fbpx
18
Sáb, Sep

Se recuerda 18 años de operación "Chavín de Huantar"

Lima
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Embajada de JaponERP. Una de las operaciones de rescate más impecables que realizó el gobierno de Alberto Fujimori, se recuerda hoy. Hace 18 años, se ejecutó la operación Chavín de Huántar que terminó con la liberación de 72 personas, secuestradas en la residencia del embajador de Japón por el grupo terrorista MRTA; operación previa que creó suma atención mediática del Perú y el mundo.

Los terroristas ingresaron el 17 de diciembre de 1996 a la residencia del embajador de Japón en Lima, Morihisha Aoki, cuando se realizaba una celebración por el 63º aniversario del natalicio del Emperador de Japón Akihito. Alex Kouri tuvo la oportunidad de ser liberado tanto como fueron las mujeres que participaban en la actividad.

La liberación de las mujeres, de alguna manera significó respeto al género y a partir de alli se inició diversas actividades para antender los reclamos de los terroristas para liberar a sus rehenes; en tanto, pasaba el tiempo, se desplegó diversas acciones de inteligencia para encontrar caminos que permita sacar sanos y salvos a los rehenes.

Es recordada la asistencia cotidiana de monseñor Luis Cipriani, quien realizaba la labor de mediador. Las lágrimas posteriores que dejó verter al conocer el desenlace cruento, lleva a suponer que no tuvo conocimiento de las acciones que se planificaban.

Fue el 22 de abril de 1997, a las 3:23 p.m., cuando un grupo de comandos ingresó a la Embajada de Japón, para realizar el rescate de los diplomáticos, políticos y militares. Durante el operativo, murieron los comandos Juan Valer Sandoval y Raúl Jimenez Chavez. Además, un rehén, el magistrado Carlos Giusti, falleció tras recibir un balazo.

En el caso de los terroristas fallecieron todo y ese desenlace se encuentra en investigación.

Caso Chavín de Huántar

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) evaluará la denuncia contra el Estado Peruano por la operación Chavín de Huántar.

En ella se alega que supuestamente se perpetraron ejecuciones extrajudiciales a los miembros del denominado Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) que secuestraron la residencia del embajador japonés en Lima en diciembre de 1996, cuando en ella se realizaba una recepción.

Ante ello, el presidente Ollanta Humala indicó que el Gobierno no abandonará a los comandos Chavín de Huántar, y los defenderá ante la CIDH.

{youtube}sRlfwe0fJJE{/youtube}

Pristina 255