fbpx

Covid-19: realidad y lecciones a tener en cuenta en la región Piura

Editorial
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. No son uno, son varios profesionales de la salud, que cuestionan la forma como se gestiona la estrategia para la contención del Covid-19 en la región Piura. Las voces discrepantes se encuentran en la misma Piura, en Sullana y otros distritos que ven enfermar a sus seres queridos y en su estado más cruel hasta morir. Es contradictorio, porque debería haberse esperado mayor inteligencia del gobernador Servando García Correa.

Como lo hemos manifestado muchas veces, una estrategia con objetivos comunes es mucho más eficiente en conjunción de actores técnicos y políticos. Desde una primera instancia hemos visto las ganas de sobresalir, de liderar, de imponerse, de creerse irremplazable del gobernador Servando García y del otro lado, la puja por hacer lo propio del alcalde de Piura Juan José Diaz Dios.

Una pandemia que dejará lecciones y aprendizajes a tener en cuentaUna pandemia que dejará lecciones y aprendizajes a tener en cuenta

Lo dijimos en una primera oportunidad, no existe tiempo para perder y pelear, quizá los enconos son entendibles, pero en estos momentos, en tanto las energías se centran en querer desplazar al otro, en un establecimiento de salud o en la propia vivienda, varias personas esperan atención especializada para superar el cuadro en el cual se encuentran.

Esto no implica desconocer las diferencias, al contrario, informar es fundamental para los actos correctivos en una situación donde la pandemia nos supera. Talvez el gobernador se encuentre nucleado más de adulones y aviesos que le causan tremendo daño; se requiere más que personas que le hablen al oído, técnicos en salud que le recomienden el quehacer.

El Colegio Médico de Piura, les propuso una nómina de especialistas en el manejo de pandemias, sendos documentos fueron enviados para que se tomen en cuenta; se desoyó; semanas después, se enfrascan en temas menores descalificándose entre sí y demostrando que la bajeza y la ruindad, se mantiene aún en momentos críticos para la población piurana. Es difícil centrarse y enmendar, mucho más fácil, parecen decirlo, es confrontar.

En toda esta caótica situación de exhibicionismos y protagonismos políticos, una Asociación realiza una denuncia que merece investigación. Luego, 4 personas que demuestran tener serias limitaciones para entender la complejidad técnica del sector estatal, esbozan respuestas incoherencias y vacías. En realidad, lo único que se concluye de esa conferencia de prensa es su bajo nivel profesional.

Es lamentable, porque estos ventiladores mecánicos son útiles para salvar personas y resulta inconcebible que haya acciones que pongan en duda la transparencia en la adquisición. Como lo ha señalado un especialista en contrataciones del Estado, dicho proceso está plagado de deficiencias y desconocimiento de como se hacen las contrataciones. Las responsabilidades se extienden hacia la máxima autoridad y sus subalternos.

Una sociedad requiere un líder que encamine adecuadamente hacia el logro de beneficios compartidos, en definitiva, García Correa, en el momento más requerido, demostró que no tiene ni un ápice de pertinencia y que sus decisiones son altamente cuestionadas y que su administración es una rémora que funciona demasiado lenta, en tanto decenas de enfermos reclaman prontitud y transparencia.

La cuarentena se encuentra próxima a terminar y sin duda nos dejará muchas lecciones, en el funcionamiento del Estado, en los hábitos ciudadanos, en la cultura y generará replanteamientos a tener en cuenta para el futuro. Perder vidas humanas en estas condiciones, duplica el dolor de familiares y amigos, que las lecciones vividas no oscurezcan la mente de todos, de todas para que el mañana sea diferente.

Diario El Regional de Piura