Elecciones congresales en Piura: Del sueño y entusiasmo, a la realidad de las cifras

Blog
Typography

ERP. De mantenerse las encuestas y aplicando la cifra repartidora de acuerdo a los porcentajes que obtendrían las organizaciones políticas que participan en las elecciones generales, la distribución de las 7 curules que corresponden a Piura sería entre 3 o 4 para el fujimorismo; 1 para Alianza para el Progreso; 1 para Peruanos para el Kambio; 1 para Alianza Popular y posiblemente 1 para Todos por el Perú. Evidentemente, este es un supuesto de acuerdo a los sondeos de opinión que se conocen.

Observando las listas de las organizaciones mencionadas, existen varios de ellos que son conocidos y otros que no lo son mucho y que por lo tanto, sus posibilidades se encuentran limitadas para recibir el voto ciudadano. El resultado final, dependerá si la tendencia se mantiene y de las estrategias que usen los candidatos para obtener voto preferencial.

En primer lugar, lo primero que debe garantizarse en una elección de esta naturaleza es que el partido político o la alianza electoral, logren los votos suficientes para garantizar un cupo o más a su favor. El segundo aspecto se encuentra relacionado con el orden definitivo que se logra con el uso del voto preferencial. Con las experiencias anteriores y de acuerdo a la dispersión del voto, se augura una fuerte campaña, no solo entre partidos, sino entre candidatos incluso del mismo partido.  

Fuerza Popular, ha acondicionado sus cupos seguros a favor de Karla Schaefer y Freddy Sarmiento. La lucha será por el tercer y quizá cuarto cupo, quizá el mejor perfil tiene para captar el voto ciudadano es el médico Luis López Vilela quien proviene de una provincia con regular electorado y además, ya postuló en las elecciones anteriores y solo se trata de perfeccionar sus mecanismos de persuación. El otro más conocido es Juan Manuel Alarcón Ato.

Alianza para el Progreso por el momento se ha posicionado como segundo en la intención de voto. Marisol Espinoza Cruz podría lograr la reelección por el nivel popularidad que tiene en toda Piura y además, por llevar el número uno; más ello no es óbice para cerrar las puertas a los otros aspirantes. Respecto a la ex nacionalista, pende sobre ella una posibilidad de tacha y eso la mantendrá mucho más vigente; entre los demás que lo acompañan, Jeessikha Ubillús Reyes tendrá un gran despliegue publicitario y podría estar a la expectativa para cualquiera novedad.

Alianza Popular durante las últimas elecciones no logró cupo alguno y sus posibilidades en esta elección son similares. Podría esperar quizá un cupo que le correspondería a Adela Córdova Alcarazo. Por su parte, Juval Córdova Rodríguez deberá extremarse en su campaña electoral, para modificar la ubicación definitiva de la lista y esperar dar la sorpresa con la cifra repartidora. 

En Peruanos para el Kambio, pese a todo el desgaste que tiene, las denuncias penales en su contra y muchos hechos pendientes con la justicia, Javier Atkins Lerggios es el más conocido de su organización y podría ser el depositario de los electores que siguen a PPK. Aunque con el voto preferencial, nada se encuentra dicho y en este sentido, podría Clover Pintado hacer su propia campaña y relegar al cuestionado candidato Atkins, sobre todo trabajando arduamente en la zona de Piura y una provincia que le complemente; eso depende de él y la actitud para desplegar recursos y estrategias para lograrlo. 

Todos por el Perú es una organización que postula a la presidencia a Julio Guzmán. Todos los analistas creen que podría escalar en la intención de voto. Tiene todos los atributos para crecer y ese crecimiento puede favorecer a sus candidatos en provincias. En el caso de Piura Angélica Palomino, una desconocida abogada, podría convertirse en congresista sin mayor esfuerzo.

Siempre una elección en el caso peruano es una sorpresa y los pronósticos podrían ser fallidos en caso de modificarse las tendencias electorales. Lo que si queda claro, que muchos entusiastas candidatos obtendrán pocos votos, que no les servirán de nada.

Sin embargo, es la democracia con todas sus bondades y distorsiones, la que se expresa cada 5 años y es mediante el voto como se define quienes deben representar a un determinado territorio. En todo caso, postular siempre será emocionante y eso vale para la la satisfacción personal de los candidatos. Este ejercicio aplicable a la situación actual, puede cambiar en el transcurso de las próximas semanas y de igual manera los favoritismos, los cuales se construyen con una estrategia adecuada y recursos que contribuyan a fortalecer las acciones planificadas.