fbpx

El Instituto Nacional Cardiovascular de EsSalud atendió a más 2 mil pacientes en medio de pandemia

Salud
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

ERP. El Instituto Nacional Cardiovascular (INCOR) ha implementado durante el Estado de Emergencia un área especial con el equipamiento necesario para atender a pacientes con problemas cardiacos que han dado positivo a COVID-19. Hasta el momento se ha atendido a diecisiete (17) pacientes y se les ha dado de alta a siete (07).

Uno de los pacientes recuperados que venció el coronavirus en el INCOR es un trasplantado de corazón, a quien se le brindó un tratamiento oportuno y a tiempo, y así pudo superar la enfermedad. Otro de los pacientes con COVID-19 sufrió un infarto y una falla cardiaca severa, sin embargo, se recuperó gracias a diversas intervenciones quirúrgicas y al profesionalismo del personal multidisciplinario.

Por otro lado, el instituto especializado ha continuado con la atención de pacientes cardiovasculares. Desde el 17 de marzo hasta finales de mayo se han realizado 688 atenciones ambulatorias, mil doscientas noventaitrés (1293) atenciones de la Unidad de Cuidados Cardíacos Agudos (UCCA), doscientos setentainueve (279) procedimientos invasivos y doscientos ocho (208) procedimientos no invasivos.

Incor Essalud 2

Entre los procedimientos invasivos están el cateterismo cardíaco y la angioplastia. Mientras que entre los procedimientos no invasivos realizados están los ecocardiogramas. También se han llevado a cabo operaciones como la cirugía valvular, cirugía coronaria, valvuloplastia, reconstrucción de arteria pulmonar y cirugías para el tratamiento de cardiopatías congénitas.

INCOR también ha activado su servicio de teleconsultas para pacientes adultos y pediátricos, así como el servicio de rehabilitación cardiaca mediante telesalud. De esta forma, se protege a las personas con problemas cardíacos, quienes pueden acceder a la atención médica del instituto desde la comodidad de su hogar.

Incor Essalud 3

Cabe recordar que los pacientes con enfermedades cardiovasculares son una población de alto riesgo ante el COVID-19, por lo que es indispensable que cumplan con el aislamiento domiciliario y las recomendaciones de prevención para evitar el contagio del coronavirus. El apoyo de la familia es indispensable en todo momento.

El Instituto Nacional Cardiovascular ha extremado sus medidas de bioseguridad en medio de la pandemia para resguardar la salud de sus pacientes y trabajadores, cumpliendo los más altos estándares de calidad en atención médica.

Diario El Regional de Piura