22
Dom, Abr

Recomendaciones en Semana Santa para manipular el pescado en casa

Gastronomía
Typography

ERP. En Semana Santa es tradicional consumir pescado en los hogares peruanos y es el producto de más alta demanda. Pero ¿sabes cómo manipularlo para evitar algún problema de salud? Marilyn Montesinos, ingeniera pesquera del Programa Nacional “A Comer Pescado” del Ministerio de la Producción, brinda algunas claves que debes tener en cuenta. 

Pescado Semana Santa

  • Identificar que el pescado esté fresco. La piel debe ser brillante, el músculo firme, así como los ojos transparentes y saltones, las agallas de un color rojo intenso y con olor fresco a mar. 
  • Verificar la presencia de hielo en el puesto de mercado. Según la norma sanitaria, el pescado fresco se debe comercializar siempre rodeado de hielo para garantizar su salubridad.
  • Pedir a tu casero que retire las tripas antes de llevarlo a casa. La presencia de tripas origina que el pescado se descomponga mucho más rápido y pone en riesgo su salubridad. 
  • Evitar que el pescado sea entregado con bolsas de colores o envueltos en papel periódico. El pescado se debe vender en bolsas transparentes y nuevas. 
  • Cuidar la cadena de frío. El pescado debe ser lo último que se compre en el mercado. Ni bien llegué a casa, si no lo va a cocinar inmediatamente, debe separarlo en un recipiente y guardarlo en la refrigeradora.
  • Separar la parte que se usará en la preparación. El resto del pescado debe guardarlo en una bolsa de plástico trasparente, limpia y de primer uso y llevarlo a la congeladora. 
  • Tener tabla de picar de plástico. La tabla no debe ser de madera, sino acrílico o plástico y el cuchillo tampoco debe tener mango de madera. De esta manera, se evita la proliferación de bacterias.
  • El pescado debe ser el último ingrediente que se use. Mientras vaya preparando los demás ingredientes, el producto marino debe ser guardado en la refrigeradora para evitar que pierda su textura o se malogre.