26
Sáb, May

Soy un poquito country, soy un poquito rock'n'roll

Nelson Peñaherrera
Typography

ERP. Nelson Peñaherrera Castillo. Siempre suelo burlarme de mi mejor amigo, tanto cuando estamos juntos como cuando nos encontramos con conocidos, que él es fanático de la música setentera; y como todo lo que digas puede ser usado en tu contra, especialmente en una relación tan honesta y abierta como la amistad, sé que esta columna me la va a banderear tantas veces le sea posible.

Pero debo confesar ante él y ante el mundo -mis padres y hermanos ya lo saben- que en las últimas semanas me he pegado al Show de Donny y Marie, del que tenía vagos recuerdos cuando lo veía por Panamericana hacia 1980 o 1981, y tenía 4 a 5 años de edad. El programa lo daban los sábados por la tarde, si no me equivoco. No sé si era su horario habitual en otras partes del país porque recuerden que en esa época, la programación nacional todavía venía en cinta de video ya que el sistema microonndas no estaba tan bien desarrollado, y aún no teníamos las transmisiones vía satélite y mucho menos los sistemas de paga.

Producido por la cadena ABC en los estados Unidos, El Show de Donny y Marie (The Donny & Marie Show) era presentado por los hermanos menores del clan Osmon, una familia que desayunaba, almorzaba y cenaba música y escenario. Donny y Marie apenas tenían 19 y 17 años respectivamente cuando el programa salió al aire en 1976, y se mantuvo por cuatro temporadas hasta 1979 reventando los niveles de audiencia de costa a costa, los viernes y los domingos por la noche.

[Secuencia de apertura: https://www.youtube.com/watch?v=RH_5RnAR56415]

No entendía por qué la reminiscencia en mi cabeza, ahora a mis 41 años, y la respuesta es simple: música, la clave de todo.

Uno de los segmentos más esperados por toda la audiencia era el concierto, un pequeño diálogo en tono de broma, desenfadado pero respetuoso entre la hermana y su hermano, seguido de una secuencia de fragmentos de canciones populares, ella a ritmo de country (que a mí me fascina) y él a ritmo de rock'n'roll. 

De hecho, al terminar su rutina de comedia previa (obviamente bien montada), Donny lanzaba su famoso "canta, Marie", y ambos entonaban un pegajoso estribillo: "Soy un poquito country, y soy un poquito rock'n'roll, estoy un poquito en Memphis y Nashville [las mecas de los géneros blues y country, respectivamente], con un poquito de Motown en mi alma [la meca del soul]. No sé si es bueno o malo, pero sé que así lo adoro. Soy un poquito country, soy un poquito rock'n'roll".

El estribillo es una de sus marcas más famosas hasta la actualidad.

A propósito, a lo largo de esta columna dejo enlaces a varios de esos segmentos; lamento mucho por quienes no hablan inglés porque se perderán ese humor sano e inteligente que usaban en los diálogos, pero en todo caso déjense fascinar por la música.

[Los hermanos no discuten: https://www.youtube.com/watch?v=qC46B4YN-60]

Quienes puedan verlo, notarán que el despliegue en escena es fuera de serie, las interpretaciones son lo máximo, y en fin cada detalle bien cuidado. Mi pregunta de cajón es si alguien se atrevería siquiera a igualar un ápice de lo que estos dos 'entretenedores' lograron hace cuarenta años, y aún siguen logrando.

[Marie viste medias púrpura y Donny las reclama como su "marca registrada": https://www.youtube.com/watch?v=XIlzKW6bC8Q]

Tras la cancelación del show y carreras en solitario, los dos hermanos se reunieron en 1999 y 2000 ya no para cantar o hacer rutinas de comedia, sino para sorprender impecablemente con otro talento: entrevistar a la gente común y andante, así como las celebridades, con el mismo nivel y frescura.

[Donny se equivoca al entregar chocolates a Marie como regalo por San Valentín: https://www.youtube.com/watch?v=V_QKjfBfu5Q4]

Tras el cambio del milenio, ambos han ofrecido espectáculos conjuntos en hoteles de Las Vegas, luego de años haciendo teatro musical en los Estados Unidos, Canadá, Australia e Inglaterra, donde tienen un éxito impresionante.

Yo pienso que este tipo de formato y fórmula sí funcionaría en la actualidad, claro con ritmos más actuales, pero creo que sí funcionaría. Si alguien se anima a emularlo, ágalo. Logre que la tendencia al éxito inmediato en red social se quiebre ante la construcción de una marca basada en calidad y entrega, aún vigente casi medio siglo después, con una exitosa transición del vinilo y el acetato hasta los formatos digitales.

Bueno, mi amigo ya tiene con qué hacerme 'bullying' de ahora en adelante, y yo ya no me burlaré cuando ponga sus melodías setenteras. Solo quisiera meditar con la canción que Donny y Marie solían usar al cierre de su programa: "¿Puede ser mañana un día perfecto?" Tengo fe que sí. Dependerá de cada quien. "¡Buenas noches, todo el mundo!"

[Secuencia de cierre: https://www.youtube.com/watch?v=O3XRXri9Ns411]

(Opina al autor. Síguelo en Twitter como @NelsonSullana)

nelsonpenaherreracastillonueva1