Ataque terrorista una vez causa muerte y temor en Manhattan Nueva York

Estados Unidos
Typography

ERP. Todo hace indicar que el terrorismo no admite tregua y es lo que sucedió este 31 de octubre en Manhattan, una fecha especial que se encuentra dirigido a los niños y que creó una vez más una ola de muertes y temor. El caos se ha apoderado de la zona sur de Manhattan, cerca de la Zona Cero, en los alrededores de un paseo que recorre la isla por su lado occidental y en la que muchos residentes corren y pasean en bicicleta.

De acuerdo a los informes televisivos, al menos 8 personas resultaron muertas y 15 heridas durante un incidente con una furgoneta de alquiler que se introdujo en el carril bici y atropelló a una veintena de personas, entre ciclistas y peatones.

Victimas 1

 

La policía informó casi de inmediato que tenían en custodia a una persona relacionada con el trágico suceso. Esto, sin embargo, no rebajó la caótica escena en el barrio de Tribeca. A medida que se fueron conociendo más detalles de lo ocurrido, las autoridades empezaron a manejar la hipótesis de que se trataba de un posible atentado terrorista.

En una comparecencia ante los medios el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha asegurado que el atropello en Manhattan ha sido "un cobarde acto terrorista".
Junto al alcalde de Nueva York se encontraba el inspector de la policía de Nueva York, James O' Neill, que el único detalle que dio sobre el detenido es que tenía 29 años, sin embargo, aseguró que las autoridades no desvelarían por el momento su identidad. Inicialmente se creyó que se trataba de un tiroteo, después de que se escucharan disparos en la zona. Según la versión hecha pública por la policía, el conductor de la furgoneta atropelló a múltiples personas en el carril bici antes de dirigirse hacia el sur y golpearse con otro vehículo".

Algunos testigos apuntaron que se trataba un autobús escolar con tres niños en su interior y al que el sospechoso de dirigió directamente; en las proximidades del área donde se produjo el atropello se encuentra un colegio público. Poco después, "el sospechoso salió del vehículo con armas de fuego de imitación y fue disparado por la Policía de Nueva York", indicó el departamento de policía a través de las redes sociales.

El conductor de la furgoneta alquilada a la tienda Home Depot parecía portar dos armas falsas.La investigación sobre lo ocurrido -a la que se ha sumado el FBI- está aún en un primer estadio, pero las autoridades están tratando el incidente como un posible acto de terrorismo. Según algunos oficiales consultados por la cadena NBC y varios testigos, el sospechoso gritó "Allahu Akbar" durante el incidente. La policía está realizando pesquisas sobre su identidad.

Entre sus pertenencias han encontrado su carnet de conducir de Florida y se cree que alquiló el vehículo fuera de la ciudad. Las cámaras de vigilancia de la calle West permitieron ver cómo el sospechoso caminó entre los coches antes de que la policía abriera fuego contra él. El conductor fue trasladado a un hospital cercano para ser tratado. Entre un fuerte despliegue policial, las fuerzas del orden tomaron el área comprendido entre la calle Chamber y la calle West, cerca del instituto Stuyvesant.Poco antes de las 16.30 hora local, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, llegaba a la zona del incidente como también hizo el gobernador del estado, Andrew Cuomo. Ambos fueron informados por la policía de los primeros detalles preliminares de la investigación, antes de que hicieran una declaración pública.

Además, en Twitter, el presidente de Estados Unidos condenó el atentando, señalando que parece otro ataque realizado por una persona muy "mala" y "desequilibrada". "Las fuerzas del orden están siguiendo esto de cerca", añadió.Este suceso se produjo mientras la ciudad -especialmente los niños- se preparaban para celebrar la noche de Halloween y recorrer las calles reuniendo caramelos y dulces haciendo el clásico 'truco y trato'. Con los primeros detalles, los vecinos de Manhattan recordaron de inmediato otro trágico incidente.