Departamento de Patología, donde constató el eficiente trabajo y alta calidad de los procesos especializados que han permitido obtener el Certificado de Garantía ISO 9000.

Pristina 255