fbpx

Procuraduría denuncia a congresista Luciana León

Lima
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

luciana-leon-peruERP. Su condición de hija de Rómulo Alegría le permitió acceder con mucha faciidad a la lista parlamentaria del Apra y sobre esa base salir elegida. Ahora, la Procuraduría Anticorrupción denunció penalmente a la congresista Luciana León Romero, por el delito de enriquecimiento ilícito en agravio del Estado, tras las denuncias en su contra sobre un desbalance patrimonial publicadas por el semanario Hildebrant en sus trece.

La acusación, presentada por el procurador Cristian Salas ante la Fiscalía de la Nación, solicita que se levante el secreto tributario, bursátil y bancario de la parlamentaria a partir del 2005.

Según informó el diario Correo, el documento de la procuraduría señala que "las cifras y justificaciones expuestas" por León Romero, para explicar la forma en que logró adquirir dos departamentos y cuatro plazas de cochera valorizados en S/.1"814.371 con su sueldo de congresista, "resultan inconsistentes.

Asimismo, la denuncia da cuenta de la omisión en que incurrió la legisladora aprista al no haber informado que en el 2012 también compró un vehículo valorizado en 36,400 dólares.

Al respecto, el documento señala que la denunciada habría usado el dinero de sus gastos de representación para asuntos personales.

Por esas razones, el documento indica que "siendo obligación de todo servidor y funcionario público ser totalmente transparente en sus ingresos y egresos (...) resulta necesario realizar las indagaciones pertinentes (...) a efectos de determinar si existe o no un desbalance patrimonial de la citada funcionaria".

Solicitan información de la UIF

El informe de Correo, también indica, que el procurador solicitó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) "remita la información sobre investigaciones realizadas a los movimientos bancarios financieros y otro relacionado con la congresista León Romero desde el año 2006 a la fecha".

De hallarse inconsistencias, la UIF, según la solicitud de Salas, debería "ordenar la realización de una pericia financiera y de una pericia contable, a efectos de determinar la existencia o no de un desbalance patrimonial considerable".

Pristina 255