fbpx
18
Sáb, Sep

Bolivia negó refugio a prófugo Martín Belaúnde Lossio

Lima
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Martin Belaunde LossioERP. El amigo y financista de la pareja presidencial Humala-Heredia, no fue amparado en Bolivia y la instancia responsable de conceder el refugio (CONARE) se pronunció que no existen elementos para considerarlo como un perseguido político y por lo tanto no le concedió la condición de refugiado como esperaba el ex publicita del Partido Nacionalista Peruano. 

La justicia peruana tiene amplia expectativa sobre el caso que involucra a Martín Belaúnde, y muchos creen que ha sido protegido por el gobierno de Ollanta Humala. El es acusado de ser uno de los cabecillas de la banda delincuencial que habría dilapidado los recursos del Gobierno Regional de Ancash y que además se encuentran acusados de haber causado la muerte de opositores políticos. 

La Comisión Nacional del Refugiado (Conare) de Bolivia rechazó, en segunda y definitiva instancia, el pedido de refugio planteado por el prófugo Martín Belaunde Lossio, y en esta situación jurídica, de acuerdo a declaraciones dadas anteriormente por autoridades bolivianas; el acusado en los casos de "La centralita y Antalsis" podría ser expulsado o ser entregado al país de orígen. 

Según declaraciones dadas por Joel Segura, actual Procurador del caso Ancash, la decisión del CONARE de Bolivia es definitiva. 

Belaúnde se había autodeclarado como perseguido político; situación totalmente ajena a la realidad. El conocimiento que de él se tiene, es solo por las vinculados por el actual gobierno. Incluso parte de la crisis que se desató en este país, fue consecuencia de las intenciones de declararlo como colaborador eficaz, situación que llevó a la denuncia pública por parte de la ex Procuradora Yeni Vilcatoma, contra el ex ministro de Justicia Daniel Figallo. 

Belaunde permanece con arresto domiciliario en La Paz desde el pasado 21 de enero. Además de los casos de la "Centralita" y "Antalsis" está acusado de gestionar intereses de empresas particulares para adjudicarles contratos con el Estado peruano en gobiernos regionales y obtener beneficios económicos personales. Todo ello se determinará en el juzgamiento que deberá realizar la justicia peruana. 

"Con la ley boliviana sobre la situación migratoria, él cuenta con 30 días para regularizar su situación administrativa o para salir del país", explicó Hugo Moldiz Mercado, ministro de Gobierno de Bolivia quien informó que Belaunde se encuentra con detención preventiva por decisión del Tribunal Supremo de Justicia y que esta condición termina el 21 de marzo.

"Si el Tribunal Supremo de Justicia no accede al pedido de detención que aún no lo ha hecho el Tribunal Supremo de Justicia del Perú, el 22 de marzo (Belaunde) podría perfectamente salir del país. Estaría dentro de los 30 días para normalizar su permanencia", dijo la autoridad.

Pristina 255