13
Sáb, Abr

Realizarán incorporación de Miembro de Número al Centro de Estudios Histórico Militares del Perú

Lima
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Este  15 de marzo a las 7 pm se realizará la ceremonia de incorporación de un nuevo miembro de número del Centro de Estudios Histórico Militares del Perú, que preside el general de brigada Juan Urbano Revilla, organización creada en 1944, siendo la primera en su género en América, y que desde entonces desarrolla una tarea asociada a la investigación del pasado histórico peruano, y a la conservación del patrimonio cultural en su sede central, en la Cripta de los Héroes, y en el Panteón Nacional de los Próceres.

Los miembros de número son 50, y para acceder a una vacante se postula al candidato a numerario, considerando su trabajo y contribución de modo sobresaliente con la investigación en el campo de la historia, y su pertenencia a la institución como miembro correspondiente, con una antigüedad de tres años.

Hoy, el incorporado será el Capitán de Fragata y Doctor en Historia, Jorge Alfredo Rafael Ortiz Sotelo, quien reúne los requisitos estatutarios vigentes, y expondrá la conferencia “Difíciles decisiones: españoles al servicio peruano durante la guerra de la independencia. El caso del almirante José Pascual de Vivero”.

En el desarrollo de la exposición se hará conocer con detalles, que durante nuestro largo proceso de independencia hubo un número no pequeño de peninsulares que optaron por la causa peruana. Las causas para ello debieron ser muy diversas, pero pueden ser agrupadas en tres categorías: a) habían constituido familia localmente; b) tenían su patrimonio, grande o pequeño, en el país; o c) consideraban que la independencia era una causa justa.

Se sabe que entre ellos hubo algunos que sirvieron en las fuerzas realistas, siendo quizá el caso más notable el del brigadier de la Real Armada José Pascual de Vivero, quien tras una larga carrera entró al servicio del Perú y fue comandante general de Marina desde 1822 hasta 1833, alcanzando el grado de vicealmirante. Su fidelidad a la causa real fue innegable, como también fue innegable la que mostró a la causa de la república, de acuerdo a la seriedad de las investigaciones del historiador Jorge Ortiz Sotelo.

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1