Parte de mercadillo de Sullana ardió en llamas

Editorial
Typography

Incendio Sullana 01ERP. Un incendio en la zona del Mercadillo de Sullana, movilizó el último domingo a población, bomberos, Municipalidad y otras organizaciones. El fuego, se extendió debido a las condiciones de insalubridad, tugurización y desorden que impera entre la avenida Buenos Aires, Calle Dos de Mayo, Bellavista, canal Canchaque, y que ninguna gestión municipal ha podido ordenar.

El principal problema para atender la acción de los bomberos, fue el acceso a las calles. La mayor parte de ellas, se encuentra copada por puestos de esteras, calaminas y cartones, que hacen imposible el tráfico vehicular. Después de ello, los grifos contraincendios que deberían funcionar, simplemente no se encontraban.

La actividad comercial en el Mercadillo, es bastante antigua. El problema más saltante, y que fue denunciado últimamente, es la forma antihigiénica como se expenden los productos, y el siguiente es la tugurización del área. Para muchos, es el mercado subregional que atiende a las poblaciones de Talara, Ayabaca, Las Lomas, Tambogrande e incluso Paita.

Pese a las condiciones, ninguna administración edil tuvo el coraje de adoptar decisiones de previsión. Además no existe un plan de reubicación, y los pocos establecimientos que cumplen la función de mercado, es insuficiente para albergar a los 2 mil o tres mil comerciantes entre pequeños y mayoristas.

En 1996, se plantearon iniciativas para acabar con esta alta concentración de comerciantes en el Mercadillo; la oposición política impidió que se avanzara. 

Hace unos años, un grupo de comerciantes que usan la vía pública, compraron un terreno y pretendieron ejecutar un mercado con las condiciones de seguridad y modernidad que requiere una ciudad importante, transcurrido el tiempo, esta construcción es un elefante blanco y los comerciantes siguen ubicados en las calles adyacentes al cuartel Miguel Cortés.

Existe un proyecto alterno, para convertir el área del cuartel Miguel Cortés en un gran centro comercial. La iniciativa es antigua y se impulsó desde la Municipalidad de Bellavista y también de la de Sullana. Las negociaciones han sido improductivas y tampoco existe una propuesta de modelo de gestión.

La inversión pública o privada para acondicionar esta zona, sería elevada y en esa circunstancia no se tiene los recursos para avanzar. Sin embargo, debe tenerse en cuenta, que este terreno se ubica entre dos quebradas y por lo tanto, una construcción debe considerar un buen sistema de drenaje y de evacuación de aguas pluviales. Es una alternativa.

Entendemos el dolor de la gente afectada con el incendio y repetimos una vez más que el peligro y los riesgos, generalmente son generados por las propias personas. Además, cada vez que sucede una desgracia se comprueba que tiene el rostro del ser humano más indigente.

Frente a ello, deben buscarse caminos adecuados para tener un buen equipamiento urbano, donde se concentre la actividad comercial de minoristas y otro de mayoristas. De esa manera, se especializaría la actividad y se quitaría densidad a calles que ahora son ocupadas por el comercio ambulatorio.

El regidor César Leigh Arias, quien conoce bastante estos problemas, puede dar luz para disminuir los peligros y riesgos. La función no solo es para criticar, como lo ha hecho siempre, lo es fundamentalmente para resolver problemas. Esperamos que de la desgracia, se den algunas acciones positivas.