Se exhiben camionetas con nombres de candidatos Leonidas Huayama y Félix Chang

Informes
Typography

ERP. Las elecciones en general exigen realizar todas las estratagemas para generar impactos positivos en la población electoral. A las cualidades profesionales y personales que son parte del marketing político, se suma la capacidad de sus promotores de generar redes sociales para buscar adherentes y votos y sobre todo la capacidad logística que les permita facilitar el conocimiento de la población de una candidatura.

Leonidas Huayama Neira, el ex congresista y docente de la Universidad de Piura, ha pretendido dar un salto diferencial en su campaña, inscribiendo en varias unidades móviles el nombre de su organización, la imagen propia y la de sus candidatos provinciales, el símbolo que los identificará y los colores usados por el Movimiento Regional de Desarrollo Local más conocido como MODELO.

Camioneta Felix chang

Félix Chan Apuy y Leonidas Huayama Neira, inician campaña con fuerza

Hacerlo ahora tiene sus ventajas. En tanto que otros esperarán los próximos meses para ponerle más velocidad a su campaña electoral, el ex congresista Huayama Neira, abre una opción de posicionamiento entre los electores. El matemático conoce como docente universitario, que el triunfo es posible si logra sumar la mayor cantidad de seguidores y votantes, de MODELO o de quienes creen que es una opción confiable. Lo acompaña Félix Chang Apuy, quien posiblemente será candidato para la Municipalidad de Piura. 

Muy pronto, se sumarán a esta estrategia decenas de vehículos debidamente ploteados de otros candidatos y es probable que cuanto más tarde lo hagan los impactos mediáticos serán menores. Conforme se exhibe algo novedoso la gente se va acostumbrando a verlo como normal y guarda en su imaginaria al que salió primero o al más llamativo por letras, símbolos o color o por ser un vehículo diferente al común de lo existente. 

Estrategias y actos mediáticos

Los estrategas saben que con la suma de actos mediáticos, las opciones de crecer electoralmente son mayores. Por ahora, una camioneta ploteada logrará su cometido y la gente se enterará que Leonidas Huayama es candidato a gobernador de la región Piura y lo mismo sucederá con Félix Chang Apuy o los aspirantes de otras provincias. Las personas decoficarán el mensaje de diversas maneras y ese es el fin que cumplen al exhibirse públicamente. 

Los actos mediáticos son aquellos que llaman la atención y que son novedosos; bastaría subirse a la cúpula de la Iglesia y saludar desde lo alto, arrojarse en puenting desde ella o del mismo puente San Miguel o Puente Bolognesi o de repente pasear desnudo y con sombrero en la Plaza de Armas de Piura y/o de Sullana, para llamar la atención de los problemas de cáncer de piel, son solo algunas propuestas de ejemplo. El asunto, que se debe ser capaz de llamar la atención por determinada acción y cuánto más singular sea, mucho mejor.

Recordemos a Susy Díaz cuando salió elegida. Le bastó ser paseada mostrando una nalga con el número 13 y fue suficiente para convencer a miles de limeños. No es lo único, pero sirven en una campaña que se presta mucho más competitiva en todo proceso electoral.

Se toman en serio campanaPronto toda la región se verá sorprendida por este tipo de propaganda electoral

Sin embargo, una campaña electoral no solo son actos mediáticos. También lo son la fortaleza de lograr que la población electoral los idealice. Una profesión especial, haber nacido en un lugar particular, haberse realizado por mérito propio, ser parte de una familia emprendedora, haber sido el número uno de su clase y de su promoción,el mejor "pata" del barrio, tener la empresa más exitosa de la región o una de las exitosas, ser cortés, educado y buen amigo, tener una formación académica apropiada; haber destacado en las artes, ciencias o el deporte, entre otros, son parte de las ventajas comparativas que son analizadas por los electores en lo que se denomina el rush final.

Cada ventaja comparativa es valorada por el elector y se vuelve determinante en la parte final de la campaña. Es “buena gente”, “me ayudó cuando más lo necesitaba”, “apoyó a mi hermana o hermano”, “siempre me saludó”, “No es sobrado”, “Era muy estudioso”, “Tiene dinero y no va a robar”, “Es honesto, yo lo conozco”, “Es bastante fiel con su esposa o esposo”, “Es un lumbreras, sabe matemáticas como cancha”, "Le gusta apoyar a los pobres", "Creció gracias al estudio" son algunas frases que permiten la idealización de un candidato.

Las demás estrategias son conocidas y forman parte de toda campaña electoral, una buena propuesta de gestión o programa de gobierno permitirá captar el interés y el voto de los informados, de los conocedores, de los sabihondos, de los preocupados por una región mejor y que no son votos emocionales sino votos conscientes. Son un porcentaje mínimo del total que definirán la contienda y permiten que el voto emocional crezca. Una opinión de ellos siempre será importante para el vecino del barrio o el colega del trabajo. Se recomienda aliados en función a la proporcionalidad y densidad demográfica. Lo que interesa es como se llama la atención del elector emocional que son los más. Ellos son los que al final deciden el ganador.

Los errores y equivocaciones del contendor

Otros creen que entregando dádivas podrían generar adherentes y aunque la ley se los prohíbe estiman que el valor social de sus productos compensan las limitaciones legales. Es el caso del posible candidato de Seguridad y Prosperidad, quien ha decidido regalar tules o mosquiteros los cuales en términos efectivos cuestan entre 35 a 50 soles. Evidentemente, de persistir esta acción podría llevarlo a enfrentar problemas con la instancia electoral y adversarios.

Peralta Dadivas

Algunos candidatos creen que con dádivas pueden convencer al electorado

Sin embargo, realizar acciones equivocadas o estrategias erradas, siempre serán bien aprovechadas por el adversario o contendor político. Cuidarse de los errores es básico, para no ser presa fácil de una contracampaña, cuya suciedad será mucho mayor cuánto más posicionado se esté. Lo que quiere decir, que elegir una propuesta para usarla como estrategia de campaña debe mirarse en lo interno y sobre todo en los impactos que generará en los candidatos de otras listas electorales. 

Mirando un poco la realidad, tenemos sabihondos que desde una máquina de escribir creen que pueden hacer pronósticos y mediante un post cambiar intenciones de voto. Otros que se creen "gurús" de la política y afirman sus creencias y las consideran socialmente aplicables en todos los estratos sociales; los hay de aquellos que engañan a sus amigos o clientes y crean cuentas en redes sociales para hacer apología de su candidato y borran todo lo que no les conviene. Justamente, están perdiendo la oportunidad de analizar lo que piensa el contrario. 

Redes sociales y lo esotérico

Muchos no tienen amigos en la comunidad en la cual vivien y apuestan por las redes sociales virtuales, llámese Facebook, twitter, YouTube entre otras, convencidos que les permitirá captar los votos que se requieren para ganar una elección. Revisan la literatura que existe sobre el particular y toman como referencia el buen desempeño de las mismas en la campaña de Barack Obama. Conocen poco, pero simulan conocer mucho sobre la importancia de lo virtual a lo real. Lo que si queda glaro que serán herramientas electorales, pero jamás reemplazarán el contacto con la gente, el cual tiene mucho valor. 

Diaz Lobaton

Varios candidatos recurren a las redes sociales y también a lo esotérico

Los programas o planes de gobierno

¿Valen mucho o poco los programas de gobierno para un triunfo?. Para ganar casi poco para gobernar mucho. La población en una elección da mucho más énfasis a lo emocional; sin embargo, situación diferente se presenta al gobernar. En ese momento, si tiene una formación y un conocimiento sólido de la región y de administración pública, podrán caminar con solvencia y con versación en la responsabilidad adquirida. De lo contrario, terminarán mirando el río justo cuando se sale el agua y no atinarán a mucho. 

Quienes han tenido una experiencia en el sector público, creen tener el mejor programa de gobierno para hacer desarrollar a la región Piura. Hablan de las obras que hicieron y de las que podrían hacer si la población les da su confianza. Expresan estar preparados para gobernar y hacen de la frase un estribillo. Las presencias públicas muchas veces son obligatorias y un equilibrio entre la propuesta y las calidades del candidato tienen mucha más efectivodad que la sola enumeración de obras a realizar. 

En conclusión

Queda claro que todo es cuestión de comunicación para persuadir y en ese sentido la comunicación efectiva tiene sus propias reglas y sus generalizaciones que sería conveniente las revisen para entender lo que es una campaña electoral y como deben emitirse los mensajes. Colores, gestos, símbolos, discursos, prevalecerán frente a las ideas que aún siendo importantes no son determinantes para ganar. 

Diario El Regional de Piura