28
Mar, May

Piura: Arzobispo da inicio a la Cuaresma con la celebración del Miércoles de Ceniza

Piura
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. Una multitud de piuranos se reunieron en la Basílica Catedral de Piura, en medio un ambiente de oración, profunda meditación y recogimiento, para participar de la Santa Misa del Miércoles de Ceniza que presidió el Arzobispo Metropolitano Monseñor José Antonio Eguren Anselmi, S.C.V., y con la que se dio inicio al tiempo de Cuaresma, tiempo especial de gracia y de conversión que el Señor nos concede para prepararnos a celebrar con un corazón nuevo el gran misterio de la Pascua.

La Eucaristía fue concelebrada por el R.P. Carlos Vargas Núñez, Rector del Seminario Arquidiocesano “San Juan María Vianney” en nuestra ciudad, y el R.P. Junior Jordan Chávez Roa, Vicario Parroquial de la Basílica Catedral de Piura.

Por coincidencia, el día de hoy, la Iglesia Universal celebra también la fiesta de la “Cátedra de San Pedro”, celebración que se remonta al siglo IV de la era cristiana, y cuyo sentido es honrar el primado y la autoridad del Apóstol Pedro, el primer Papa, y de sus sucesores a lo largo de los siglos. Con esta ocasión, los piuranos han rendido hoy un sentido homenaje y filial adhesión al Pedro de hoy, a Su Santidad Francisco. Expresando al Santo Padre, nuestra total y explícita adhesión a su persona y a su Magisterio, el cual es guía segura para toda persona humana que anhela ser feliz y salvarse, y para toda nación y sociedad que quiere construir su convivencia social en justicia y reconciliación. Rezamos por sus intenciones, rogamos también por su salud y santidad, y le deseamos muchos años de vida, para que con solidez de roca apostólica guíe a la Iglesia por los caminos del Plan de Dios.

Durante su Homilía, el Arzobispo recordó que: "La conversión no es un mero cambio moral cosmético, es decir, un simple retoque o modificación de una u otra actitud o conducta. La conversión supone un cambio radical de vida; supone cambiar la vida desde la raíz, desde el corazón, para tener una vida totalmente arraigada en Cristo, el camino, la verdad y la vida".

miercoles de ceniza 1

En otro momento, Monseñor Eguren destacó que: "El fin de la Cuaresma es la configuración con Cristo hasta llegar a ser uno con Él, es decir, hasta llegar a pensar, sentir y actuar como Jesús. Para este camino de plena unión con el Señor, la Cuaresma nos propone tres medios: La oración, el ayuno, y la caridad. La oración es esencial. Oración entendida como un abrirle la puerta de mi corazón a Jesús para que Él entre en mi vida, y haga en mí todas las cosas nuevas. Pero junto con la oración, el ayuno es también fundamental para alcanzar la unión con Jesús, pero no sólo un ayuno de alimento como medio penitencial y de mortificación, sino sobre todo de aquello que me hace daño, es decir, ayuno del pecado. Finalmente, para alcanzar la configuración con el Señor Jesús, la caridad es importantísima. La caridad es abrirse al hermano, al otro, para amarle, servirle y ayudarle".

Orar para que el Perú sane de la Violencia

Nuestro Arzobispo pidió también que en este tiempo de Cuaresma oremos a Dios por nuestro querido país: "Los invito a todos a que durante la Cuaresma intensifiquemos la oración, el ayuno, y la limosna, para pedirle al Señor que sane a nuestro país del mal de la violencia, del terrorismo, de los enfrentamientos, de la destrucción, y de la muerte de hermanos nuestros. Estas poderosas armas espirituales que están a nuestro alcance, pueden cambiar el curso de los dolorosos acontecimientos actuales que vivimos. La oración, el ayuno, y la caridad, son armas espirituales muy poderosas que pueden librar al Perú de los males que hoy lo afligen".

Diario El Regional de Piura
 

Publicidad Aral1

Paypal1