22
Dom, Abr

Lamentan muerte de periodista por grupo islámico

Estados Unidos
Typography

sotloffERP. Un día después de que el periodista estadounidense Steven Sotloff fuera decapitado en el desierto de Siria por un miembro del Estado islámico (IS, por sus siglas en inglés), la familia reaccionó en Miami diciendo que el joven de 31 años no tenia el "vicio de la guerra", no se consideraba "un Lawrence de Arabia", sino que apenas "quería dar voz a los que no la tenían".

En unas breves declaraciones prestadas por el portavoz familiar, Barak Barfí, la familia sostiene de que a Sotloff solo le preocupaba "ayudar a la gente" en el mundo árabe, una región en la cual "fue apreciado por todos", a punto de que compraba medicinas a la gente y aconsejaba a pequeños empresarios.

La reacción familiar coincidió con la confirmación por parte de las autoridades israelíes de que el periodista también disponía de la nacionalidad de ese país, aunque al parecer era un detalle que sus secuestradores desconocían, porque nunca mencionaron su ascendencia judía. Según la cadena CNN, la censura militar israelí ocultó ese dato para no perjudicar aún más su situación.

Barfí recordó, en una rueda de prensa frente a la residencia familiar en Miami, que Sotloff "era una inspiración para todos en Estados Unidos" y pidió a la prensa que respete la privacidad de los funerales, cuya fecha no ha sido anunciada.

En un aparte en árabe, el portavoz se dirigió personalmente al líder del IS, Abu Bakr al Bagdadi. "Si el mes de Ramadán es el mes de la piedad y el perdón, ¿dónde está tu piedad?", ha dicho. Y refirió que el Corán enfatiza que aquellos que mueren en nombre de Dios, "tienen un sitio preservado para ellos".

El periodista, trabajaba a destajo para publicaciones como la revista 'Time' y el 'Christian Science Monitor', fue secuestrado el 4 de agosto del año pasado en la frontera de Siria con Turquía.